¿Existen los alimentos afrodisiacos?

Te contamos qué alimentos afrodisiacos pueden encender tu pasión

Alimentos afrodisiacos para San Valentín
Hay alimentos que tienen la capacidad de estimular tu deseo sexual. Jon Edwards Photography / Getty Images

Desde tiempos inmemoriales, el hombre ha buscado alimentos afrodisiacos que enciendan su pasión. Por ello, en todas las culturas existen recetas mágicas, sabores especiales y bebidas prohibidas que, se cree, mejoran la actividad sexual.

Debido a la poca literatura científica existente, los expertos les atribuyen un efecto placebo. Sin embargo, el estudio del profesor Massimo Marcone, del Departamento de Ciencias de la Alimentación de la Universidad de Guelph, en Canadá, y el alumno de maestría John Melnyk, han ido más allá.

Sí, hay alimentos afrodisiacos 

Su trabajo se publicó en la revista médica Food Research International y encontró que algunos alimentos como el ginseng o el azafrán podían impulsar el rendimiento sexual. Asimismo, observaron como otros como el vino y el chocolate también podían mejorar el encuentro sexual. “Aunque quizá estos efectos están más bien en nuestra mente”, señaló Massimo Marcone.

Su estudio descubrió que otros alimentos como la yohimbina, una sustancia química natural de árboles yohimbe de África Occidental, mejoran la función sexual humana.

Asimismo, según los expertos, son muchos los individuos que aseguran tener un aumento del deseo sexual después de comer muira puama, una planta con flores se encuentra en Brasil; raíz de Maca, una planta de mostaza en los Andes, y chocolate.

La nuez moscada, el olor del clavo, el ajo, el jengibre y el ámbar gris, formado en el tracto intestinal de los cachalotes, se encuentran también entre las sustancias relacionadas con el comportamiento sexual aumentado en los animales.

Mientras que sus descubrimientos apoyan el uso de alimentos y plantas para el aumentar el rendimiento sexual, los autores instan a la precaución. "En la actualidad, no hay pruebas suficientes para apoyar el uso generalizado de estas sustancias como afrodisíacos eficaces", dijo Marcone. "Se necesitan más estudios para comprender mejor los efectos que estos alimentos y plantas producen en el ser humano”.

¿Es afrodisiaco el chocolate?

A pesar de su supuesto efecto afrodisíaco, el chocolate no estaba vinculado a la excitación sexual o la satisfacción, según el estudio. "Puede ser que algunas personas sientan un efecto ante la exposición a determinados ingredientes del chocolate, principalmente la feniletilamina, que pueden afectar los niveles de endorfinas y serotonina en el cerebro", señaló Marcone. Ambas sustancias están implicadas en la química del enamoramiento.

Ver también: Chocolate: ¿por qué es bueno para la salud?

Son muy nutritivos y antioxidantes

Hay que añadir que la mayoría de los alimentos afrodisíacos son altamente nutritivos y provocan en el cuerpo reacciones de calor y vitalidad. Esta podría ser la razón por la que se les atribuyen beneficios para la mejora de la potencia sexual. De hecho, existen otros menos glamurosos como las lentejas, las alubias blancas, los frutos secos en general, los cereales, los huevos o el brócoli a los que también se les atribuyen efectos positivos en la libido. Los cereales integrales y verduras varias son ricas en vitaminas del complejo B (como la niacina) que actúan como vasodilatadores y ayudan en la producción de histamina, una sustancia implicada en el orgasmo, tal y como afirma la doctora Sarah Brewer, nutricionista y autora del libro Increase your sex drive (Aumenta tu deseo sexual).

En cuanto a las bebidas, el vino es el mejor estimulante. De hecho, una investigación realizada por científicos de la Universidad de Florencia (Italia) observó que aquellas mujeres que bebían dos copas de vino al día tenían mayor deseo sexual. Los expertos sugirieron que la respuesta podía estar en los antioxidantes que aumentan el flujo sanguíneo.

Una dieta sana

Y una vez más, volvemos a insistir en que la dieta sana y equilibrada juega un papel muy importante en todos los aspectos de nuestra vida, incluso en el sexo. Un estudio demostró que las mujeres con un nivel alto de colesterol y grasas experimentaban un descenso de la excitación, el orgasmo y el deseo sexual, en cambio, la dieta mediterránea favorecía unas relaciones sexuales satisfactorias. El trabajo se llevó a cabo por investigadores de la Seconda Universitá degli Studi en Nápoles (Italia).

Otro trabajo, realizado por la Annamaria Veronelli, de la Universidad de Milán, señaló que las mujeres con diabetes, obesidad y baja actividad de la glándula tiroides podían experimentar también problemas en su vida sexual.

Referencias: