Elabora tus propias calaveras de azúcar

01
de 08

La tradición de las calaveras de azúcar

Calaveras de azúcar
Dos calaveras de azúcar para el Día de Muertos. foto (c) Ed Valdizán

Uno de los elementos más tradicionales de la celebración del Día de los Muertos es la calavera de azúcar, una pieza decorativa y comestible a la vez. Consiste en azúcar elaborado en forma de un cráneo y adornado muy al gusto de su creador, con betún de colores, papel metálico y otros elementos decorativos. Se utiliza tanto como un elemento en la ofrenda de muertos como para regalar a parientes y amigos como un signo de afecto (y un recordatorio de la mortalidad bajo la que obramos todos). Frecuentemente llevan en la frente el nombre de la persona que las va a recibir.

Empezando en octubre, si visitas un mercado en el centro o sur de México verás puestos enteros donde venden calaveras de azúcar, chocolate, amaranto y otros materiales. Si vives donde no se pueden comprar (o si simplemente quieres ejercer tu lado creativo y ayudar a conservar tan linda costumbre), puedes elaborar fácilmente tus propias calaveras de azúcar. A continuación te explicamos cómo hacerlo utilizando un molde en forma de cráneo (mismo que se puede conseguir en tiendas de materias primas o comprar en línea); en el caso de que no contaras con ningún molde, es posible esculpir las calaveras a mano utlizando la receta de masa para figuras de azúcar glass.

02
de 08

Materiales para las calaveritas

Materiales para hacer calaveritas
Los ingredientes y utensilios que se usan al hacer calaveritas de azúcar. foto (c) Ed Valdizán

Para elaborar inicialmente tus calaveras de azúcar, vas a necesitar estos ingredientes:

  • Azúcar blanca
  • Polvo de merengue (conocido también como merengue en polvo)
  • Agua

La cantidad de cada ingrediente dependerá de cuántas calaveras vas a hacer y de qué tamaño, pero la proporción debe ser una taza de azúcar por dos cucharaditas de agua y cucharadita y media de polvo.

Vas a ocupar el siguiente equipo de cocina:

  • Un tazón grande de mezclar
  • Tazas y cucharadas de medir
  • Uno o más moldes para calavera (se consiguen en tiendas de materias primas o en línea)
  • Una superficie plana donde poner las calaveras para que se sequen (recomiendo una charola de lata para galletas)

Para los casos en los cuales las calaveras son tridimensionales (hechas de dos piezas), necesitarás preparar una receta de betún cemento de color blanco para unir las mitades.

Después de formadas las calaveras viene la diversión de adornarlas. Para llevar a cabo ese decorado, tienes muchas opciones para escoger. Algunas posibilidades incluyen:

  • Betún cemento de varios colores vivos
  • Chocolate blanco de varios colores
  • Lentejuelas
  • Papel estaño (papel aluminio), plateado o de colores
  • Cuentas, plumitas, conchitas de mar u otros objetos pequeños

03
de 08

Hacer la mezcla de azúcar

Amasando azúcar para calaveritas
Los ingredientes de combina perfectamente con las manos. foto (c) Ed Valdizán

Antes de empezar, fíjate en el clima; si es un día lluvioso o muy húmedo, no recomendamos que trates de elaborar tus calaveras en ese momento, pues la humedad del aire no permitirá que se sequen adecuadamente; mejor espera un día seco para elaborarlas. Si el día está bonito, prosigue:

En el tazón grande mezcla el azúcar, el polvo de merengue y el agua. La cantidad de mezcla dependerá del número de calaveras que piensas elaborar y del tamaño de los moldes, pero la proporción debe ser una cucharadita y media de polvo de merengue y dos cucharaditas de agua por cada taza de azúcar blanco.

Amasa todo con las manos durante aproximadamente 5 minutos, hasta lograr una mezcla homogénea que parece arena húmeda de playa.

04
de 08

Moldear las calaveritas de azúcar

Desmoldar la calaverita
Llena el molde con la mezcla de azúcar, luego vacíalo con mucho cuidado. foto (c) Ed Valdizán

Llena los moldes con la mezcla de azúcar, presionando para que quede compacto. Quita el exceso de azúcar (para ello puede ser útil una regla u otra herramienta de orilla derecha). Voltea con mucho cuidado tu calavera y déjala sobre una superficie plana donde se pueda secar durante algunas horas.

