El trabajo no siempre es salud para el corazón

A más horas trabajadas mayor es el riesgo cardiovascular, según un estudio

Trabajar en exceso es malo para el corazón
Un estudio de científicos coreanos demuestran que trabajar más de 40 horas semanales aumenta el riesgo de sufrir una enfermedad del corazón. Jessica Peterson | Getty Images

El trabajo no siempre es salud. A partir de las 40 horas laborales semanales la salud del corazón podría empeorar. Y lo hace proporcionalmente a la cantidad de horas trabajadas, según una investigación de científicos coreanos, difundida por la Sociedad Europea de Cardiología.

Llama la atención que la investigación se haya llevado a cabo justamente en uno de los países más adictos al trabajo y en el que las vacaciones no siempre son disfrutadas por la carga de trabajo, la desaprobación del jefe, la tendencia cultural entre los empleados de no usar todas sus vacaciones  y conseguir pagas extras, según un artículo publicado en The Korea Times.

Volviendo al estudio, este muestra que las personas que trabajan una media de 51 a 60 horas semanales aumentan en un 26% su riesgo cardiovascular respecto a que los trabajadores que cumplen con la jornada semanal de 40 horas. El riesgo se dispara hasta un 42% entre los que trabajan de 61 a 70 horas, llegando a duplicarse en los que dedican al trabajo más de 80 horas a la semana. Y si eres mujer, todavía peor. Mientras que los hombres con sobrecarga de trabajo duplican su riesgo coronario a diez años, las mujeres pueden hasta quintuplicarlo.

No trabajes tanto

¿La razón? Lo que perjudica al corazón es precisamente el tabaco y el exceso de alcohol. Las personas que trabajan en exceso tienden a fumar más y consumir más alcohol. Ambas conductas aumentan los índices de presión arterial, colesterol total y diabetes.

Para realizar el estudio, publicado en la revista American Journal of Industrial Medicine, investigadores del Centro de Investigación Médica y el Colegio de Medicina de la Universidad Nacional de Seúl (Corea del Sur) evaluaron la relación entre el total de horas trabajadas a la semana y el riesgo de desarrollar una enfermedad coronaria a diez años vista en una muestra de 8.350 adultos.

El estudio demuestra que el riesgo cardiovascular a 10 años se incrementa a medida que también aumenta el número de horas trabajadas, incluso entre los que dedican menos de 30 horas semanales. Como señala el Dr. Francisco Marín, secretario de la Sección de Cardiopatía Isquémica y Cuidados Agudos Cardiovasculares de la Sociedad Española de Cardiología., “aunque el riesgo cardiovascular inicial es mayor en los empleados de trabajos manuales que en no manuales, cuando contemplamos la asociación con el horario laboral este hecho se revierte y el riesgo cardiovascular más marcado se aprecia en los trabajos no manuales, ya que al tener que trabajar más horas implica menos actividad física y ello incrementa directamente el riesgo cardiovascular”.

Una relación aún mayor en mujeres que en hombres, "ya que el análisis constató que los varones con sobrecarga de trabajo tenían siete veces más riesgo de diabetes, mientras que en las mujeres este riesgo se multiplica por diez”, comenta el Dr. Marín. “Esta diferencia de género también se da en el consumo de tabaco. Mientras que el porcentaje de fumadores a tiempo normal es del 6.8%, el de las mujeres que suben sobrecarga de trabajo asciende hasta el 40,2%; igualándose después al de los varones, que no varía según la carga de trabajo“, añade el experto

Y si lo haces en exceso, cuídate

A menudo las personas que trabajan muchas horas suelen sufrir de estrés, e insatisfacción. El trabajo en exceso también está asociado a hipertensión arterial, problemas musculares, diabetes, accidentes de trabajo, suicidios, problemas de sueño, partos prematuros o a una pésima salud psicológica.

El estudio revela además que cuando dedicamos demasiadas horas al trabajo empeora el cuidado de nuestra salud: comemos de forma más desequilibrada, no hacemos ejercicio, fumamos másy tomamos más alcohol. Todo ello incrementa el riesgo de sufrir una enfermedad coronaria.

Aunque el trabajo es nuestra principal fuente de financiación, la Fundación Española del Corazón (FEC) aconseja que no se convierta en un enemigo para el corazón.

Para ello la Fundación Española del Corazón recomienda:

  • Si trabajas en una oficina, evita estar largos ratos sentada delante del ordenador.
  • Corrige las malas posturas como cruzar las piernas, debido a que la sangre circula con menor fluidez lo que puede facilitar la aparición de trombos.
  • Practica el hábito de levantarte y estirar las piernas cada dos horas para facilitar la circulación sanguínea.
  • Acostúmbrate a traerte la comida de casa, evitarás el descontrol en tu dieta lo que te ayudará a controlar tu peso. Si comes en restaurantes de forma habitual, varía tu dieta y escoge comidas ligeras. Elige platos de verduras, legumbres, fruta y pescado. Mejor cocinados con aceite de oliva y preparados con métodos de cocción más saludables (al vapor, al horno, a la parrilla o a la plancha) y evita la sal.
  • Controla el estrés y desconecta del trabajo siempre que puedas.

Recuerda no trabajes en exceso y disfruta de la vida.Tu corazón te lo agradecerá.

Referencias:

Kang, M.-Y., Cho, S.-H., Yoo, M.-S., Kim, T. and Hong, Y.-C. (2014), Long working hours may increase risk of coronary heart disease. Am. J. Ind. Med.. doi: 10.1002/ajim.22367