Energía positiva

Vida milagrosa: Ejerce tu poder con energía positiva

Energía positiva
¿Sabías que tienes el poder para cambiar tu estado y realidad?. Dominio público

La física cuántica ha cambiado el mundo. O mejor dicho, la visión del mundo. Cuando antes la materia y "la realidad" fueron conceptos con un matiz de permanencia, el saber que todo es energía ha redefinido el papel del ser humano y su poder para cambiar el mundo que le rodea. Este concepto tiene aplicaciones muy prácticas y milagrosas.

El milagro de la energía positiva

Años atrás, Deborah había pasado por un periodo de depresión fuerte.

Llegó a sentir que su vida se había convertido en un infierno sin sentido.

Había intentado hablar con un psicólogo, pero solo se observó a sí misma mintiendo y escondiendo todo aquello que la afligía. Las charlas con sus amistades la dejaban sintiéndose peor, con una sensación de haber ensuciado el mundo. Su energía estaba totalmente turbia y presentía que si no cambiaba, se enfermaría.

Un día cayó en sus manos el libro El secreto. Deborah se dio cuenta de que cada vez que leía este libro sentía un alivio. Esto la llevó a decidir que si no podía utilizar métodos convencionales para mejorar, leería todo lo que pudiera para aprender a sanarse ella misma.

Dedicó todas sus horas libres a leer libros espirituales. Con cada libro, se iba transformando. A la vez que aumentaban sus conocimientos acerca de conceptos espirituales, podía enfrentar mejor la vida y los problemas.

Pronto en su alma se había posado una brillante luz que había aplacado la oscuridad de los días pasados.

 

Deborah no se dio cuenta en esos momentos, pero había aprendido una lección muy importante:

La mala energía se puede neutralizar y transformar si se le expone a energía positiva.

La intención con que estaban escritos los libros que leía, junto con sus propias intenciones de sanarse de la depresión, habían llenado de energía positiva sus días, sus pensamientos y sus sentimientos, doblegando la oscuridad de la energía negativa que la había colmado antes.

Cuando la energía positiva se neutraliza o se bloquea

Muchas personas que han pasado por este tipo de experiencia, con el tiempo se encuentran con que la sensación de sabiduría y euforia se va disipando, exponiéndolas una vez más a una visión del mundo en que la materia y la realidad parecen fijas.

Cambios, problemas, conversaciones, trabajo y personas negativas son factores que corrompen el flujo de la energía positiva.

Tras siete años de dicha y posibilidad, Deborah se encontró nuevamente en una situación de negatividad y depresión. Esta vez, sin embargo, pudo identificar la fuente. Estaba expuesta a una negatividad tan fuerte en el ambiente deonde vivía, que su propia energía estaba bloqueada. A veces observaba cómo ella misma no le permitía manifestarse para no ofender a las personas de las cuales emanaba la energía negativa. 

Después de un año y medio en este estado depresión, y luego de haber buscado ayuda profesional una vez más, un día se escuchó hablando y se dio cuenta de que ella estaba minimizando su propio poder. Al escucharse, se sintió ridícula.

Sabía que era una palabra muy fuerte y despectiva para decir de sí misma, pero la solución no era ignorar la sensación, sino cambiar su manera de actuar.

Tomó la decisión de ejercer su propio poder sobre la situación. 

En todo ese tiempo, había notado que cuando salía del ambiente negativo, se sentía bien. La depresión se iba, los pensamientos fluían y la esperanza se posaba en su corazón. Recordaba. Cuando regresaba al ambiente negativo, sus pensamientos se confundían, no podía actuar, se paralizaba en cuerpo y mente.

Lo único que la ayudaba era trabajar. Durante el periodo de dicha, ella se había dedicado a su trabajo creativo y espiritual como masajista, que se convirtió en su fuente de felicidad y misión de vida. Pero hacía tiempo que no podía realizarlo tan bien como antes, ni podía escribir o planear para el futuro de su proyecto. 

Deborah decidió que aunque ofendiera con sus acciones, establecería su tiempo de trabajo y crecimiento profesional como la mayor prioridad para su vida y bienestar.

Poco a poco, recomenzó su práctica y dejó atrás las malas costumbres adquiridas durante la depresión (como ver televisión e ignorar las disciplinas de antaño). Comenzó a hacer ejercicios y comer mejor. Volvió a practica cómo pensar positivo. Buscó a sus amistades más queridas y se rodeó de energía positiva una vez más. 

En el plano espiritual, retomó la práctica de orar antes de comenzar a trabajar. Pedía ayuda y ángeles antes de comenzar y todo su trabajo lo ponía en manos de Dios.

Esta vez los libros no tuvieron el efecto de la primera vez pues a veces le parecía que ya lo había leído todo, pero los sustituyó la acción de visualizar el futuro. El ejercicio de planear e imaginar cómo quería que fueran sus días la ayudaba a construir una visión del futuro.

Su energía comenzó a mejorar y pronto notó un cambio inesperado. Las personas que eran la mayor fuente de negatividad en su vida, comenzaron también a transformarse. Ella notó que hacían más esfuerzo por tratarla bien y por ver la vida más positivamente. Fue entonces cuando se dio cuenta de que al haber tomado la decisión de llenarse de energía positiva para vivir mejor, había también impactado el ambiente que la rodeaba. 

La mayor lección

Es fácil darse cuenta del efecto de la energía negativa en el ser, pero lo que el ser humano siempre ignora es su propio papel en la transformación de la realidad que lo rodea. Al igual que la empatía del ser responde a la energía negativa, también responde a la energía positiva. 

La mejor manera de cambiar una situación es abrazar tu propio poder y asumirlo. Si eliges llenarte de energía positiva y llevas a cabo acciones para crearla, crearás un efecto en el mundo que te rodea. 

Tienes poder para cambiar tu estado y realidad. El proceso comienza contigo. Y los ángeles de Dios acuden a ti cuando tú se lo permites.