Estructura del texto expositivo

Un elefante africano hembra gigante (Loxodonta africana) al atardecer
Buena Vista Images/Getty Images

El texto expositivo es un escrito elaborado con lenguaje simple y objetivo que pretende informar a un público general acerca de un tema. Muchas veces está destinado a un lector que puede no tener conocimientos previos acerca de la materia que se trata. Los textos expositivos pueden ser divulgativos y especializados; los primeros se dirigen a la audiencia en general, y los segundo a un público más educado en el tema, pero ambos apuntas a exponer un tema.

 

Estructura del texto expositivo 

La estructura del texto expositivo consta de tres partes: la introducción, el desarrollo y la conclusión. 

La introducción es la primera parte y reviste una especial importancia ya que es allí donde el redactor debe presentar el tema que será tratado en el texto y hacerlo de una  manera que atrape el interés del lector. No es necesariamente una parte extensa; por ejemplo, si se va a tratar la contaminación del aire en las ciudades, en la introducción se puede exponer brevemente en qué consiste dicho fenómeno.

En el desarrollo del texto, el cuerpo central del mismo, se plasman las ideas principales del tema. Aquí se exponen, uno a uno, los argumentos que el autor quiere exponer, de manera ordenada y coherente. Siguiendo con el ejemplo anterior, en el desarrollo del texto, el autor explicará mejor el concepto y las formas de contaminación del aire en las ciudades, sus causas y consecuencias, las manera de reducirlo, las medidas que algunas ciudades y países toman para atacar el problema, estudios del impacto de la calidad del aire en la salud de hombres y animales y similares.

En la conclusión, la parte final del texto, puede aparecer un breve resumen de los puntos tratados en el desarrollo, ofreciendo una evaluación de la presentación o simplemente una síntesis de los argumentos. 

Ejemplos textos expositivo y partes de su estructura 

 A continuación aparece la introducción de un texto expositivo acerca del elefante africano

  • "Los elefantes africanos son los animales terrestres más grandes de la Tierra. Superan ligeramente en tamaño a sus primos asiáticos, y se les puede reconocer por sus enormes orejas, que tienen una forma parecida a la del continente africano. (Las orejas de los elefantes asiáticos son redondas y más pequeñas.) Las orejas de los elefantes irradian calor para ayudar a refrescar a estos enormes animales, aunque a veces el calor africano es demasiado para ellos. A los elefantes les encanta el agua, y disfrutan duchándose. Para ello, absorben agua con la trompa y se la rocían encima. Después suelen cubrirse la piel con una capa protectora de polvo".

A continuación se presenta el desarrollo de un artículo acerca de las vacunas

  • "Durante unas semanas después del nacimiento, los bebés tienen algo de protección contra los microbios que les causan enfermedades. Esta protección se transmite de la madre a través de la placenta antes del nacimiento. Después de un corto tiempo, esta protección natural desaparece. Las vacunas ayudan a proteger contra muchas enfermedades que solían ser mucho más comunes. Los ejemplos incluyen tétanos, difteria, paperas, sarampión, tos ferina (tos convulsiva), meningitis y poliomielitis. Muchas de estas infecciones pueden causar enfermedades serias o potencialmente mortales y pueden llevar a discapacidades de por vida. Gracias a las vacunas, muchas de estas enfermedades ahora son poco frecuentes. (...) A algunas personas les preocupa que las vacunas no sean seguras y que puedan ser dañinas, especialmente para los niños. Estas personas pueden solicitarle al proveedor de atención médica que espere o, incluso, pueden optar por no aplicar la vacuna. Sin embargo, los beneficios de las vacunas superan con creces los riesgos".

    Por último este fragmento muestra cómo se escribe una conclusión, en este caso la OMS (Organización Mundial de la Salud) redacta un artículo acerca del calentamiento global, y luego de exponer sus efectos en la salud de las personas, sintetiza su posición de la siguiente manera:

    • "Hay muchas políticas y opciones individuales que pueden reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y reportar importantes beneficios colaterales para la salud. Por ejemplo, el fomento del uso seguro del transporte público y de formas de desplazamiento activas —a pie o en bicicleta como alternativa a los vehículos privados— podría reducir las emisiones de dióxido de carbono y la carga que supone la contaminación del aire en las viviendas y la contaminación atmosférica, que cada año provocan unos 4,3 millones y 3,7 millones de defunciones, respectivamente. En 2015, la Asamblea Mundial de la Salud aprobó un nuevo plan de trabajo de la OMS en materia de cambio climático y salud. Dicho plan incluye los aspectos siguientes 1) Alianzas: coordinarse con otras organizaciones del sistema de las Naciones Unidas y velar por que la salud esté representada adecuadamente en la agenda sobre el cambio climático. 2) Concienciación: proporcionar y difundir información sobre las amenazas que plantea el cambio climático para la salud humana y las oportunidades de fomentar la salud reduciendo las emisiones de carbono. 3) Ciencia y datos probatorios: coordinar las revisiones de la evidencia científica existente sobre la relación entre el cambio climático y la salud, y elaborar una agenda de investigación mundial. 4) Apoyo a la puesta en práctica de la respuesta de salud pública al cambio climático: ayudar a los países a crear capacidad para reducir la vulnerabilidad de la salud al cambio climático y fomentar la salud reduciendo las emisiones de carbono".