En busca del tiempo perdido, de Marcel Proust, resumen

La memoria involuntaria como fuente de la narración

En busca del tiempo perdido de Marcel Proust resumen comentarios
Editorial Lumen

En busca del tiempo perdido, de Marcel Proust, es, junto con El extranjero, de Albert Camus, una de las obras literarias francesas del siglo XX que mayor influencia han tenido en los lectores de todo el mundo. Su originalidad en el estilo y en los temas tratados, así como en la particular forma de abordarlos, la convierten en una novela que no podemos dejar de leer. A continuación presentamos un muy breve resumen con algunos comentarios.

La estructura de En busca del tiempo perdido, de Marcel Proust

En busca del tiempo perdido no es una novela editada en un solo volumen, sino que se compone de siete partes, publicadas en forma sucesiva a lo largo de 14 años, tres de ellas luego de la muerte de su autor. Marcel Proust prácticamente se recluyó en su casa para escribirlas entre 1908 y 1922, el año de su fallecimiento. La primera parte, llamada Por el camino de Swann, tuvo que ser costeada por el propio Proust, ante el poco interés de las editoriales. Sin embargo, su éxito fue inmediato, y la segunda parte ( A la sombra de las muchachas en flor) fué publicada por Galimard y ganó el prestigioso premio Goncourt en 1919.

En busca del tiempo perdido pretende reproducir los recuerdos de un joven escritor francés de comienzos del siglo XX, y retrata la vida de la clase alta parisina, sus vivencias e inconsistencias. Posee un claro contenido autobiográfico, pues la gran mayoría de sus personajes son inspirados en la propia familia, amigos y conocidos de Proust.

Los siete volúmenes que componen En busca del tiempo perdido son:

  • Por el camino de Swann. Proust nos introduce en la vida del narrador, su niñez y sus visitas al campo en verano, que perdurarán en su memoria. A continuación se centra en la vida de Charles Swann, un amigo de sus padres, que se enfrentará a su círculo social al enamorarse de una mujer de un estrato inferior, así como su lucha para conquistarla y mantener la relación.

  • A la sombra de las muchachas en flor. En este volumen se narra la adolescencia del protagonista y su corta relación y noviazgo con Gilberte, la hija de Swann. También se centra en el encuentro inicial de aquel con Robert de Saint-Loup y con el barón de Charlus, personajes que cobran importancia en las siguientes partes de la novela.

  • El mundo de Guermantes. Los Guermantes son una familia aristocrática y muy distinguida, de cuyo círculo el protagonista quiere formar parte. No obstante, al principio es rechazado, hasta que finalmente es invitado a una fiesta formal.

  • Sodoma y Gomorra. Diversos episodios de relaciones homosexuales del barón de Charlus, y lésbicas de algunas mujeres del círculo del narrador, parecen ser la razón del título de esta cuarta parte de En busca del tiempo perdido.

  • La prisionera. El tema principal de este volumen de En busca del tiempo perdido es la relación del narrador con Albertine, a quien acaba de desposar, y sus enfermizas sospechas de infidelidad. Aquel controla todos los movimientos de su pareja, hasta que esta lo abandona.

  • La fugitiva. Describe los esfuerzos del narrador por recuperar a Albertine, quien fallece luego en un accidente. Después descubre las relaciones lésbicas de ésta, incluso con Andreé, con quien el protagonista pensaba casarse. Se reencuentra con Gilberte, que ha decidido casarse con Robert de Saint-Loup, el mejor amigo del narrador.

  • El tiempo recobrado. En esta última parte de En busca del tiempo perdido, Marcel Proust trasporta al lector hacia muchos años después, cuando el tiempo ha hecho mella en todos los personajes y el narrador descubre la razón por la que debe escribir lo que ha vivido y visto: la necesidad de unir el presente y el pasado a través de un relato coherente.

Lo trascendente de En busca del tiempo perdido, de Marcel Proust

Lo más representativo de En busca del tiempo perdido es que no se trata de una novela en la que se describen acontecimientos en forma estrictamente cronológica y en base a la importancia de éstos, sino que los hechos se narran como destellos de recuerdos que van viniendo a la memoria del narrador, a través de lo que Proust bautiza como memoria involuntaria, es decir, cuando olores, sabores o imágenes presentes sacan a relucir recuerdos del pasado que se creían olvidados.

En este sentido, tal vez el pasaje más conocido de En busca del tiempo perdido sea el de la magdalena, cuando el narrador, al probar siendo adulto un trozo de pastel o magdalena empapado en té, recuerda muchos hechos de la infancia (cuando había experimentado por primera vez dicho sabor) que creía habían desaparecido de su memoria. Varios de estos episodios de memoria involuntaria se producen a lo largo de la novela, que son precisamente los que le permiten desarrollar la narración.

Un aspecto también importante es el tema de la homosexualidad. Marcel Proust (en inglés) era gay, aunque nunca se atrevió a salir del armario. Lo llamativo es que En busca del tiempo perdido aborda el análisis de la homosexualidad pero desde la perspectiva de un narrador que supuestamente es heterosexual y que ve el amor entre personas del mismos sexo desde esta perspectiva.

El estilo de Marcel Proust en En busca del tiempo perdido

Además de lo extenso de la novela en sí, narrada en siete volúmenes, llama la atención las frases extremadamente largas que utiliza el autor, que constituyen un elemento característico. Pero, a su vez, si bien se trata de oraciones extensas, llenas de aclaraciones y matices sobre las afirmaciones que allí se indican, muchas veces difíciles de seguir (e incluso de leer sin perder el aliento), sus líneas están cargadas de recursos literarios, de bellas metáforas e ingeniosos símiles, que reflejan su vena artística y su gran cultura.

Todos estos elementos: la conjunción de los temas que aborda, la forma en que lo hace -especialmente mediante el uso de la llamada memoria involuntaria- y el estilo característico de frases extensas y a la vez hermosas, hacen de En busca del tiempo perdido una novela realmente original y creativa, razón por la cual ha influido en tantos escritores posteriores y por la que es considerada una de las obras maestras de la literatura (en inglés).

-Compra directamente-

5 Libros de escritores franceses contemporáneos que no deberías dejar de leer