Estilos de sostén para diferentes formas de senos

©James Darell GettyImages

Para escoger el sostén ideal no solo hay que conocer tu talle de sujetador y tener definido el color o en donde lo comprarás. Es muy importante conocerte a ti misma a fondo y eso incluye saber exactamente qué tipo de senos tienes.

Mírate al espejo desde todos los ángulos posibles. Gira a la derecha, luego a la izquierda. Vete de frente. ¿Son tus senos grandes y parejos? ¿Acaso un poco desiguales? ¿Tienen tus senos forma de pera?

Estúdiate y defínete ya que para cada tipo de seno hay un estilo de sujetador ideal.

Si tienes senos grandes y parejos…

Me refiero a senos grandes, firmes y redondeados. Si observas que tienen un grosor muy bien distribuido en todo el seno, entonces estás dentro de este grupo. Los sostenes ideales para ti serán aquellos que te brinden el soporte adecuado y con ello, la comodidad necesaria para realizar cualquier tipo de tarea sin que el busto se mueva hacia todos lados. Un sujetador de cobertura total es fantástico ya que no solo sostiene y contiene, sino que ayuda a dar una forma mucho más suave y redondeada al pecho. Los sujetadores con media copa de corte bajo también son muy buenos ya que toman el seno desde abajo y no lo "cortan" a la mitad como lo harían otros tipos de sujetador. Si te sientes realmente sexy y quieres dejar de lado el look "modesto", un sostén estilo balconette será el ideal para ti ya que muestra un importante escote elevando los senos.

Si tienes senos en forma de pera…

Imagina una pera cortada a la mitad desde el cabo hasta abajo. Los senos con forma de pera son planos en la parte superior y más rellenos desde el pezón hacia abajo. Si esta es la forma de tus senos entonces los estilos que más te conviene usar serán el sostén con almohadilla y el de copa suave.

Un sostén con almohadilla en la parte inferior ayudará a darle un aspecto más redondeado al seno, levantándolo un poco más y creando la ilusión de un escote más relleno. Un sostén de copa suave le dará forma y elevará también los senos aunque en menor proporción que con un sostén con almohadilla.

Si tienes senos con pezones prominentes…

Los senos puntiagudos (como se le conocen mayormente) son bastante difíciles de domar y necesitan de mucha ayuda para obtener la forma redondeada que asociamos con los senos.

Un sostén estilo camiseta con copas moldeadas es ideal para evitar que los pezones sean los reyes del show. Además, la estructura de la copa ayudará a conseguir la forma suave y redondeada que estas buscando.

Un sostén con almohadillas es la mejor opción si quieres que tus senos tengan una forma redonda y uniforme bajo tus tops. Olvídate de los sostenes de copa suave ya que no cumplirán con el objetivo.

Como otra opción tienes el sostén push up. La magia de este sujetador se hará cargo de redondear, juntar y elevar tus senos, creando la ilusión de un escote perfecto.

Si tienes los senos muy juntos…

Si tienes los senos muy juntos y no escoges el tipo de sostén adecuado, corres el riesgo de acabar luciendo como si tuvieras un único seno gigante.

Es por esta razón que debes dejar de lado todo sostén que tenga la unión entre copas muy ancha. Debes concentrarte en sostenes con una buena separación entre ambas copas y que la misma sea una pieza delgada. Los sostenes con copas encapsuladas ayudarán a separar los senos y crear una imagen mucho más sentadora para tus tops.

Si tienes los senos muy separados…

Si tienes los senos separados puedes optar por algunos estilos que logren unir los senos hacia el escote, dando un aspecto mucho más sexy y femenino. Un sostén push up elevará y unirá los senos, por lo que es muy recomendable. Si quieres darle mas forma, puedes optar por un sujetador estilo balconette que redondeará las formas elevando un poco los senos o un sostén estilo plunge, cuyas almohadillas laterales ubicadas en las copas harán que los senos caigan naturalmente hacia el centro.

Si tienes los senos desiguales…

Todas las mujeres tenemos un pecho más grande que el otro, pero en algunos casos las diferencias de tamaño pueden provocar no solo molestias físicas y sicológicas sino también problemas para encontrar un sujetador que calce cómodo y de una imagen sexy.

Para disminuir la diferencia puedes optar por escoger sujetadores con copa elástica (generalmente son piezas de lencería modeladora) que pueden ayudarte a dar forma similar a los senos. Para una solución rápida y fácil, puedes optar por sostenes con almohadillas removibles y jugar a quitar o poner hasta sentirte más cómoda y equilibrada.

Si tienes los senos pequeños…

El que tengas senos pequeños no significa que no debes usar un sostén o que debas limitarte solo a los sostenes deportivos o sujetadores de entrenamiento. Todas requerimos de soporte, protección y algo de modestia para evitar que los pezones se trasluzcan a través de la camisa y se raspen contra la ropa. Si no tienes interés en aumentar el tamaño, puedes optar por sostenes estilo camiseta sin almohadillas, sostenes estilo bandeau o sexy camisolas.

Si quieres agregarle un par de medidas a tu busto puedes optar por sostenes de media copa con almohadillas pero quédate lejos del push up ya que sencillamente no se vería natural.