El uniforme escolar: pros y contras

uniforme escolar
¿El uniforme escolar es buena idea? Tú decides. © Annems | Dreamstime.com

Los uniformes escolares, por lo general odiados por los niños pero a veces amados por sus papás, pueden provocar polémica. ¿Es cierto que ayudan a reducir el bullying? ¿No les quitan a los niños su individualidad?

Cuando iba a cambiar a mi hija de escuela, el hecho de no usar uniforme en el nuevo lugar fue determinante para ella, ya que en la Ciudad de México donde vivimos es raro encontrar escuelas en donde el uniforme no es obligatorio.

Le encantó la idea de ir vestida con su ropa normal, y por su lado, la decisión fue obvia. “Claro que es una escuela padrísima, mamá. ¡No hay uniforme!”

¿Cuáles son los pros y las contras de usar el uniforme escolar?

Razones a favor:

  1. Elimina las diferencias entre los niños.

    Si todos usan el mismo uniforme, no se ve quién viste la ropa más cara o bonita. No hay ninguna presión por sobresalir con la ropa, ni la oportunidad de hacer competencias con la ropa de marca.

    Estas comparaciones competitivas frecuentemente están asociadas con el bullying, sobre todo entre niñas preadolescentes y adolescentes.

    En un ambiente donde todos llevan su propia ropa, se exponen a las críticas y a veces las burlas de las “lideres” de la moda quienes usan la ropa para controlar a los demás, discriminando a las personas quienes se vistan diferente a ellas.

    Las familias con mayor poder económico pueden darse el lujo de llenar el closet de sus hijas con la ropa de última moda, mientras que las niñas de familias menos acomodadas tienen que conformarse con menos opciones.

    Con el uniforme todos se visten igual a la fuerza, y las comparaciones dañinas se acaban. Supuestamente la igualdad de derechos en la educación se protege, liberando a los niños a concentrarse en asuntos académicos en vez de obsesionarse con su apariencia.

  1. Elimina las opciones.

    Si tus hijos se tardan en escoger su ropa cada mañana, el uso del uniforme quita el problema de esperar que encuentren algo que les agrade.

    Simplemente se levantan y se ponen lo mismo todos los días.

    Para las mamás se simplifica mucho todo el asunto de comprar, cuidar y lavar un montón de ropa infantil para la escuela. También hace más fácil enfrentar el reto de llegar a tiempo a la escuela por las mañanas (siempre y cuando tus hijos se organicen y dejen las piezas de su uniforme en su lugar para poderlas encontrar).

  1. Identifica a los niños con su escuela.

    Como cada escuela tiene su uniforme, simplemente con ver a un niño uniformado puedes saber a qué escuela va.

    Eso es muy útil cuando los niños salen a las excursiones escolares, ya que se pueden identificar desde lejos, y ayuda que no se pierdan en los lugares públicos.

    El uso del uniforme puede enseñar a los niños el “amor a la camiseta” y la responsabilidad de representar algo más grande: cuando portan el uniforme deben saber que todo el mundo juzgará su escuela al observar su comportamiento.

Razones en contra:

  1. Elimina las diferencias entre los niños.

    Una meta educativa es enseñar a los niños a aceptar y celebrar la diversidad. Deben aprender a respetar a todos sin tomar en cuenta su forma de vestir.

    Sobre todo en comunidades culturalmente diversas, sería un privilegio que los niños se vistieran de acuerdo a sus orígenes étnicas.

    Aunque los medios han fomentado la “uniformidad” de los gustos juveniles a través de la llamada “ropa de marca”, la globalización de la educación debe abrir la puerta a la diversidad de vestimenta.

  2. Elimina las opciones.

    Si tu hijo va a aprender a tomar buenas decisiones, necesita practicar. Seleccionar su propia ropa para ir a la escuela es un chance que tiene para ir desarrollando sus propios gustos.

    Por lo general, este tipo de decisiones son sencillas y sin riesgo. Puedes proponer dos o tres opciones aceptables al principio y dejar que tu hijo escoja su favorita. A través del tiempo, él mismo aprenderá a escoger bien, según el clima y lo apropiado para el lugar.

  1. Identifican a los niños con su escuela.

    Cada niño es un individuo, y tal vez no es justo que tu hijo sea portador de la identidad de toda una institución educativa que hayan escogido sus papás y no él.

    Lo más importante es que el comportamiento de los niños sea motivado por su propia consciencia y no por su asociación con ninguna escuela.

Entonces ¿cuál es la importancia del tema de los uniformes? Obviamente, escoger la mejor escuela para tus hijos simplemente por el uniforme (o la falta de él) no será una decisión seria ni equilibrada.

Sin embargo, la presencia del uniforme en una institución educativa puede indicar lo siguiente:

  • Es una escuela privada que tiene el orgullo de identificarse como “diferente” (sobre todo en los Estados Unidos, donde los uniformes en las instituciones públicas no son comunes).
  • Es un lugar que no quiere lidiar con cuestiones de ropa por considerarlas superficiales.
  • Es una escuela en donde la conformidad y el respeto a las reglas y el orden es muy importante.
  • Es un lugar que debe tener cero tolerancia por las comparaciones, las burlas y la discriminación basada en la apariencia de las personas.

La ausencia del uniforme puede indicar lo siguiente:

  • Es una escuela que promueve la individualidad y la libertad de expresión.
  • Es un lugar donde la diversidad es valorada.
  • Es una escuela donde debe haber aceptación y tolerancia por todos sin fijarse en su ropa.