Fantasias sexuales en la adolescencia

Lo que debe saber tu hijo sobre ellas

Nuvola_erotic.png

Las fantasías sexuales son representaciones mentales de actos sexuales. Pueden ser voluntarias o involuntarias. Es decir pueden ser algo que queremos imaginar o algo que la mente crea sin que la persona que tiene esa fantasía haya decidido sobre ello. Todas las personas, tanto hombres como mujeres, tienen fantasías sexuales y estas comienzan en la primera adolescencia. No son fruto de ningún desarreglo sino que están dentro de la sexualidad normal y sana.

Por qué aparecen en la adolescencia

Al inicio de la pubertad, en la primera adolescencia, los chicos y las chicas comienzan el proceso que les llevará al pleno desarrollo de su sexualidad. En ese momento también suelen empezar a masturbarse y es cuando aparecen las fantasías sexuales. Todas esas etapas del despertar sexual son normales y se van sucediendo unas a otras.

Lo que nos e puede es ‘redecir cuándo un chico o una chica empezará a tener fantasías sexuales, unos comienzan antes y otros, más tarde. Con las fantasías ocurre igual que con el resto de las etapas de maduración sexual, a partir del comienzo de la pubertad todas se van sucediendo en los chicos y chicas que tienen una sexualidad sana pero no se puede saber en qué momento ocurrirá cada una.

Diferencia entre deseo y fantasía

Algunos chicos pueden confundir las fantasías con el deseo sexual. Es importante que entiendan la diferencia entre ambos.

La razón de que se confundan es que ambos son procesos mentales pero tienen una diferencia que es esencial: las fantasías son solo eso, fantasías. Y la inmensa mayoría de las personas nunca las llevarán a la práctica. Son pensamientos íntimos que también, en la mayoría de los casos, se guardan para uno mismo y que forman parte de la propia sexualidad en un plano exclusivamente mental.

El deseo, sin embargo, es la apetencia de sexo real, es el sentimiento previo a la práctica sexual.

Fantasías homosexuales

Muchos adolescentes tienen fantasías sexuales homosexuales. En la pubertad, chicos y chicas comienzan a descubrir su orientación sexual, durante un tiempo muchos de ellos tienen dudas sobre si son homosexuales o heterosexuales y es frecuente que en ese tiempo incluso los heterosexuales tengan fantasías sexuales con contenido homosexual.

Es importante que los chicos sepan esto. Que sepan que pueden tener ese tipo de fantasías y no ser homosexuales. Y es importante que lo sepan porque a algunos eso les provoca mucho desconcierto.

Como ocurre con el resto de las fantasías, como se trata solamente de una actividad mental uno puede permitirse licencias que en la realidad no se permitiría. Pero es importante que los chicos entiendan que se trata solo de actividades mentales y que no deben sentir ningún tipo de culpabilidad por esos pensamientos.