El sexo en la pareja tras convertirse en padres

¿Es imposible el sexo teniendo hijos ya en nuestro hogar?

Pareja besándose
El sexo en la pareja tras convertirse en padres. Getty Images © Juice Images

Muchas parejas descubren como tras aumentar la familia su vida sexual ha ido de manera imperceptible a menos. El sexo en la pareja tras convertirse en padres es posible pero hay que trabajárselo mucho más que antes.

Ahora existen en su vida ciertos “límites”, sus hijos, que se lo van a complicar, pero con un poco de planificación (no le tengan miedo a esto, también puede ser sexy) encontrarán su propio espacio.

 

PASO 1- ¿Cuales son los beneficios de retomar nuestra vida íntima?

 

Si ustedes son una pareja que se quiere y que antes de nacer los niños tenían una vida sexual activa, volver poco a poco a ello les permitirá encontrarse ya que cuando nace un bebé nos perdemos maravillosamente en él y ya no hay hombre o mujer enfrente que pueda desbancarlo. Pero realmente es nuestro hijo y con él tenemos lo que los terapeutas llaman una relación vertical, en cambio con nuestra pareja es horizontal y nos podemos apoyar el uno en el otro. Reconocer la importancia de este tipo de relaciones es muy importante pues son de igual a igual.

Volver a sentirnos mujer u hombre es algo que casi nos va a sorprender tras el nacimiento de nuestro hijo. Estamos tan metidos en nuestro papel de mamá o papá que se nos olvida mirar al de al lado.

 

PASO 2- Pero... ¿qué hacemos con los niños?

 

Esa es la gran pregunta cuando estos seres tan pequeños pero que ocupan todo nuestro espacio (físico y mental), parecen no dejar una rendija por la que mirar hacia otro lado.

Los dos o tres primeros meses con un niño o en casa y no digamos si ya hay otro más mayor, son mucho más duros de lo que nos podemos imaginar. Nadie habla lo suficiente sobre lo difícil que es encajar a ese nuevo ser en nuestra vida de pareja o familiar.

Todo son pañales, tomas, baños, gases. Nuestro cansancio se mezcla con el de la pareja y nuestras ojeras y pelodicen el resto.

Es normal. Pasará aunque ahora no lo crean.

El niño nos necesita absolutamente, pero cuando pase el primer trimestre hay un cambio significativo en nuestro hijo.

Es el momento en el que podemos empezar a tomar aire, hacer planes, acostar a los niños pronto o si es necesario y nos lo podemos permitir contratar a alguien que se quede con ellos dos o tres horas.

 

PASO 3- ¡Cuidado con las prisas!

 

Es posible que uno de los miembros de la pareja tengan más prisa que el otro por volver a su vida de antes, pero mucha atención; recuerde, poco a poco, sin presionar. El vínculo entre madre e hijo es muy fuerte y es lo que toca al principio.

  • Olvídense de los consejos bienintencionados de amigos y familia sobre cómo, cuándo y dónde.
  • Les dirán que cuidado con tardar demasiado en volver a su vida de pareja, que corre peligro de que alguien se cruce por en medio.
  • Peinarse, pintarse, hacer ejercicio, vestirse siempre bien al principio suena a utopía en una pareja recién estrenada como padres.

¡No se agobien! Si su pareja tenía una buena base, estos dos o tres meses no significan nada. Ambos podrán esperar.

 

PASO 4- ¿Cómo retomar la vida sexual?

 

  • Demos tiempo a que el cuerpo se recupere del todo tras el nacimiento.
  • Aceptemos el cambio emocional de nuestra pareja. Puesto que ahora tiene más prioridades, respétemoslas y eso hará que no haya tensiones de posesividad ni celos y que sea más fácil que se abra.
  • Intentemos ducharnos todos los días (Aunque les extrañe no es tan fácil)
  • Vestirnos con “ropa”, no con cualquier cosa que encontremos por ahí.
  • Siempre que podamos aprovechemos las siestas del niño para descansar ambos y poco a poco el roce irá despertando su cuerpo ahora agotado.
  • Cobra vital importancia la ternura, las caricias, los abrazos, cualquier día fluirá su continuación, confíen en ello.
  • Organicen una ayuda de dos o tres horas con el niño. Tienen la casa para ustedes solos aprovéchenla, pero siempre con los ojos muy abiertos sobre lo que su pareja es capaz de darles en estos momentos.

 

No presionar en este terreno, esa es la clave tras la llegada de los niños a nuestra casa.

Les invito a tomar acción sobre su reencuentrocomo pareja. Si es muy pronto simplemente dejénlo que vaya encontrando el sitio en su mente y si ya han pasado esos dos o tres meses hagan lo que ahora les puede parecer un esfuerzo con los consejos del PASO 4. ¡En poco tiempo lo agradecerán!