El trasplante de corazón

La calidad de vida de la mayoría de los enfermos mejora de forma espectacular.

trasplante de corazón, tratamiento insuficiencia cardiaca
El trasplante es una cirugía que consiste en extirpar el corazón enfermo y reemplazarlo por uno sano. KEMAL BA | Getty Images

El trasplante de corazón es una cirugía que consiste en extirpar el corazón enfermo y reemplazarlo por uno sano. Lo más difícil es encontrar un donante y que además sea compatible. Es decir, que su órgano no sea rechazado por nuestro organismo. Para ello se realiza una prueba de compatibilidad de la sangre del receptor con la del donador. Cuando la compatibilidad es altamente positiva podría indicar la necesidad de niveles más altos de inmunosupresión.

Una compatibilidad negativa significa que no existe ninguna reacción entre el donador y el receptor.

El pronóstico es bueno con índices de supervivencia de un año en el 80% y de 5 años en el 70%. La calidad de vida de la mayoría de los enfermos mejora de forma espectacular.

¿En qué casos se recomiendan los trasplantes?

Los dos problemas cardiovasculares más comunes son la enfermedad coronaria (la acumulación de placa en las arterias del corazón) y la miocardiopatía idiopática (enfermedad del músculo cardíaco de origen desconocido).

En caso de una angina de pecho grave que no se puede tratar con fármacos u otros tratamientos quirúrgicos.

El trasplante cardíaco es el tratamiento también para tratar una insuficiencia cardíaca grave cuando los tratamientos farmacológicos y la cirugía no son útiles.

Para tratar cardiopatías congénitasque no se pueden reparar con cirugía, ni otros tratamientos.

También el trasplante es el tratamiento de elección ante palpitaciones o arritmias como la fibrilación ventricular, potencialmente mortales, y que no responden a otros tratamientos (desfibrilador interno o marcapasos).

Antes de la intervención

Un trasplante cardíaco requiere una serie de pruebas (radiografías, análisis de sangre, exámenes de hígado y riñón, cateterismo cardíaco, ecocardiograma, electrocardiograma..) para verificar que se cumplen los requisitos para el procedimiento.

En caso de ser candidato para trasplante te pondrán en una lista de espera para un corazón con código según el tipo y la gravedad de tu enfermedad del corazón.

En algunos casos será necesario que estés hospitalizado hasta que llegue el momento del trasplante del corazón.

Después de la intervención

Es posible que la hospitalización dure entre 7 a 21 días después de un trasplante del corazón. Las primeras 24 a 48 horas son cruciales y estará ingresado en la unidad de cuidados intensivos (UCI). Durante los primeros días después de un trasplante, necesitarás un control cuidadoso para verificar que no contraiga una infección y que su corazón esté funcionando bien.

El período de recuperación es de aproximadamente 6 meses. Deberá permanecer muy cerca del hospital durante los primeros 3 meses. Serán necesarios controles regulares con diversas pruebas médicas (exámenes de sangre, radiografías y ecocardiografías) durante muchos años.

La mayoría de los trasplantes son un éxito pero, en algunos casos, el corazón donado no funciona (fallo del injerto). Otra causa de fracaso es el rechazo, es decir, el proceso por el que el sistema inmune ataca al órgano trasplantado porque es un tejido extraño y trata de destruirlo, como si fuera un virus u otra infección.

Para detectar los síntomas de rechazo (fiebre, debilidad y latido cardíaco acelerado u otra anomalía) el único método son biopsias periódicas de tejido cardíaco.

Esta prueba se realiza cada mes durante los primeros 6 a 12 meses después del trasplante y con menor frecuencia después. Esto comprueba si el cuerpo está rechazando el nuevo corazón, incluso antes de que se manifiesten los síntomas.

Para paliar el rechazo se administran unos fármacos inmunosupresores como ciclosporina, tacrolimus, prednisona, que se utilizan para disminuir la respuesta del sistema inmune para atacar las células extrañas (el tejido trasplantado).

Si el rechazo se puede controlar, la supervivencia puede aumentar a más de 10 años.

Otro de los problemas que hay que controlar son las infecciones. En especial durante los tres meses siguientes al trasplante, debido al efecto de los fármacos para evitar el rechazo, ya que debilitan el sistema inmune y el organismo es más débil para combatir las infecciones.

Riesgos del trasplate

Entre los riesgos destacan las posibles complicaciones de la anestesia como reacciones a los medicamentos y problemas respiratorios y los de cualquier cirugía como el sangrado y las infecciones.

Otros posibles riesgos del trasplante pueden ser coágulos de sangre (trombosis venosa profunda), infarto o accidente cerebrovascular y los efectos dañinos de los medicamentos antirrechazo en riñones, hígado u otros órganos del cuerpo, sus efectos en los cambios en los niveles altos de colesterol, diabetes y adelgazamiento de los huesos o incluso cáncer, problemas de arritmias.

Te puede interesar: El trasplante de corazón de Josep

Referencias:

What Are The Risks of Heart Surgery? National Heart Lung and Blood Institute. Accedido: 22 de marzo de 2015 http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/hs/

Bernstein D. Pediatric Heart and Heart-Lung Transplantation. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 18th Ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007: chap 443.

McCarthy PM. Surgical management of heart failure. In: Libby P, Bonow RO, Mann DL, Zipes DP, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 8th ed. Philadelphia, Pa ; Saunders Elsevier; 2007: chap 27.

Costanzo MR, Dipchand A, Starling R, Anderson A, Chan M, Desai S, et al. International Society of Heart and Lung Transplantation Guidelines. The International Society of Heart and Lung Transplantation Guidelines for the care of heart transplant recipients. J Heart Lung Transplant. 2010;29(8):914-956.