Frases de amor para los hijos

Palabras amorosas para tus hijos

Frases para los hijos
© Ana Cabreira

A lo largo de nuestra vida, nuestros hijos son capaces de brindarnos momentos y recuerdos inolvidables. Decirles cuánto los queremos y lo importantes que son les ayuda a generar una imagen de sí mismos sana; los niños con una buena autoestima tienen mejores relaciones interpersonales y logran establecerse como jóvenes y adultos más felices y exitosos. De nosotros depende que crezcan an un lugar amoroso, respetuoso de quiénes y cómo son ellos y donde se da posibilidad a un diálogo abierto y constructivo.

Si quieres ayudar a la autoestima de tu pequeño recuerda que actos simples como darles la posibilidad de escoger (cosas simples como elegir su ropa los hacen sentir empoderados y autosuficientes) o asignarles tareas en la casa, ayudan inmensamente a aumentarla. Además, muchos estudios demuestran que palabras amorosas y sinceras son clave para una autoestima sana y duradera. A continuación unas frases que pueden servir de inspiración para dejarles saber a tu hijo o hija cuánto los quieres: 

  • Durante los lejanos años de mi juventud, nunca imaginé que algún día llegaría a albergar dentro de mi ser un sentimiento tan profundo como el que tú me haces sentir a diario. Ahora que te veo crecer y convertirte en un joven maduro, quiero que sepas que el mundo que te espera es un lugar maravilloso, que la felicidad, hijo mío, es una manera de afrontar la vida y no una meta, es una elección. Yo te voy a acompañar en este camino con todo mi cariño. 
  • Hija muéstrate al mundo tal como eres, no escondas nada de ti, trabaja por ser tu mejor versión, pero no te compares con otras personas. Como eres, eres perfecta. 
  • El día que naciste dejé de ser la hija de mi madre para convertirme en la madre de mi hija. Ese día comenzó la vida para ti, y también una nueva vida para mí. Siempre estaré a tu lado.
  • Eres un rayo de sol, que llegó para demostrarme que la felicidad está hecha de cosas pequeñas, como abrazarte o verte reír. 
  • Gracias, hijo mío, por iluminarme con la paz de tu sonrisa, por detenerme en mi alocada carrera, ¡por enseñarme a disfrutar la vida!
  • Hija, me llenaste el corazón de sueños y promesas  al ver tus ojitos tan brillantes y tus manitas tan frágiles. Apenas si podía creer que eras mía y solamente mía. Creceremos juntas, iré contigo de la mano.
  • Hijo mío, espero que Dios te llene de sabiduría para conducirte en el camino que Él ha trazado para ti.
  • Hijo, a lo largo de mi vida he experimentando muchos momentos de alegría, pero ninguno como verte crecer día a día. La felicidad de estar a tu lado es inigualable.
  • Eres una maravillosa hija y estoy seguro que la vida será generosa contigo; aunque el camino sea largo recuerda siempre que puedes contar con todo mi amor y mi ayuda, soy tu padre siempre estaré pendiente de ti.
  • Hijo, eres mi presente, serás mi futuro y lo mejor que me ha pasado.
  • Hijo, es una verdadera bendición de Dios el que pueda contar contigo en mi vida.
  • Hija, crecerás hasta el punto en que ya no podré tenerte en mis brazos, pero siempre habrá espacio para ti en mi corazón. 
  • Hijo, no sabía que tenía un hueco en mi corazón, hasta que tú llegaste para llenarlo.
  • Hijo, quiero hacer tu sonrisa mía, tus triunfos míos, todo aquello que te de alegría compartámoslo juntos, así como aquello que te hiere y te lástima, aquello que te hace llorar, compartámoslo, lloremos juntos, dame la oportunidad de ayudarte a levantarte.
  • Hijos míos ustedes son mi orgullo, una esperanza que vibra y un milagro eterno que alimenta mi alma.
  • Imaginaba tu risa y cómo sería tu rostro, desde antes de que pudiera mantenerte entre mis manos. Ahora, te has convertido en el regalo más maravilloso que jamás haya podido recibir.
  • Quiero lo mejor para ti hijo, quiero que lleves en tu corazón paz y amor, así serás una buena pareja para quien llegue a tu vida.
  • Hija, nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo. Ni siquiera yo. Si tienes un sueño, tienes que protegerlo. Las personas que no son capaces de hacer algo te dirán que tú tampoco puedes. Si quieres algo trabaja por alcanzarlo. 
  • Tu llegada cambió muchas cosas y me hizo poner en perspectiva muchos de los pensamientos que yo tenía. De hoy en adelante, quiero ser una mejor persona para darte el ejemplo que necesitas, porque ahora eres lo más importante para mí. 
  • No importa lo que digas, no importa lo que hagas, no importa donde estés. Yo siempre te voy a amar. Nunca olvides que mi amor hacia ti es incondicional.

 

Más frases de amor para una hija

Más frases de amor para un hijo