El Top 10 histórico del tenis masculino chileno

Marcelo "Chino" Ríos en la ceremonia de los 40 años del ranking ATP. Ríos es el único chileno que ha sido número uno del mundo. Fotografía: D Dipasupil / Getty Images

Si bien Chile no es una potencia mundial en tenis, sí es un país con tradición en este deporte. A nivel latinoamericano, no hay dudas que es un grande de la región y varios de sus tenistas han logrado destacar en profesionales.

Por eso, cabe recordar quiénes han sido los mejores del tenis chileno, aunque siempre sabiendo que este tipo de artículos y rankings son altamente subjetivos. Seguramente nadie pondrá en dudas los nombres de Marcelo Ríos, Luis Ayala, Hans Gildemeister o Fernando González, por dar algunos ejemplos, pero quizás sí haya diferentes juicios respecto a otros tenistas de menor relieve, pero que igualmente fueron destacados jugadores.

A continuación, el Top 10 histórico del tenis masculino chileno.

1°MARCELO RÍOS: número uno del ranking ATP en 1998, es considerado como uno de los tenistas más talentosos en toda la historia de este deporte. En la Era Abierta, fue el primer chileno en ingresar al Top 10 y se convirtió en el primer iberoamericano en llegar a la cima del ranking ATP.

Ganó 18 títulos de singles (cinco coronas de Masters 1000), fue finalista de un Grand Slam (Australian Open, 1998) y fue el primer jugador que se quedó con la corona de los tres Masters 1000 que se disputan en arcilla (Montecarlo, Roma y Hamburgo). Derrotó a los más grandes jugadores de su época –como André Agassi, Alex Corretja y Yevgeni Kafelnikov- y desbancó del número uno a Pete Sampras.

2° NICOLÁS MASSÚ: llegó a ocupar el 9° lugar del ranking ATP y ganó seis títulos en el circuito principal de la ATP, pero su gran logro tuvo lugar en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

Ahí, el viñamarino se llevó las medallas de oro en singles y dobles (junto a Fernando González). Gracias a esto se convirtió en el deportista chileno más exitoso en los Juegos Olímpicos y, hasta hoy, es el único que ganó dos preseas doradas en Chile.

Activo jugador de Copa Davis, es uno de los que más veces representó a Chile y siempre estuvo dispuesto para jugar por su país.

Aunque no tuvo grandes victorias, su espíritu aguerrido y sus interminables partidos lo hicieron quedar en la historia copera del tenis chileno.

3° FERNANDO GONZÁLEZ: en 2007 trepó hasta el 5° puesto del ranking ATP y se mantuvo en el Top 10 por algunas temporadas. Se ganó el respeto de sus rivales por su tremendo derecho, razón por la cual lo apodaron “Bombardero de La Reina” y “Mano de Piedra”. Más allá de eso, fue un gran tenista que supo ganarle a varios número uno del mundo (como Andy Roddick, Roger Federer y Lleyton Hewitt), sumó 11 títulos ATP y es el único chileno que llegó, como mínimo, a los cuartos de final de todos los Grand Slam. Además, fue finalista del Australian Open.

Junto a eso, sumó tres medallas en Juegos Olímpicos (una de oro, una de plata y una de bronce) en dos eventos diferentes (Atenas 2004 y Beijing 2008), convirtiéndose en el único deportista de su país que tiene tres preseas olímpicas.

En Copa Davis también aparece como uno de los grandes del tenis chileno, destacando sus triunfos ante poderosos rivales.

4° LUIS AYALA: fue un gran tenista en la era amateur del tenis internacional. Según los expertos de la época, llegó a estar entre los cinco mejores del mundo, algo que puede confirmarse con el hecho que dos veces fue finalista en Roland Garros (1958 y 1960).

Fue cuartofinalista en Wimbledon y el US Open, a lo cual sumó la corona de dobles de Roland Garros en 1956.

Tuvo triunfos ante los mejores -incluyendo números uno del momento- y se quedó con la corona de Roma. Respecto a su participación en Copa Davis, es el chileno que tiene más victorias en total (su registro es 37-14) y en singles (27-6).

5° HANS GILDEMEISTER: fue un gran singlista, pero también un notable doblista. De hecho, alcanzó el 12° lugar en individuales y el 5° en binomios. Ganó cuatro coronas en singles y 23 en dobles, aunque quizás lo más espectacular de su carrera fue haber sido finalista de Roland Garros en 1982. En aquel entonces, y en compañía de su coterráneo Belus Prajoux, disputó su única final de Grand Slam.

