Entendiendo las organizaciones regionales de América Latina

OEA. OEA

Muchas veces escuchamos que se hace referencia a una multiplicidad de organizaciones de distinta naturaleza en América Latina. La Organización de Estados Americanos (OEA), la Comunidad del Caribe (CARICOM), el Mercado Común del Sur (MERCOSUR), la Comunidad Andina de Naciones (CAN), la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), entre muchas otras. Pero realmente ¿cuál es la diferencia entre ellas y cuáles son sus principales objetivos?

¿Donde están basadas y a qué se dedican? ¿Cada cuánto tiempo se organizan reuniones y quienes participan? Para comenzar a entender y desglosar este panorama empecemos a ver las características principales de tres de estas.

Organización de Estados Americanos (OEA)

La Organización de los Estados Americanos (OEA) es el organismo regional más antiguo del mundo. Sus inicios datan a la Primera Conferencia Internacional Americana, celebrada en Washington, D.C., entre 1889 y 1890 que generó el consenso necesario para establecer la Unión Internacional de Repúblicas Americanas y permitió adoptar los primeros esfuerzos para crear las entidades y las normas que al final terminarían siendo conocidas como el “sistema interamericano”. La OEA está integrada por los 35 Estados independientes en las Américas los cuales todos han ratificado la Carta de la OEA.

La OEA es el principal foro gubernamental político, jurídico y social del Hemisferio y su trabajo esta basado en 4 pilares: la democracia, los derechos humanos, la seguridad y el desarrollo.

Para desempeñar su trabajo los objetivos principales que tiene incluyen “(1) Afianzar la paz y la seguridad del Continente; (2) Promover y consolidar la democracia representativa dentro del respeto al principio de no intervención; (3) Prevenir las posibles causas de dificultades y asegurar la solución pacífica de controversias que surjan entre los Estados miembros; (4) Organizar la acción solidaria de éstos en caso de agresión; (5) Procurar la solución de los problemas políticos, jurídicos y económicos que se susciten entre ellos; (6) Promover, por medio de la acción cooperativa, su desarrollo económico, social y cultural; (7) Erradicar la pobreza crítica, que constituye un obstáculo al pleno desarrollo democrático de los pueblos del hemisferio, y (8) Alcanzar una efectiva limitación de armamentos convencionales que permita dedicar el mayor número de recursos al desarrollo económico y social de los Estados miembros.”

Union de Naciones Suramericanas (UNASUR)

La Unión de Naciones Suramericanas se formó el 8 de diciembre en Cusco con la Declaración de Cusco y se consolidó formalmente el 30 de septiembre de 2005 durante la Primera Reunión de Jefes de Estado de la UNASUR que se celebró en Brasilia. Esta integrada por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela. El tratado constitutivo de la UNASUR establece claramente que su objetivo es “construir de manera participativa y consensuada, un espacio de integración y unión en lo cultural, social, económico y político entre sus pueblos otorgando prioridad al diálogo político las políticas sociales, la educación, la energía, la infraestructura, el financiamiento y el medio ambiente, entre otros, con miras a eliminar la desigualdad socio económica, lograr la inclusión social y la participación ciudadana fortalecer la democracia y reducir las asimetrías en el marco del fortalecimiento de la soberanía e independencia de los Estados”.

Comunidad Andina de Naciones

La Comunidad Andina de Naciones (CAN) está integrada por Perú, Bolivia, Ecuador y Colombia y tiene como propósito “alcanzar un desarrollo más acelerado, más equilibrado y autónomo, mediante 
la integración andina, suramericana y latinoamericana”. 
Los objetivos de la Comunidad Andina son: “(1)Promover el desarrollo equilibrado y armónico de los Países Miembros en condiciones de equidad, mediante la integración y la cooperación económica y social; (2)Acelerar su crecimiento y la generación de ocupación; (3) Facilitar su participación en el proceso de integración regional, con miras a la formación gradual de un mercado común latinoamericano; (4)Propender a disminuir la vulnerabilidad externa y mejorar la posición de los Países Miembros en el contexto económico internacional; (5) Fortalecer la solidaridad subregional y reducir las diferencias de desarrollo existentes entre los Países Miembros; (6)Procurar un mejoramiento persistente en el nivel de vida de los habitantes de la Subregión”.