Ensayo corto sobre el alcoholismo

Una reflexión personal acerca del uso nocivo del alcohol

 El siguiente texto es un ensayo personal acerca del alcoholismo. Se habla del origen de las bebidas alcohólicas, y de las consecuencias que produce en la persona y en la sociedad su ingestión excesiva. Se recomienda también la lectura del concepto y las características de un ensayo, y de la argumentación.

El alcoholismo, un problema antiguo y actual.

El consumo de las bebidas alcohólicas tiene origen tan antiguo como la humanidad misma.

Ha formado parte de las diversas culturas y épocas.

Algunos estudiosos señalan que, probablemente, con el origen de los primeros vinos la humanidad dio paso al sedentarismo.  

El uso de los vinos era asociado, por sus efectos, a diversos cultos religiosos. No solo servía como un aditivo esencial en las reuniones de carácter social.

Podríamos afirmar que es una costumbre que ha acompañado el desarrollo mismo de los pueblos en las diversas épocas. Es parte de la cultura.

La gran diferencia con los tiempos actuales con la antigüedad, es que, en este mundo moderno, beber está al alcance de todos.

El uso abusivo del alcohol es hoy en día una de las principales causas de mortalidad, a la par que otras enfermedades.

En los jóvenes el problema es aún mayor. El uso abusivo de las bebidas alcohólicas provoca que centenares de jóvenes abandonen sus estudios y provocando un caos en el ámbito familiar, lo cual tiene como consecuencia en la mayoría de las veces el abandono del hogar.

Personalmente, considero importante siempre mantener equilibrio en todos los aspectos de la vida. Ningún exceso es productivo para la persona.

Beber alcohol solo es perjudicial si abusamos en su ingestión.  Forma parte de una costumbre social, como hemos visto, muy arraigada desde hace siglos y lo mas probable es que continue.

Lo que no debe continuar es el abuso.

Lo malo es que a veces, por culpa de la inconciencia de esas personas que estan en estado etilico, muchos inocentes pagan las consecuencias.

Un ejemplo típico seria un accidente automovilistico. Un señor que estaba ebrio y va y choca a otro conductor, quien no ha tenido la culpa, sin embargo, por causa del accidente, fallece.

Es una situacion verdaderamente injusta.

Por tanto, ingerir bebidas alcohólicas puede tornarse un serio problema para la persona si se llega a abusar de ella. En otras palabras, puede convertirse en una enfermedad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define al alcoholismo en los siguientes términos: síndrome de dependencia del alcohol

Esta claro que se trata de una enfermedad cuyas consecuencias afectan no sólo a la persona que la padece, sino a la sociedad misma.

Según datos también de la OMS “ El consumo de alcohol provoca defunción y discapacidad a una edad relativamente temprana. En el grupo etario de 20 a 39 años, un 25% de las defunciones son atribuibles al consumo de alcohol”

 

Los datos sobre el exceso en el consumo del alcohol son alarmantes.  Se calcula que alrededor de  3.3 millones de personas de personas mueren al año como causa del uso nocivo de esta sustancia.

Ese número representa el 5.9% del total de defunciones anuales.


Causas del alcoholismo. Su utilización como “escape”

El medio social y las circunstancias personales influyen mucho para que una persona se convierta en dependiente de esta droga.

Por ejemplo, algo malo que haya sucedido en el seno familiar, alguna tragedia, la partida de un ser querido, las peleas o discusiones domésticas, son situaciones de las que, generalmente, muchos intentan escapar refugiándose en el alcohol, creyendo de manera equivocada que de esa forma, ingiriendo en exceso esas bebidas, se podría aplacar el sufrimiento.

¿Que puede llevar a una persona a ser dependiente del alcohol? Como se ha señalado, en todos los casos serán circunstancias muy personales. La OMS señala al respecto ““La dependencia es un conjunto de fenómenos conductuales, cognitivos y fisiológicos que pueden aparecer después del consumo repetido de alcohol.

Estos fenómenos típicamente incluyen deseo intenso de consumir alcohol, dificultad para controlar el consumo, persistencia del consumo a pesar de las consecuencias perjudiciales, mayor prioridad al consumo frente a otras actividades y obligaciones, aumento de la tolerancia al alcohol y abstinencia física cuando el consumo se interrumpe”