Elige los colores tema de tu boda

Un esquema de colores crea una estética visual elegante y especial en tu boda

Elegir un esquema de colores para tu boda puede ayudarte a poner ese toque especial en todos los detalles de tu boda, desde los vestidos de las damas, hasta las flores, y los recuerdos. Estos recuerditos son un ejemplo de una combinación análoga. Foto: James Baigrie

Elegir colores tema para tu boda te darán una idea clara de la estética visual que unificará todos los elementos de tu boda. Definir tema y colores al empezar a planear tu boda te dará una base a partir de la cual podrás elegir flores, vestidos, recuerdos, y demás accesorios y detalles de la boda.

Querrás elegir un color principal y uno o dos colores de acento.

Habiendo dicho eso…la pregunta es: ¿Cómo escoger colores tema para tu boda?

En realidad es muy fácil si tomas en cuanta las siguientes consideraciones:

Preferencias personales

¿Qué te gusta a ti? Es tu boda, se trata de ti, se trata de ustedes. Muchas novias eligen los colores tema en base a sus colores favoritos. No necesariamente colores que vistes o colores con los que decoras tu casa, aunque muy bien pudieran ser. Lo que quieres es un color que evoque un cierto sentimiento en ti, que te provoque alegría, que te inspire. Puede ser simplemente tu color favorito, el color de tus flores preferidas, o un color que evoque recuerdos placenteros en ti.

Factores predeterminados

Considera el lugar donde te casarás. La iglesia, el lugar de la recepción…¿Tienen algún estilo marcado? ¿Son como una paleta en blanco o tienen acentos decorativos muy dominantes? Tienen jardinería tropical llena de colores vibrantes, o elegante y tradicional en colores pálidos y delicados. Tomate unos segundos y considera los elementos arquitecturales, decorativos, y estéticos de los lugares donde se celebrarán los eventos de tu boda.

Ahora considera que colores realzarían la belleza y estilo del lugar.

Nota: Si has elegido un lugar con una fuerte presencia estética, elegir colores que complementen lo ya existente no sólo crearán un visual elegante y lleno de estilo sino que también podrá resultar en una valiosa forma de economizar gastos en la boda.

La temporada del año en que te casas

Cada temporada del año tiene lo suyo…desde flores hasta temáticas que mejor complementan el espíritu de la temporada. La primavera y el verano suelen ser más propicias para esquemas de colores en tonos pasteles o vibrantes. Para el otoño disfruta de los colores tierra y naturales que tanto se reflejan en las hojas y las cosechas típicas de la temporada, piensa rojos, ocres, naranjas, terracota, chocolate. Durante el invierno considera tonos ricos y profundos como los tonos de gemas preciosas y metálicos, piensa rubí, esmeralda, burdeos, azul zafiro, plateado.

Tradiciones y tu patrimonio cultural

Si estás en contacto con tus orígenes culturales seguramente tendrás una idea de los colores que tradicionalmente se usan en las bodas y su significado. Si estás interesada en honrar esta parte del patrimonio cultural tuyo y/o el de tu pareja inspírate en sus tradiciones y elige un color que se considere auspicioso. No sólo honrarás tus orígenes sino que crearás un visual estético especial y súper personalizado.

Lo que debes evitar

  • Demasiado de una cosa buena. Si eliges un color fuerte como digamos borgoña, negro, o azul marino. Querrás elegir colores de acento que le equilibren y creen un visual agradable placentero. Recuerda que estos colores no sólo te acompañarán el día de tu boda sino que también en tu álbum fotográfico por muchas generaciones.
  • Usar colores que no representen tu personalidad. Si te casas en primavera no es de rigor que uses pasteles, sobre todo si no son tonos que disfrutas. No hay una regla escrita en piedra que diga que color usar cuando, hay sugerencias, pero al final del día elige colores que te gustes, que te hagan sentir bien, y evoquen sentimiento y memorias agradables.
  • Elegir demasiados colores. Demasiados colores convierte un esquema elegante, sofísticado, y con estilo en una fiesta infantil. Piénsalo, un esquema de colores limitado a un color principal y uno, dos, o tres acentos pueden convertir un Luau en una boda tiki-retro-deliciosa inspirada en los 50's. Mismos accesorios - colores diferentes.

Ayuda adicional

Si tienes un color favorito en mente pero no sabes muy bien con quien combinar, consulta una rueda de color.

  • Considera una combinación monocromática. Esto significa que usarías varios tonos de un solo color. Por ejemplo blanco, rosa pálido, rosa rosa, rosa mexicano para una boda con temática de San Valentín.
  • Considera tonos relacionados. Esto significa un color contiguo al otro en la rueda de color. Por ejemplo amarillo y azul, verde y amarillo o rojo, azul y morado. Considera colores complementarios . Estos se encuentra en lugares opuestos uno del otro en la reuda de color. Por ejemplo lila y amarillo pastel.
  • Si amas un color realmente vibrante y predominante considera usar colores neutros para realzar su belleza sin opacar o sobrecargar tu paleta de colores. Por ejemplo, tu general puede ser un neutro beige y el color estrella puede ser borgoña. Usa el color más dominante y llamativo como acento y permite que el neutral lo haga lucir fabuloso.