05
de 08

Ahuecar las mitades de las calaveritas

Ahuecando las mitades de calavera
Se quita parte del azúcar para formar piezas huecas. foto (c) Ed Valdizán

Si tu molde es chico, es posible que sea suficiente dejar secar la calavera durante unas 12 horas y ya, pero si es mediano o grande recomendamos ahuecarla para facilitar el secado y el manejo posterior.

Para hacerlo, permite que la pieza se seque tal cual salió del molde durante 4 o 5 horas; después, regrésala momentáneamente al molde original. Voltea la pieza y raspa el con una cuchara y con mucho cuidado la parte interior de la calavera, dejando la figura hueca con paredes de aproximadamente un centímetro de grosor.

Vuelve a sacar tu calavera del molde y permite que se siga secando hasta quedar listo, por lo menos 12 horas. (El azúcar que le quitaste a la figura se puede volver a usar después agregando unas gotas de agua para formar más calaveras.)

06
de 08

Unir las mitades de tus calaveritas

Unir las mitades de la calavera
El betún cemento pega perfectamente las mitades de tus calaveritas de azúar. foto (c) Robin Grose

Una vez que estén secas las piezas, se deben de unir (en caso de calaveras tridimensionales). Prepara una receta de betún cemento (es el mismo que se utiliza para la elaboración de las casas de pan de jengibre), dejándolo de color blanco. Unta las orillas de las piezas con este betún y junta las piezas, limpiando cualquier exceso de betún. Deja que se sequen durante al menos 30 minutos para que se peguen perfectamente bien las piezas.

07
de 08

Decorar tus calaveras de azúcar

Adornar la calavera
Adornando la calaverita. foto (c) Robin Grose

Ya secas, las calaveras se pueden adornar al gusto, el único limitante ¡es tu imaginación!

Una forma bastante tradicional de decorarlas es utilizando betún cemento de colores, el mismo que se emplea en la elaboración de casas de jengibre. Se forman cucuruchos de papel encerado y se llena cada una con un color diferente; se forman ojos, narices, dientes, cruces y todo tipo de figuras sobre las calaveras con el betún.

El chocolate blanco se puede utilizar de la misma manera, pintándolo de los colores deseados y utilizando los cucuruchos de papel o pequeñas mangas pasteleras (duyas) para aplicar el chocolate a las calaveras.

Otra opción sería el uso del betún o el chocolate blanco ya hecho comercialmente; muchas veces las tiendas de materias primas (donde venden artículos de repostería y manualidades) venden tubos de estos ingredientes ya listos para usarse.

Si lo deseas, pega en la frente de la calavera un papelito con el nombre del amigo o pariente a quien piensas regalarla o de algún ser querido fallecido a quien quieres honrar con tu ofrenda de muertos.

No dudes en agregar lentejuelas y otros objetos pequeños para darle personalidad a tus calaveras. Si bien estos elementos no son comestibles y será necesario quitarlos antes de comerse la calaverita, valen la pena por la alegría e individualidad que prestan a las piezas terminadas.

Si necesitas inspiración sobre cómo decorar tus calaveras, date una vuelta por nuestra galería de fotos del Día de muertos o realiza una búsqueda en Internet de imágenes de calaveras de azúcar.

Ya secas las calaveras de azúcar decoradas, guárdalas envueltas en papel aluminio o plástico o en un recipiente tapado, donde se conservarán bien y en estado comestible durante algunos meses. Si no piensas consumir las calaveras sino utilizarlas únicamente como adorno, se pueden guardar bien de un año a otro sin problema.

08
de 08

Una infinidad de figuras de azúcar

Virgen de azúcar
La Virgen de Guadalupe elaborada con azúcar blanca y decorada con chocolate blanco de colores. foto (c) Robin Grose

Por supuesto que no tienes que limitarte a las calaveras al usar esta técnica. Se puede formar y adornar cualquier figura para la cual tengas el molde. ¿Qué tal una Virgen de Guadalupe de azúcar para el 12 de diciembre o un nacimiento de azúcar para Navidad?