Es el único chileno que clasificó al Torneo de Maestros de duplas, hito que consiguió junto al ecuatoriano Andrés Gómez, con quien estableció una de las 30 duplas más ganadoras de la historia (19 copas).

Además, tuvo grandes actuaciones en Copa Davis, con un registro personal de 36-12 (23-6 en singles y 13-6 en dobles) y convirtiéndose en el segundo tenista más ganador tras Luis Ayala.

6° JAIME FILLOL: fue parte de la notable generación que consiguió llegar a la final de Copa Davis en 1976, pero, más allá de eso, tuvo una destacada trayectoria como profesional. 14° en singles y 82° en dobles, obtuvo 22 títulos en el circuito principal de la ATP (siete en individuales y 15 en binomios).

Su mayor logro, eso sí, fueron las finales, en dobles de Roland Garros (1972) y el US Open (1974), ambas junto a su compatriota Patricio Cornejo.

Fue un puntal del equipo chileno finalista de Copa Davis en 1976 y es el segundo tenista que jugó más partidos en esa competencia (73).

7° PEDRO REBOLLEDO: a pesar de tener una baja estatura (1.70 metros) se las arregló para tener una muy buena campaña en profesionales. De hecho, ganó tres torneos en singles y uno en dobles, alcanzando, como mejor marca, el puesto 36° en individuales.

Fue un respetable jugador de Copa Davis, mostrando mucha competitividad en sus duelos coperos. Normalmente respondió a las expectativas e incluso se anotó victorias de buen nivel, como aquellas ante el venezolano Nicolás Pereira y el rumano Ilie Nastase (ex número uno del mundo).

8° RICARDO ACUÑA: jugador atípico, ya que sus mejores resultados, a nivel de Grand Slam, fueron en canchas de pasto. Normalmente estuvo fuera del Top 100, pero entre 1985 y 1986 se dio el lujo de incluso ingresar al Top 50 y llegar al 47° lugar, su mejor marca como profesional.

Finalista de dos certámenes en individuales y campeón de tres eventos en dobles (ahí fue 45 del mundo), su mayor logro fueron los cuartos de final en Wimbledon 1985. En aquel campeonato doblegó al australiano Pat Cash (7° en ese entonces) y sólo cayó en busca del paso de semifinales ante el estadounidense Jimmy Connors (3°). En otras tres oportunidades llegó hasta la tercera ronda, misma instancia a la cual trepó en el US Open.

Fue un correcto jugador de Copa Davis y, de hecho, está en el grupo de aquellos que lograron tener una importancia presencia en el equipo chileno.

9° PATRICIO CORNEJO: conocido como “Corazón de chileno”, no fue un gran tenista en el circuito ATP de singles, pero igualmente logró tener una respetable trayectoria, ya que llegó a ser el número 65 del mundo. Sus mejores logros estuvieron en la competencia de dobles, pues ahí ganó ocho títulos.

Lo mejor de él fueron las finales, en binomios, de Roland Garros (1972) y el US Open (1974), ambas junto a su coterráneo Jaime Fillol.

Donde sí logró marcar diferencias fue en la Copa Davis, certamen en el cual siempre dio más de lo que normalmente daba en el circuito profesional. Cornejo es el tenista que más veces jugó por Chile (74 partidos), el que disputó más series (32) y el que representó al país en mayor cantidad de años (16). Integró el equipo nacional que llegó a la final de 1976 y fue un pilar importante en esa escuadra.

10° BELUS PRAJOUX: talentoso jugador que pudo haber llegado mucho más arriba en el tenis profesional. Aún así llegó al 66° puesto en singles y al 17° lugar en dobles. En esta última modalidad consiguió seis coronas y, quizás lo principal de su carrera, fue finalista en Roland Garros 1982 (junto a su compatriota Hans Gildemeister).

Fue parte del equipo chileno finalista de Copa Davis en 1976 y aunque Fillol y Cornejo eran el fuerte de la delegación, igual se dio el gusto de jugar un partido ante Italia (en la final) y ganarlo. Sus participaciones en esta competencia fueron buenas, pero no llegó a la categoría de “héroe”, como sí lo hicieron, por ejemplo, Massú, Fillol, Cornejo, González y Gildemeister.