Festeja el Día de Muertos escribiendo calaveras con tus hijos

la-catrina-dreamstime_xs_21766902.jpg
La Catrina es un personaje principal en las calaveras. © Misshavara | Dreamstime.com

Una tradición popular literaria asociada con el festejo de Día de Muertos en México es la calavera, un poema escrito en forma de epitafio recordando a algún amigo, familiar, político u otro ser vivo (no muerto) en tono de burla y contando cómo se lo llevó la Catrina (la Muerte).

La costumbre de escribir calaveras se originó a mediados del siglo XIX como una forma de caricaturar a figuras de poder, y se consolidó a principios del siglo XX cuando los grabados artísticos de calaveras del mexicano José Guadalupe Posadas se usaron en volantes junto con los poemas que se repartían en forma de protesta en contra del gobierno represivo de Porfirio Díaz.

Posada decía que la Catrina (su famosa creación del esqueleto elegante de la Muerte) era la mujer que traía la igualdad a ricos y pobres, ya que al final se lleva a todos por igual.

La costumbre literaria es imaginativa y divertida, y es otra de las muchas formas en que los mexicanos se ríen de la muerte. Las calaveras son poesías cortas que cuentan cómo murió alguien y por qué se lo llevó la Catrina.

"Estaba Julián jugando con un salero,
pasó la muerte y le dijo te quiero."

"Estaba la Maestra Margarita
Borrando el pizarrón
Cuando llegó la Calaca
Tilica y flaca
Y se la llevó al panteón."

Para festejar este Día de Muertos, ¿por qué no invitas a tus hijos a escribir unas calaveras sobre las personas que conocen?

Así es cómo hacerlo:

1. Escojan a los personajes

Si quieres, invita a cada uno de tus hijos a escoger a alguien diferente. El sujeto de la calavera puede ser un familiar (tú, por ejemplo), algún maestro o alguien de la escuela, o una figura pública como un atleta famoso o una estrella de cine.

2. Imaginen a este personaje en caricatura

¿A qué se dedica?¿Cuáles son sus características más notables?¿Es orgulloso, latoso, callado, comelón o gritón?

Para que funcione, la calavera tiene que ser reconocible la persona por algún detalle sobre su forma de ser o su actividad diaria.

3. Piensen por qué lo lleva la Muerte

No tiene que ser una razón real. Se trata de escribir algo chistoso. Por ejemplo, si a ti te gusta jugar fútbol, tal vez la Catrina te lleve por fallar un penal. O si no puedes dejar de ver Facebook en tu teléfono, tal vez la Muerte te ponga “Ya no me gusta” en algún post tuyo y te mueras de coraje.

Usen la imaginación, y busquen las razones más ridículas (pero que tengan algo que ver con el personaje escogido).

4. Escriban la primera línea

Por lo general, empiezan las calaveras con “Estaba (fulano) haciendo (lo que hace siempre)”. Es muy útil si la línea termina con una palabra fácil de rimar, con terminación –ando, -iendo, -ón, -ina, etc.

5. Empiecen la segunda línea con “Y llegó la Catrina (la Calaca, la Huesuda, la Muerte, etc.)”

Ya puedes dejar que tus hijos usen su imaginación para terminar su poema describiendo cómo y por qué la Muerte se llevó a su víctima.

Acuérdense que la tradición popular no es escribir datos terroríficos sino chistosos. Entonces están prohibidas las descripciones sangrientas y violentas. Tampoco promuevas burlas pesadas; se trata de reírnos de nosotros mismos sin lastimar los sentimientos de nadie.

6. Copien el poema en una hoja grande

Usando su mejor letra, que cada “calaverista” inmortalice su esfuerzo literario con la mejor letra, muy legible, y dejando espacio para alguna ilustración.

7. Ilustren el poema

Para inspiración, proporciona a tus hijos una copia del grabado de la Catrina por Posada.

8. Lean todas las calaveras en voz alta.

El Día de Muertos, reúnanse junto al Altar de Muertos (si acostumbran poner altar en tu casa) y lean las calaveras en voz alta. Explica a tus hijos que esta es una costumbre popular en México, y que su participación significa que esta tradición no se olvidará. Con aplausos y risas demuestren su aprecio por los esfuerzos de todos.

9. Pongan las calaveras en un lugar público

Cuelguen las hojas en la pared, o sácales foto para publicarla en Facebook.

Deben sentirse orgullosos de continuar esta tradición literaria asociada desde hace más de 100 años con el Día de Muertos.