"Es frecuente que los superdotados no obtengan buen rendimiento escolar"

Entrevista con Carmen Sanz Chacón, experta en niños superdotados

Carmen Sanz Chacón
Carmen Sanz Chacón es experta en superdotados.

Carmen Sanz Chacón es psicóloga clínica experta en superdotados, superdotada ella misma, directora, en España, del gabinete psicológico El Mundo del Superdotado y autora del libro La maldición de la inteligencia. En esta entrevista exclusiva con adolescentes.about.com nos explica cómo detectar la superdotación en los adolescentes, cuáles son los problemas que puede tener un niño o una niña superdotado o qué deben hacer los padres cuando creen que tienen un hijo adolescente o preadolescente que puede ser superdotado.

Sus explicaciones son muy útiles para todos los padres y madres de adolescentes superdotados pero también para todos aquellos que dudan sobre si su hijos lo son o no; para aquellos cuyos hijos tienen comportamientos problemáticos en la escuela y que podrían estar motivados por esta causa e incluso para los que estén sufriendo bullying porque, a veces, el origen del acoso está en que los adolescentes o las adolescentes son superdotados. Entender mejor a los hijos ayuda a que la comunicación con ellos sea más efectiva.

 

PREGUNTA: ¿Qué es ser superdotado?

RESPUESTA: Los superdotados son las personas que tienen una inteligencia superior al 98% de la población, o lo que es lo mismo un cociente intelectual (IQ) de 130 o superior. Por su elevada inteligencia y por lo tanto desarrollo cerebral diferente, manifiestan también determinadas características emocionales como hipersensibilidad, gran empatía emocional, elevada capacidad de abstracción que suele ir unida a despiste crónico o falta de atención, hiperactividad mental, poca resistencia a la frustración y altos niveles de exigencia tanto consigo mismos como con los demás.

Todas estas características suelen provocar niveles de estrés más elevados que los de las personas normales, por lo que también es frecuente que padezcan problemas de salud asociados al estrés (insomnio, dermatitis atópica, problemas de estómago, bruxismo, contracturas musculares, etc.) 

 

PREGUNTA: ¿Cuántas personas son superdotadas?

RESPUESTA: Según la definición misma de superdotación serían el 2% de la población, así en un colegio con 1.000 alumnos tendríamos al menos 20 superdotados, y en un país con 50 millones de habitantes tendríamos al menos un millón de superdotados. En el mundo, con más de 7.000 millones de habitantes, habrá al menos 140 millones de superdotados.  

PREGUNTA: ¿Qué es lo que hace que una persona sea superdotada?

RESPUESTA: La superdotación se relaciona con un desarrollo diferente del cerebro. Si hacemos un símil con un ordenador, el cerebro de un superdotado sería más rápido, tendría más capacidad de procesamiento simultáneo y también más memoria o capacidad de almacenaje. Algunos estudios también relacionan la superdotación con un mayor consumo de energía en el cerebro y otras diferencias físicas, pero lo que medimos es su capacidad para resolver problemas, su capacidad de aprendizaje y de razonamiento que es lo que se conoce como inteligencia general.

 

PREGUNTA: ¿Se puede educar a alguien para que sea superdotado?

RESPUESTA: No. La inteligencia es una cualidad genética, hereditaria. Nosotros evaluamos familias completas y es habitual encontrar niveles muy similares de inteligencia entre hermanos y padres.

Sin embargo, esa disposición genética sí que puede llevar a aprendizajes o no en función del entrenamiento y por lo tanto del medio ambiente. Lo mismo que un gran deportista, con un cuerpo adecuado para ganar las olimpiadas, necesita entrenamiento intensivo para destacar. La inteligencia si no se cultiva sigue siendo una capacidad genética pero no dará los frutos esperados en conocimientos y producción intelectual.  

 

PREGUNTA: ¿Es posible que un niño o una niña llegue a la adolescencia sin que nadie se haya dado cuenta de que es superdotado?

RESPUESTA: Es lo más frecuente. Los superdotados muchas veces se esconden entre los demás alumnos, a veces a propósito para no destacar y ser aceptados por el grupo. También es frecuente que no obtengan buen rendimiento escolar pues se desmotivan fácilmente en los primeros años de la escuela y no aprenden a estudiar.

En la adolescencia se les detecta precisamente por el fracaso escolar y por los problemas en sus relaciones con los compañeros, ya que son diferentes y se sienten diferentes y no siempre desarrollan adecuadamente su autoestima y habilidades sociales.

 

PREGUNTA:  ¿Cuáles son los signos habituales de que un niño o una niña sí es superdotado?

RESPUESTA:  Los signos más habituales son los siguientes, aunque no siempre se dan en los superdotados: Aprenden a leer muy pronto y tienen gran facilidad con los números; les gusta estar con niños mayores; están en su mundo, abstraídos en sus cosas y son bastante despistados; son muy sensibles; piensan rápido, aprenden rápido y tienen muy buena memoria; son muy exigentes con ellos mismos y con los demás; son hiperactivos mentales, y tienen muchos intereses a la vez; son niños con baja autoestima, retraídos o con problemas de conducta y con poca resistencia a la frustración; tienden a cuestionar las normas y la autoridad; son imaginativos, preguntan mucho  y tienen un sentido del humor especial.

 

PREGUNTA: ¿Qué diferencia hay entre un niño inteligente y un niño superdotado?

RESPUESTA: El nivel de inteligencia. A partir de un CI de 110 se habla de inteligencia brilante o superior, pero es solo a partir del CI 130 cuando se habla de superdotación, cualidad que solo tiene el 2% de las personas.

