Fibber

El juego que descubre al mentiroso

Fibber-caja.jpg
© Spin Master por María Machuca

Fibber es un juego para niños publicado por Spin Master Games los creadores de Hedbanz.  Es un juego lleno de colorido y divertidos accesorios que llamarán la atención de los pequeños. Como bien lo dice el nombre es un juego en donde si se descubre al mentiroso le crecerá la nariz como en la historia clásica de Pinocho.  

 

INFORMACIÓN GENERAL

Objetivo del juego:  Ser el jugador con la nariz más corta al final del juego.

Jugadores:  3 a 4

Edades:  7 años o más

Contenido:

4 anteojos

11 narices

1 tablero

24 cartas

Instrucciones

Nota:  Existe una versión con piezas adicionales que incluye 6 anteojos, 20 narices y 36 cartas.

 

Descripción de las cartas

  • El juego incluye 20 cartas con imagenes de diferentes personajes.  Hay cuatro cartas por cada personaje.  Los personajes son:

    • Pie Grande

    • Fantasma

    • Extraterrestre

    • Bruja

    • Dragón

  • Las otras cuatro cartas son comodines por lo que pueden hacer la función del cualquiera de los personajes. Estas cartas tienen dibujados los cinco personajes.

 

REGLAS
Antes de comenzar

  • Entrega a cada jugador un anteojos.

  • Coloca el tablero en medio de los jugadores.

  • Coloca la nariz color plata en el espacio de PIe Grande y las otras narices alrededor del tablero.

  • Mezcla y reparte las cartas de manera equitativa entre todos los jugadores.

  • Comienza el jugador que está a tu izquierda.

  • El juego continúa a favor de la manecillas del reloj.

    Desarrollo del juego

    • La jugada depende del espacio en donde esté la nariz plateada.

    • Si está en el espacio de Pie Grande se jugará con cartas de este personaje.

    • En tu turno debes escoger una o varias cartas de tu mano y colocarlas boca abajo en el medio del tablero.

    • Debes decir en voz alta que cantidad de cartas del personaje que viste y descartaste.  Esto puede ser verdad o mentira.

    • Si los jugadores te creen no pasa nada y continua el juego.

    • Si un jugador no te cree te llamará Fibber (Mentiroso).

    • Si estás diciendo la verdad muestras tus cartas y el jugador que te acusó tendrá que ponerse una nariz y tomas todas las cartas de la pila de descarte.

    • Si estás diciendo una mentira, tendrás que ponerte una nariz y tomar todas las cartas que estén en la pila de descarte.

    • Si se te acaban las cartas que tienes en mano, remueve todas tus narices y colócalas alrededor del tablero. Recoge todas las cartas de tus oponentes y vuelve a repartirlas.  El juego continúa en la casilla de Pie Grande.

    Final del juego

    • El juego termina cuando un jugador se coloca la última nariz.  La última nariz siempre será la plateada que está en el tablero.

    • El jugador con menos narices gana el juego. Si hay un empate gane el que tenga menos cartas en mano.

     

    Versión simple para jugadores más jóvenes

    • En esta versión se juegan cinco rondas.

    • El juego se comienza de la misma forma.

    • En esta ocasión no se utiliza la nariz plateada en el tablero.

    • En tu turno juegas una carta y anuncias que viste uno de los personajes (puede ser cierto o falso).

    • Si te creen el próximo jugador juega una carta con el mismo personaje.

    • Si no te creen te llaman Fibber. Si decías la verdad el otro jugador toma la última carta y una nariz. Si decias mentira tomarás la última carta y una nariz.

    • El juego termina cuando se acaban las cartas.

    • En cada ronda se anota un punto por cada nariz que tengas.

    • Al final de las cinco rondas gana el que tenga menos puntos.

     

    EVALUACIÓN

    El juego resultó ser bastante divertido aunque en ocasiones un tanto predecible, principalmente si los jugadores se conoce bien.  El hecho de tener que hacer crecer tu nariz cuando eres atrapado en la mentira enseña que este acto tiene consecuencias, por lo que Fibber ofrece una gran oportunidad para iniciar una conversación sobre valores.  Luego de jugarlo por un largo periodo los anteojos pueden ser un tanto incómodos. En términos generales es bastante divertido, especialmente para los niños pequeños. El juego resulta más divertido con muchos jugadores por lo que es ideal para jugar en familia.