Estilos de ropa interior masculina que las mujeres amamos y odiamos

Estilos de ropa interior masculina que las mujeres amamos y odiamos

Aunque sabemos que gran parte de la sensualidad de una persona está en si misma, no podemos negar que sus elecciones en lencería pueden quitar o agregar puntos con igual facilidad. En el caso de los hombres – o al menos gran parte de ellos – prioriza la comodidad antes del estilo cuando se trata de comprar ropa interior, pero lo cierto es que una balanceada combinación de ambos factores en la elección del estilo de ropa interior masculina puede ser la clave del éxito con las mujeres.

01
de 02

Los estilos que si gustan

82852265.jpg
©GettyImages

Al contrario de lo que muchos piensan, las mujeres también prestamos atención (¡y mucha!) a la lencería masculina. En líneas generales, hay dos modelos de calzoncillos que se repiten cuando se hace la pregunta: ¿qué tipo de ropa interior masculina prefieren las mujeres? La respuesta: bóxer y bóxer briefs.

  • Bóxer

Generalmente nos referimos a un bóxer cuando hablamos de los calzoncillos estilo short.  De hecho los calzoncillos bóxer se inspiran en el diseño de los shorts usados por los boxeadores y de ahí mismo toman su nombre.

Los bóxer son sueltos aireados y confortables, aunque no brindan el soporte adecuado para realizar ciertas actividades –principalmente deportivas – y no se ven bien bajo un par de pantalones ajustados.

Se trata de un estilo de ropa interior muy sencillo y masculino a la vez y eso es lo que a la mayoría de las mujeres más les gusta del bóxer.

  • Bóxer brief y trunk

El híbrido más popular del universo de la ropa interior y el más grande favorito entre las mujeres, eso es un bóxer brief.

Este calzoncillo tiene la apariencia de un short de ciclista. Tiene la cobertura de un bóxer, se ajusta al cuerpo en cada centímetro y brinda el tan necesario soporte que da un brief.

Precisamente es el ajuste de esta prenda lo que más llama la atención del público femenino, especialmente en muslos y glúteos.

  • Materiales y colores

En lo que de materiales y colores se trata, lo clásico parece ser lo mejor. Materiales como el algodón puro o en combinación con porcentajes de spandex para agregar elasticidad a la prenda son los grandes preferidos de las mujeres en la actualidad.  Blanco, gris, negro y azul marino son los elegidos como los favoritos de todos los tiempos, pero esto no quiere decir que un estampado moderno o colores fuertes no llamen la atención de las mujeres también, siempre que se haga con elegancia.

02
de 02

Los estilos que no gustan tanto

175646456.jpg
© 2013 GettyImages

Entre los diferentes estilos de ropa interior masculina existen algunos modelos que, según gran parte de las mujeres del mundo, deberían ser eliminados, o al menos reservados para ciertas ocasiones. Lo mismo sucede con ciertos colores y materiales. Repasémoslos.

  • Brief

Banda ancha y cómoda. Piernas abiertas hasta la altura de la ingle permiten usar gran variedad de prendas sin temor a que se note la ropa interior debajo de ellas, además de permitir moverse con gran libertad y sin aprisionamiento. Cobertura total del trasero y bragueta (opcional) en la parte delantera. Soporte, cobertura y comodidad, todas estas características hacen del brief una pieza ideal… ¿verdad? Pues no para una mujer.

¿Por qué no gustan los brief en un hombre? Sencillamente porque se trata de un estilo bastante infantil. Si lo piensas bien, el brief es el modelo por definición de la ropa interior para niños. La pieza infaltable. La número uno – y en muchas ocasiones la única opción- en el cajón de ropa interior de los peques.

  • Bikini

Comparte el nombre y el diseño con el modelo de panty femenina pero con mucha menos aceptación que la versión para mujeres. La poca cantidad de tela utilizada en el diseño permite que sea casi imposible notar líneas bajo la ropa pero definitivamente expone mucho más de lo que, en muchos casos,  se desearía ver.

Si quieres saber por qué el bikini no es uno de los favoritos femeninos, la respuesta es simple y concisa: mucha exposición.

  • Tanga

La cantidad de género utilizada en la confección de una tanga es realmente mínima. La tanga consiste en un bolsillo dónde se colocan los genitales y delgadísimas cintas de tela que se ajustan a la cadera. La parte posterior queda completamente al descubierto.

Si la cobertura del bikini es mínima, entonces la tanga es virtualmente inexistente. Afrontando la realidad, es necesario  ser un verdadero Apolo para llevar una tanga como se debe, definitivamente no se trata de un estilo para cualquiera. 

Otro punto a considerar es que las tangas masculinas se asocian principalmente con los bailarines exóticos y, en general, a menos que seas uno de ellos, este estilo no tiene mucho éxito con las mujeres fuera de una despedida de soltera.

  • Materiales y colores

Vayamos directamente al grano, debes despedirte para siempre de los calzoncillos de seda o satén. Definitivamente no hay nada de sensual o elegante en la ropa interior masculina brillante y resbaladiza.

Olvídate también de los estampados en “animal print” a menos que seas Tarzán. Aléjate de una vez de esos calzoncillos con el escudo de Superman o Batman. Definitivamente están fuera de la lista de lencería sexy. Si deseas agregar un poco de color y vida a tu ropa interior, lo mejor es que estés al corriente de las tendencias en estampados para la temporada y te asegures que la pieza que escojas vaya con tu estilo.