Estrategias de sexo oral para ella

Sexo oral que ella nunca olvidará

Sexo oral para ella
Haz que ella experimente el mejor sexo oral de su vida. ©Tony Anderson/Taxi/Getty Images

El sexo oral para ellas es una práctica erótica que consiste en acariciar los genitales femeninos con la boca, lengua y dientes. Se le llama también cunnilingus, que deriva de dos palabras en latín: cunnus (vulva) y lingere (lamer). El sexo oral puede ser muy placentero para la pareja que lo comparte, porque es más suave e íntimo que la penetración. Tanto recibir como dar caricias orales es muy sensual y excitante.

Además, suele ser un  reflejo de confianza e intimidad entre ambos.

Cuando durante el sexo oral te dejas llevar por la pasión e inspiración que tu compañera te provoca, tu boca lamerá, frotará, chupará y dará mordiscos, todo ello con distintos grados de intensidad y según el momento lo requiera. Cuando verdaderamente disfrutas del sexo oral con tu pareja te agrada todo de ello: sabores, aromas, cercanía, contacto, calor, humedad, texturas y formas. Todo es delicioso y es una experiencia multisensorial. Entonces tu boca se moverá hábilmente por los distintos lugares visibles y secretos de la anatomía sexual femenina.

Los lugares claves que puedes acariciar durante el sexo oral son la vulva en su totalidad: monte púbico, labios, clítoris, entrada de la vagina y perineo. Algunas personas también incluyen la abertura anal durante sus sesiones de sexo oral. Cada una de estas partes es  sensible a la estimulación sexual y por ello se les llama zonas erógenas.

Sin embargo, el clítoris es la zona que tiene más terminaciones nerviosas - inclusive más que el pene - y es allí donde puedes aprovechar ese potencial para regalar a tu compañera elevadas dosis de placer y éxtasis sexual.

Preparativos para que sea siempre una experiencia agradable

  • Una ducha rápida o un sensual baño juntos eliminarán cualquier idea de que los genitales femeninos tendrán un olor y sabor poco agradables. Este temor lo pueden tener ambos.
    • Enciende una vela para que puedas ver a tu pareja, pero lo suficientemente sutil para que ella no se sienta expuesta. Recuerda que los genitales femeninos no se suelen mostrar, y se les ha enseñado a los mujeres a mantenerlos "protegidos". Por ello, el sexo oral requiere que tu compañera confíe en ti.
    • Ella pudiera pensar que no te gustan sus genitales, que no los encuentras hermosos y que no los querrás besar ni acariciar. Por ello, es muy importante que le expreses con palabras, gestos, sonidos y susurros cuánto te gustan, agradan y excitan sus partes más íntimas. Dile lo bien que se siente, lo bien que ella sabe, lo mucho que te gusta su aroma femenino más íntimo. Lo delicioso que es todo esto para ti.
    • De esta manera, ella estará más receptiva y podrá entregarse más plenamente durante el sexo oral.
    • Si eres quien está recibiendo sexo oral, ten presente que tu pareja se sentirá más amada y unida a ti si después - o cuando sea el mejor momento - tú también le obsequies una apasionada sesión de sexo oral, especial para él.
    • Puedes comunicarle a tu pareja qué caricias y movimientos te gustan más, y también pedirle que te estimule de cierta forma. Hazlo sin perder la conexión con el placer que estás sintiendo. Jamás como una crítica.

      Sexo oral inolvidable para ella

      1. Antes de descender con tu boca hacia los genitales de ella, acarícialos con tus manos. Hazlo con delicadeza, suavidad y erotismo. Este gesto, aunque íntimo, es un preludio para entrar en confianza y luego continuar con el sexo oral. Prueba también estas caricias para ella inspiradas en el Kama Sutra que sirven para despertar sutil e intensamente el deseo femenino. 

      2. Acerca luego tu boca hacia su pelvis y besa su ombligo para luego ir descendiendo con suaves besos hasta llegar a sus caderas, ingles y finalmente sus genitales. Besa toda su área genital sin detenerte en nada en particular. Familiarizate con el terreno.

      3. Luego, deja que tu inspiración te guíe. Tal vez puedas comenzar lamiendo un poco el capuchón del clítoris, siempre con suavidad al inicio.

      4.

      Luego, podrías descorrer suavemente los labios externos para pasar tu lengua suave y sensualmente entre ellos y los labios internos.

      5. Después, haz pequeños movimientos de succión cerca del clítoris.

      6. Continúa con toques en el clítoris con tu lengua. Luego afila tu lengua un poco para que estos movimientos sean más intensos y estimulantes.

      7. Dependiendo de las reacciones de ella - cada mujer es un mundo - acércate a la entrada de la vagina y acaricia con tu lengua toda esa zona, rodeando la entrada con tu lengua. Pero todavía no hagas movimientos de penetración con ella. Haz que tu compañera espere un poco más. Esto la excitará aún más.

      8. Regresa y estimula con tu boca, lengua y dientes los labios internos y externos. Sube hasta el monte púbico.

      9. Concéntrate después en el clítoris y haz allí distintos movimientos también con tu lengua y boca.

      10. Desciende hacia la abertura vaginal y utiliza tu lengua para realizar movimientos similares a los de penetración.

      11. Regresa al clítoris, y mientras lo estimulas con tu lengua, introduce uno o dos dedos en su vagina, y realiza caricias y movimientos allí dentro para estimular su punto G y otras zonas sensibles en la vagina. Para muchas mujeres, esta estimulación simultánea del clítoris de manera oral junto con las caricias de penetración - con los dedos o algún juguete sexual - es intensamente placentera.

      12. Continúa creando tus propios movimientos a partir de las reacciones de tu compañera. Ella podría o no llegar al orgasmo, pero sin duda habrá alcanzado increibles niveles de placer sensual íntimo y erótico junto a ti.

      Práctica el sexo oral de manera segura

      Durante el sexo oral puedes adquirir y contagiar una enfermedad de transmisión sexual. Por ello, sólo practica sexo oral sin protección si verdaderamente conocer la salud sexual de tu pareja y si estás en una relación monógama. Si tienes múltiples parejas sexuales es imprescindible que cubras la vulva con una banda de látex antes de dar o recibir sexo oral en esa zona.

      Lee también: 16 consejos imprescindibles para tener sexo oral seguro y placentero