Entre amigos, del escritor israelí Amos Oz, resumen y comentarios

Ganador del Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2007

Entre amigos, relatos de Amos Oz
Editorial Siruela

Te presentamos a continuación una reseña del libro de relatos Entre amigos, de Amos Oz, considerado uno de los escritores en lengua hebrea más destacados de los últimos tiempos y cuyo nombre ha sonado incluso para el Premio Nobel de Literatura. Conocido además como un intelectual comprometido en la búsqueda de una solución pacífica al conflicto judío-palestino, Oz recibió en 2007 el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, uno de los muchos reconocimientos a su carrera literaria.

Sinopsis de Entre amigos, de Amos Oz

Se trata de ocho relatos diferentes, pero entrelazados por un elemento común: todos transcurren en el imaginario Kibutz Yekhat, pocos años después de la creación del Estado de Israel, y se centran en episodios de la vida de varios de sus miembros.

Así, en El Rey de Noruega, Oz retrata a Zvi Provizor, un solteron de 55 años cuya particularidad es estar enterado de cuanta catástrofe ocurre en el mundo, y transmitirla a todas las personas con las que se topa, en todo momento. Por ello llega a ser apodado irónicamente como “el ángel de la muerte”. Los intentos de la viuda Luna Blank por establecer una relación con él chocan con la aversión de este último por cualquier tipo de contacto físico.

En Dos mujeres, el escritor nos cuenta el particular caso de Osnat, una joven mujer cuyo marido, Boaz, la ha dejado por Ariella, y que sin embargo dedica parte de su tiempo a escribirle notas a esta última de cómo atender a su esposo.

Por su parte, en Entre amigos, el relato que da nombre al libro, nos encontramos con la difícil situación de Nahum Asherov, cuya hija adolescente, Edna, se ha ido a vivir con unos de sus profesores, David Dagan, de la misma edad del padre, y quien además tiene fama de mujeriego.

El siguiente cuento es Padre, en el que Moshe Yashar, un joven de 16 años debe convencer a las autoridades del Kitbutz para que le permitan visitar a su padre, recluido en un hospital, y emprender luego un complicado viaje para cumplir con sus deberes de hijo.

En Un niño pequeño, Roni Shindlin se verá en una encrucijada, al querer compaginar su labor de padre del pequeño Oded, frente a las imposiciones del Kitbutz, que obligan a que los niños duerman fuera de la casa de sus padres, en una guardería junto con los demás de su edad.

Por la noche, el sexto cuento de Entre amigos, de Amos Oz, narra las tribulaciones de Yoah Carni, el joven y emprendedor secretario del Kibutz, quien deberá tratar con el problema de Nina, una mujer que ha abandonado a su marido y le pide ayuda. Los chismes que esta situación va a provocar pueden afectar el propio matrimonio de Yoah.

En Deir Ajloun, a su vez, se plantea el conflicto que se suscita en la comunidad ante la solicitud del tío de Yotam, para llevarlo a estudiar a Italia, lejos del Kibutz, en lo que sería una situación totalmente fuera de las reglas.

Por último, Esperanto nos describe la historia de Martin Vandenberg, un anciano enfermo de los pulmones, empeñado en enseñar esperanto a los miembros del Kibutz, y los esfuerzos de Osnat (la misma protagonista de Dos mujeres, para lograr que Martin cuide más de su propia salud.

El trasfondo de Entre amigos, de Amos Oz

Es indudable que los relatos son profundamente intimistas, en los que resaltan las tribulaciones y los conflictos interiores, las inseguridades pero a la vez la fortalezas del espíritu de sus protagonistas.

En el fondo, lo que mas me ha llamado la atención es el sentimiento de soledad que embarga a la mayoría de éstos, pese a formar parte de una organización comunitaria cuyo objetivo es, precisamente, la solidaridad y el compañerismo, pero cuyas rígidas reglas se olvidan de la parte humana, buscando sólo un funcionamiento aparentemente justo y ordenado del kibutz.

Amoz Oz fue, desde sus 16 años y por voluntad propia, miembro de un kibutz, por lo que no es de extrañar que quiera reflejar sus vivencias en sus escritos, incluyendo en esta recopilación de relatos titulada Entre amigos. Lo hace desde un punto de vista bastante crítico, pero a su vez con un humor cargado de ironía, que termina suavizando las cosas.

El estilo de Amos Oz en Entre amigos

Al igual que en el resto de sus obras, lo más destacado del estilo literario de este escritor hebreo es la sencillez de su prosa, que nos hace recordar de alguna manera la del mismísimo Ernest Hemingway.

Oz escribe en tercera persona, en la voz de un narrador omnisciente, haciendo énfasis en la descripción, pero no de los objetos y el entorno, sino de la propia conducta de los protagonistas de sus historias.