 

PREGUNTA: ¿Qué deben hacer los padres de un adolescente superdotado?

RESPUESTA: Si tienen sospechas de que su hijo es superdotado deben hacerle una valoración, y si tiene problemas de adaptación pedir ayuda a un especialista. En nuestro gabinete de El Mundo del Superdotado trabajamos por Skype con padres y pacientes de todo el mundo de habla hispana. Muchos chicos superdotados dejan sus estudios por falta de apoyo, o sufren muchísimo porque no son capaces de entablar relaciones sociales adecuadas para su edad. Algunos son medicados erróneamente para el TDAH (Trastorno de déficit de atención e hiperactividad) , diagnosticados como Síndrome de Asperger o Trastornos Generalizados de Conducta.

También en muchos casos son víctimas de acoso escolar y los padres no llegan a saberlo nunca. Con apoyo, estos chicos recuperan su motivación, mejoran su autoestima y son capaces de establecer relaciones sociales correctas. En resumen, pueden ser felices y tener una vida de éxito en lugar de fracaso social y laboral.

 

PREGUNTA: ¿Es una ventaja ser superdotado?

RESPUESTA: Los superdotados tienen habilidades naturales para pensar y aprender mucho más rápido que las demás personas, lo que les faculta para enfrentarse a cualquier tipo de problemas con mayor facilidad. Si a la superdotación le unimos perseverancia y esfuerzo, ser superdotado es una gran ventaja para cualquier profesión. 

 

PREGUNTA: ¿Puede acarrear problemas ser superdotado?

RESPUESTA: Precisamente por esos problemas publiqué un libro con el titulo La Maldición de la Inteligencia. Un superdotado con ocho años tiene una edad mental de once años. Esto supone que se comporta de forma diferente a sus compañeros de clase, piensa diferente, tiene intereses diferentes y todo lo que es diferente suele provocar rechazo en su entorno. Por esta razón, algunos superdotados tienen problemas para integrarse socialmente y tienden a ser más retraídos y poco sociables, y otros se comportan de forma pasiv -agresiva o poco adecuada. El rechazo de sus iguales también suele afectar a su autoestima y producir depresión y ansiedad. Por último, en el ámbito escolar todo les resulta demasiado fácil durante los primeros años, la Primaria, por lo que no desarrollan hábitos de estudio. Cuando llegan a la Secundaria o a la Universidad pueden fracasar porque no saben estudiar además de por falta de motivación.  

 

PREGUNTA: Usted asegura que es una situación peor para las niñas y las mujeres que para los varones, ¿puede explicar la razón?

RESPUESTA: Ser mujer y muy inteligente va en contra de la mayoría de los estereotipos sociales. La competencia con los hombres en el ámbito de la inteligencia no está demasiado bien vista todavía en nuestra sociedad. Las mujeres estamos avanzando a pasos de gigante hacia la igualdad pero todavía es complejo que los hombres no se sientan amenazados por una mujer mucho más inteligente que ellos, tanto en la escuela como en el trabajo o en la pareja. Por esa razón muchas mujeres disimulan su inteligencia y no destacan ni en la escuela ni en la empresa, para ser aceptadas y ajustarse más a lo que socialmente se espera de las mujeres todavía.  

 

PREGUNTA: Los niños y niñas superdotados son, con frecuencia, víctimas de acoso escolar, ¿qué pueden hacer los padres y las escuelas para evitarlo?

RESPUESTA: Los padres tienen que observar las relaciones de sus hijos y estar muy pendientes de cualquier signo que les pueda llevar a suponer situaciones de acoso escolar, y si las detectan actuar de inmediato con el colegio y con los otros padres. Lo mismo en cuanto a los profesores. Pero también hay que trabajar con los chicos para que aprendan a manejar estas situaciones de forma asertiva, que aprendan a responder a las críticas y a defenderse adecuadamente ante estas situaciones. Esto es lo más importante, por eso nosotros desde El Mundo del Superdotado trabajamos mucho con los chicos y los padres para reforzar su autoestima, su capacidad de respuesta a las críticas y sus habilidades sociales.

 

PREGUNTA: ¿Existen colegios especiales para niños y niñas superdotados? 

RESPUESTA: En la mayoría de los países existen colegios especiales, pero no en todos. Los niños superdotados necesitan educación especial, pero no es imprescindible que se lleve a cabo en colegios especiales. En el mismo centro escolar, en la mayor parte de los casos, es suficiente con que se les delante de curso (un mínimo de tres años durante su etapa escolar) y se trabaje con ellos las habilidades necesarias para desarrollar también su inteligencia emocional (autoestima, motivación, habilidades sociales, etc..). Sin embargo nosotros estamos a favor de la existencia de colegios especiales porque creemos que pueden ser muy enriquecedores para los niños superdotados. Estar con otros niños como ellos siempre es positivo y, como mínimo, los padres tendrían que tener la opción para decidir entre llevar a sus hijos a un colegio especial o no. Por esta razón creemos que tendría que haber muchos más colegios especiales en todo el mundo. Los que existen son un éxito y los niños que asisten a este tipo de centros se integran mucho mejor en la sociedad que los que están en colegios normales sin educación especial.

 

PREGUNTA: ¿Ser superdotado es una garantía de que un adolescente va a tener éxito en su vida?

RESPUESTA: No, la inteligencia es una ventaja, pero no es suficiente. Un adolescente superdotado necesita: padres o tutores que apoyen, motiven y valoren lo que el niño hace; profesores y pedagogos de gran talento y dedicación; un ambiente social que fomente, refuerce, reconozca y premie la actividad extraordinaria; capacidad y esfuerzo personales, junto con ejercicio de la voluntad y una gran sensibilidad.