¿Es mi hijo adolescente demasiado inmaduro?

Algunas claves para saber si los chicos crecen de forma adecuada

“Mi hija de trece años aún juega a veces con muñecas”, “Tiene catorce años pero se entretiene todavía viendo las películas de sus hermanos pequeños”, dicen algunos padres sobre sus hijos adolescentes. Y lo que se esconde tras esas reflexiones es el miedo a que los chicos no hayan madurado suficientemente. Ese es un pensamiento que tienen la mayoría de los padres alguna vez durante la adolescencia de sus hijos.

La razón es que el proceso de la adolescencia no es un tránsito lineal. No sigue unos pasos preestablecidos. Unos adolescentes maduran antes, otros lo hacen más tarde. Hay épocas en las que parecen mucho mayores y de pronto vuelven a parecer niños de nuevo. Todo eso es normal. Hay que tener claro que en los primeros años de la adolescencia, los chicos y chicas son todavía niños aunque estén en el camino de convertirse en adultos. Así que unas veces parecerán más pequeños de lo que son y otras nos sorprenderán con reacciones propias de adultos. Nada de eso debe preocupar a los padres. La adolescencia también tiene etapas
Pero sí es importante seguir de cerca ese proceso de crecimiento. Pasar tiempo con ellos y dejarles hablar con nosotros. Permitirles expresar lo que sienten con libertad porque eso nos dará claves sobre si su adolescencia se está desarrollando con normalidad. E incluso cuando esto es así conocer bien lo que sienten y piensan nos permitirá ayudarles en el proceso.Una forma de ayudarles es entender que la adolescencia es un largo proceso que tiene etapas.
En cada una de ellas, las chicas y chicos van adquiriendo los rasgos que les harán adultos. Y aunque no hay tablas exactas que nos digan cómo son en cada edad, sí hay algunas claves que nos pueden ayudar a entender si chicas y chicos llevan una maduración normal. Adolescencia temprana
Esta etapa abarcaría desde el inicio de la adolescencia que suele estar entre los 10 y los 12 años hasta dos o tres años más tarde.
Aunque ya los llamamos adolescentes lo cierto es que son niños. Niños que están en proceso de cambio, eso sí. Las características de esta etapa son los cambios continuos de humor y los enfados dirigidos casi siempre contra sus padres. También es el momento en el que comienzan a interesarse por formar un grupo de iguales, generalmente de su mismo sexo. Adolescencia media
La adolescencia media se suele situar entre los 13 y los 16 años. Chicas y chicos ya han comenzado su separación emocional de la familia, pertenecen a grupos en los que se relacionan con otros adolescentes de los dos sexos y algunos comienzan a tener relaciones de pareja. Es una etapa de gran rebeldía. Adolescencia tardía
Entre los 16 y los 20 años transcurre el último periodo de la adolescencia. Se trata de una etapa mucho más tranquila en la que mayoría de los jóvenes ha vuelto a establecer unas relaciones cordiales con sus padres lejos ya de los momentos de enfrentamiento que suelen identificar las dos etapas precedentes. También en este momento comienzan a afianzar sus relaciones de pareja. Maduración completa
No existe un momento en el que se pueda decir que una persona ha acabado de madurar ya que este es un proceso que transcurre en paralelo a la vida. Pero sí es cierto que si por maduración entendemos la capacidad de responsabilizarse de uno mismo y tomar decisiones sobre su vida, esto suele llegar con el final de la adolescencia. Pero su llegada no es repentina, a lo largo de las distintas etapas veremos a chicas y chicos como va aumentando su madurez emocional, moral e intelectual. Es decir, serán cada vez más capaces de relacionarse con ellos mismos y con las personas de los rodean de manera sana, podrán entender y seguir las reglas que rigen la sociedad y alcanzarán el pensamiento abstracto. Signos de inmadurez
Existen algunos signos que muestran la inmadurez de los adolescentes. Los padres deben estar atentos a si aparecen en las dos últimas etapas de la adolescencia y sobre todo en la adolescencia tardía ya que podrían ser la señal de que la chica o el chico tienen problemas para conseguir un desarrollo adecuado:
  • Sentimiento de inferioridad. Un sentimiento que es normal en las primeras etapas de la adolescencia por los continuos cambios que está sufriendo su organismo pero que poco a poco debe ir desapareciendo.
  • Excesivo perfeccionismo. El afán por conseguir que todo sea perfecto es una prueba de falta de contacto con la realidad.
  • Miedo a equivocarse. La adolescencia es un periodo lleno de miedos que irán desapareciendo con el tiempo. Si no es así, algo en el crecimiento del joven está fallando.
  • Inseguridad. Como en el caso anterior lo que es normal en las primeras etapas debe ir eliminándose con el tiempo.
  • Baja tolerancia a la frustración. Igual que en los anteriores, esta es una característica normal de la infancia pero no de la edad adulta.
Foto © Anne Norman