El triple bypass de Pablo

Pablo disfruta de una buena calidad de vida después su operación de bypass

Testimonio bypass coronario, baipas, revascularizacion
El bypass coronario ayuda a tratar la angina de pecho. Morsa Images | Getty Images

Por fin! A mi amigo Pablo ya le han operado del corazón. Todo ha ido perfecto y ya se está recuperando. Le han hecho un triple bypass. Es decir, le han hecho un puente en las tres arterias coronarias que tenía en mal estado (una prácticamente calcificada y dos bastante obstruidas debido a la arteriosclerosis). Pablo siempre ha tenido niveles de colesterol LDL muy altos, y fumó durante muchos años en su juventud.

Pero ahora, su angina de pecho ya está bajo control.

Enfermedad coronaria

La angina de pecho es un síntoma de la enfermedad coronaria. Es un dolor muy característico que da en el pecho debido a que el corazón no recibe la suficiente cantidad de sangre rica en oxígeno, especialmente en situaciones en las que es necesario un esfuerzo. Es lo que le ocurría a Pablo cuando tenía que subir una cuesta o muchas escaleras.

Le operaron un viernes por la mañana. La operación quirúrgica duró cuatros horas, y no fue necesaria la circulación extracorpórea porque su corazón aguantó sin problemas la intervención. Le conectaron la arteria coronaria descendiente anterior con la arteria mamaria interna y con la vena radial del antebrazo, que dividieron en dos, hicieron los otros dos puentes de la revascularización.

"Esto no me lo hago más"

Al principio fue muy duro. El pobre hombre se sentía como si le hubiera pasado un tren por encima.

Todavía bajo los efectos de la anestesia, me dijo que "esto no me lo hago más". Estuvo en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) tres días, donde le monitorizaron sus constantes vitales (presión arterial, ritmo cardíaco y niveles de oxígeno) durante las 24 horas.

Complicaciones del bypass coronario

Tuvo las complicaciones más comunes de este tipo de intervenciones, según me avanzó el médico con el que colaboro en un libro sobre medicina, y que tiene 25 años de experiencia.

Necesitó dos transfusiones de sangre debido a la operación y a su estado inicial, ya que sufría un poco de anemia. Además de contraer una infección de la orina, y desarrollar la arritmia más frecuente en estos casos, la fibrilación auricular (FA). Esta alteración del ritmo cardíaco es muy común en personas mayores y requiere tratamiento con fármacos anticoagulantes que se forme un coágulo y se produzca una trombosis o embolia.

Los médicos tardaron un poco en quitarle el oxígeno asistido porque no respiraba lo suficientemente profundo. Cuando estamos acostados en la cama, los pulmones no funcionan con toda su capacidad respiratoria por la posición y por la tendencia, a veces, de ponerse un poco de líquido en la base de los pulmones después de operaciones serias. Por lo que le recomendaron que intentase andar un poco para recuperar su capacidad pulmonar.

Cuando andamos nuestro organismo necesita oxígeno y aumenta nuestra capacidad ventilatoria. Al estar de pie los pulmones además se pueden llenar mejor de aire y aumenta el intercambio de oxígeno, también por una cuestión anatómica, -no hay nada que aprete el tejido pulmonar- y es más fácil hacer respiraciones profundas.

Al principio, su cuerpo rechazaba la comida, pero finalmente, empezó a comer, y la recuperación fue espectacular.

En menos de una semana, ya camina por los pasillos del hospital, y los más importante, tiene una actitud muy positiva hacia su salud y recuperación.

Más artículos relacionados: