Estanterías exentas para ganar espacio

Conseguir espacio extra y más almacenaje usando baldas exentas

Las baldas exentas o voladas son aquellos estantes que colocas en la pared de forma independiente y que no encajan en ningún mueble.

Si que hay algunos muebles modulares que se complementan con este tipo de estantería pero aquí voy a referirme a la manera de utilizarlas de forma independiente.

Este tipo de estantería es ideal para aprovechar espacios perdidos en tu casa, como entrantes o mochetas, por ejemplo.

Si tienes poco espacio en algún cuarto de tu casa y necesitas colocar algunas cosas en estanterías te recomiendo utilizar este método.

01
de 07

Estantería exenta en la cocina

estanteria-exenta
Baldas exentas en la cocina. Foto © chatirygirl /flickr

Tener estanterías abiertas en la cocina tiene sus ventajas y desventajas en cuanto a limpieza pero, desde luego, las tiene en cuanto a ganar espacio:

  • Ocupan menos espacio 
  • Son más ligeras visualmente 
  • Son decorativas
  • Permiten tener a la vista lo que colocas en ellas
  • Son mucho más económicas
  • Son fáciles de consguir
  • Son fáciles de instalar
  • Puedes comprarlas en distintos materiales, colores y diseños
02
de 07

Las baldas exentas soportan un peso determinado

estanteria-exenta
Baldas exentas: calcula el peso que pueden soportar. Foto: slightly everything /flickr

Este tipo de estantería, puede estar sujeto a la pared con diferentes tipos de anclaje. Será este el que determine cuanto peso puede soportar. 

Con ese dato ya podrás saber qué colocar en ella. La mejor manera de elegirla es pues, saber qué puedes colocar en cada tipo de balda antes de elegir por estética.

Será diferente colocar copas de poco peso que tarros más pesados con, legumbres, por ejemplo.

03
de 07

Estantería sobre las puertas de una habitación

estanteria-exenta
Puedes colocar estanterías sobre las puertas para ganar espacio para libros. Foto: Johanna.B / flickr

Si tienes una habitación pequeña como salón o biblioteca, es fácil ganar espacio de almacenaje para libros y colecciones colocando una estantería exenta en el perímetrro de la habitación a la altura de la parte superior de las puertas. 

El inconveniente es que son de más difícil acceso, por lo que lo mejor es colocar cosas que no uses continuamente. 

04
de 07

Baldas exentas en el salón

estanteria-exenta
Las estanterías exentas ganan espacio. Foto © Leroy Merlin

En una de las paredes de un salón pequeño las baldas exentas dejan el espacio inferior libre y, con su ausencia de estructura, ocupan menos visualmente y físicamente.

Utilílizalas para exponer piezas de colección, DVDs o libros.

Si las pintas en el mismo tono de la pared se funden con ella y aún tienen menos peso visual. 

También puedes comprarlas, pintarlas o barnizarlas en el mismo color que predomine en tu decoración o en otro que contraste.

05
de 07

Estanterías voladas en el recibidor

baldas-exentas
Baldas exentas en el recibidor. Foto © Leroy Merlin

En un recibidor pequeño una buena solución es colocar una balda en lugar del típico mueble.

Colocando un espejo sobre ella tendrás las dos piezas indispensables para el hallsin ocupar apenas espacio. 

Puedes completarlo con una percha y así, en pocos centimetros, tendrás un mueble adecuado por muy poco dinero. 

06
de 07

Baldas exentas para aprovechar entrantes

baldas exentas
Estas baldas aprovechan un entrante en la pared. Foto © Leroy Merlin

A menudo en las casas hay huecos hechos a propósito o porque así quedan debido a la estructura de la casa, que vienen bien para colocar muebles a medida.

Si quieres ahorrar, en lugar de encargar un mueble de este tipo, utiliza varias baldas exentas, como en la fotografía: ganarás en estética y en practicidad.

Estas son algunas ideas para inspirarte con este tipo de auxiliar.  

07
de 07

Soportes para estanterías: materiales, colores y diseños

soporte-estanteria-exenta
Soporte metálico para estantería exenta en acero. Foto © IKEA

 Los soportes para sujetar las estanterías exentas se encuentran en tiendas de bricolaje, de decoración e, incluso, en grandes superficies. 

Los hay en diferentes colores y materiales: madera, metal, plástico, hierro... Y también encotrarás diseños que se adaptan a distintos estilos, desde el más clásico al más moderno.

¡Ah! También existen soportes "invisibles", que van dentro de la estanteria en lugar de fuera.