Errores recurrentes en blogs independientes.

Ser bloguero profesional independiente no es tarea fácil, ya que la multiplicidad de deberes que exige la dirección de un medio de comunicación puede ser abrumadora y desconcertante. Son muchas responsabilidades simultáneas que se pueden complejizar, llevándonos al caos total si no contamos con una estructura organizativa bien programada, que se corresponda con las ambiciones y objetivos del proyecto.

Por este motivo, presentaremos una serie de errores muy frecuentes entre los emprendedores independientes que comienzan con la administración de un blog y ofreceremos algunas alternativas de cómo evitarlos o solucionarlos.

  • No realizar un análisis profundo de las estadísticas: tomarse el tiempo de navegar en profundidad los sistemas de estadísticas de navegación como Google Analytics es imprescindible para cualquier bloguero profesional con pretensiones de crecimiento real. Pero a pesar de esto el error más común entre los colegas suele ser  que realizan lecturas superficiales y básicas, sin explotar al máximo todas las herramientas de análisis disponibles en dichas plataformas. Si solo nos concentramos en el número de visitas, su procedencia, la cantidad de tiempo de navegación y la efectividad de nuestras campañas de posicionamiento, nos estaremos perdiendo la oportunidad de analizar la interacción del contenido con los lectores. Las estadísticas no son meros resultados cuantitativos de la navegación, sino que son indicios estadísticos que nos permiten extraer conclusiones editoriales para mejorar la relación del usuario con el medio y también la calidad, cantidad y forma del material. El enemigo principal de este tipo de análisis suele ser la falta de tiempo del bloguero, pero si realmente tenemos pretensiones de crecimiento y trascendencia es obligatorio que nos tomemos el tiempo de realizarlas o que contemos con algún profesional dedicado, que no solo aporte reportes diarios, semanales o quincenales, sino que también concurra a la editorial o dirección con análisis de casos y planes de mejora continua.

  • No organizar el contenido y publicar contenidos complejos: las continuas y crecientes necesidades de un medio de comunicación suelen llevar al bloguero a un estado de supervivencia del día a día, alejándolo del muy necesario planeamiento y programación a corto, mediano y largo plazo. Esta programación es imprescindible para el crecimiento sostenido y  resulta crucial en la organización del contenido. Si bien ocuparse de los temas en auge y novedades del nicho es siempre una obligación, el eje comunicacional de cualquier medio de comunicación debe contar con un planeamiento evolutivo para ofrecer un desarrollo lógico y coherente del material. Al no contar con tal organización, lo que suele suceder es que para ofrecer artículos de una supuesta calidad superior, incurrimos a la publicación de temas muy complejos, lo cuales suelen ser difíciles de presentar. Aquí el error consiste en confundir complejidad con calidad. La solución a este escenario es incluir en la programación estos temas más difíciles, pero acompañando su presentación con la evolución del contenido.  

  • No responder a las preguntas y necesidades de los usuarios de manera directa: la clave del éxito de la mayoría de los blogs independientes consiste en ofrecer respuestas a preguntas frecuentes en su nicho y soluciones a problemas cotidianos. Publicar contenido que responda en su formato y presentación a preguntas que comiencen con la palabras “cómo, qué, cuánto, dónde y por qué” resulta muy efectivo para el posicionamiento en los buscadores y muy apreciado por los usuarios. Estos formatos que ofrecen soluciones y respuestas concretas generan fidelidad en los lectores asiduos y,  a su vez, nuevos lectores que se vuelcan a los motores de búsqueda a partir de una necesidad concreta. Muchos colegas se olvidan de utilizar estos formatos tan necesarios, auto limitándose a redacciones que le resultan cómodas.

Estos 3 errores, si bien fáciles de evitar, se revelan sorprendentemente frecuentes en la industria de los blogs independientes. Pero si en tu blog has cometido alguno de estos errores tan típicos, no te preocupes, solo debes identificar el problema para emplear la solución. Manos a la obra.