¿Es cantar bueno para el corazón?

El canto coral afecta al ritmo cardíaco y a las emociones

beneficios de cantar para el corazon, cantar en coro sincroniza el latido, beneficios salud mental de cantar,
Cuando cantamos ejercitamos los pulmones y estimulamos nuestro sistema circulatorio. Christine Schneider | Getty Images

Si eres una aficionada al canto, una aspirante a solista o simplemente te gusta tararear una canción bajo la ducha te encantará saber que además de hacerte sentir bien, cantar tiene efectos positivos sobre la salud, pero ¿y sobre el  corazón?

¿Te habías planteado antes que cantar es un ejercicio aeróbico? Además de aumentar la oxigenación de la sangre, cuando cantamos estamos ejercitando nuestros pulmones, estimulando nuestro sistema circulatorio y haciendo que nuestros músculos trabajen más eficientemente.

¡Incluso si cantamos sentados!

Bueno para la salud mental

Tanto las personas que cantan como algunos científicos conocen bien los potentes beneficios del canto para el bienestar psicológico, así como para la mejora del estado de ánimo. Cantar no solo aumenta nuestra confianza y autoestima, también incrementa nuestra memoria y concentración, y nuestras habilidades de escucha.

Los efectos positivos también incluyen el ámbito social. Cantar juntos no solo refuerza el sentido de comunidad, pertenencia y esfuerzo compartido, también combate la sensación de aislamiento, y potencia la integración social.

Gimnasia para las cuerdas vocales

Con el canto además ponemos en forma nuestras cuerdas vocales, laringe y la musculatura de la parte superior del cuerpo (músculos cervicales, torácicos y abdominales). Asimismo, cantar mejora nuestra postura corporal y alivia tensiones musculares.

También hay pruebas de que el canto en grupo tiene efectos benéficos a nivel cognitivo, emocional y social en enfermos de demencia.

Además cantar favorece a pacientes que sufren de enfermedades crónicas y dolor. Asimismo, reduce los niveles de estrés y alivia la ansiedad. Cantar aumenta la producción de endorfinas, las hormonas de la felicidad. Es como tomarnos una tableta de chocolate, pero sin calorías.

¿Y tiene beneficios para el corazón?

Este es un terreno complicado que en su día levantó mucha polémica.

Hay un pequeño estudio observacional de la Universidad de Gotemburgo que analizó cómo cantar afecta a la aceleración y desaceleración de la frecuencia cardiaca (VFC o VFC) y concluyó que cantar en coro tenía efectos sobre nuestra frecuencia cardíaca. Según pudieron demostrar los científicos suecos, la voz de los miembros de un coro no es la única que se adapta al unísono al ritmo de la música, además se sincroniza el latido de sus corazones.

Esta investigación sueca tuvo una gran difusión en numerosos medios de comunicación en el 2013. Pero "aunque se encontraron algunos cambios en la frecuencia cardíaca, no se sabe si estos conducen a beneficios cardiovasculares a largo plazo", anuncia un artículo del Instituto Nacional de Salud británico (INS), en el que rebate los posibles beneficios de cantar en coro para la salud del corazón. Según la investigación, liderada por Björn Vickhoff del Instituto de Neurociencias y Fisiología de la Academia Sahlgrenska, a los pocos minutos de empezar a cantar el pulso de los coristas tendía a incrementar o disminuir al mismo tiempo que marcaba la música, provocando un efecto calmante.

No olvidemos que para cantar en coro es necesario adaptar nuestras voces, palabras y tempo al grupo.

Esto significa que hay que sincronizar nuestra respiración, latido y emociones.

Todavía no está demostrado

Como explicaba en una nota de prensa el líder del estudio Vickhoff, "el canto regula la actividad en el  nervio vago que interviene en nuestra vida emocional y nuestra comunicación con los demás y que, por ejemplo, afecta a nuestro timbre de voz”. Además especificaba que “las canciones con frases largas logran el mismo efecto que los ejercicios de respiración en el yoga. En otras palabras, a través del canto podemos ejercer un cierto control sobre los estados mentales”.

Pero la INS insiste  en que “las reivindicaciones de Vickhoff que dice que las canciones con frases largas logran el mismo efecto que los ejercicios de respiración en el yoga no son compatibles con la evidencia presentada en este estudio”.

Esperemos que se hagan más estudios que demuestren los beneficios de cantar para el corazón. De momento, nos quedamos con los efectos positivos de la música sobre nuestros vasos sanguíneos y con las propiedades benéficas del canto para la salud mental demostrados en varios estudios. En todo caso, vale la pena disfrutar de esta maravillosa actividad buena para todas las personas. No dejéis de cantar cada día, ¡es un buen ejercicio para el corazón en todos los sentidos!

Referencias:

Clift S, Nicol J, Raisbeck M, Whitmore C, Morrison I. Group singing, wellbeing and health: A systematic mapping of research evidence. The University of Melbourne Refereed eJournal [Internet]. 2010 [cited 2014 Mar 1];2(2).  http://web.education.unimelb.edu.au/UNESCO/pdfs/ejournals/clift-paper.pdf

Särkämö T, Tervaniemi M, Laitinen S, Numminen A, Kurki M, Johnson JK, et al. Cognitive, Emotional, and Social Benefits of Regular Musical Activities in Early Dementia: Randomized Controlled Study. The Gerontologist [Internet]. 2013 Sep 5 [cited 2014 Feb 25];http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24009169

Björn Vickhoff, Helge Malmgren, Rickard Åström, et al. Music determines heart rate variability of singers. Frontiers in Neuroscience, 2013 DOI: 10.3389/fpsyg.2013.00334