El secuestro de Patty Hearst

Patty Hearst es arrestada. Dominio público

El 4 de febrero de 1974, Patty Hearst,  una  joven de 19 años de edad, hija del editor de periódicos Randolph Hearst, es secuestrada de su apartamento en Berkeley, California, por dos hombres negros y una mujer blanca, tres de los cuales estaban armados. Su prometido, Stephen Weed, fue golpeado y atado junto con un vecino que intentó ayudar. Testigos dijeron haber visto  a Hearst luchando mientras se la llevaban con los  ojos vendados, y  la metían  en el maletero de un coche.

Los vecinos que salieron a la calle se vieron obligados a ponerse a cubierto después de que los secuestradores dispararon sus armas de fuego para cubrir su huida.

Tres días más tarde, el Ejército Simbiótico de Liberación (SLA), un pequeño grupo de izquierda de Estados Unidos, anunció en una carta a una emisora ​​de radio de Berkeley que tenía  a Hearst como  "prisionero de guerra". Cuatro días más tarde, el SLA exigió que la familia de  Hearst diera  $ 70 en productos alimenticios a cada persona necesitada de Santa Rosa a Los Ángeles.

Hecho esto, según  dijo  el SLA,   comenzaría la negociación  para el regreso de Patricia Hearst.  Randolph Hearst   regaló algunos alimentos por valor de $2 millones. El SLA entonces  pidió  $6 millones más.  Hearst Corporation, dijo que donaría  la suma adicional si la niña era liberada ilesa.

En abril, sin embargo, la situación cambió drásticamente cuando una cámara de seguridad tomó una foto de Hearst participando en un robo a mano armada en  un banco de San Francisco.

También fue vista durante un robo en una tienda de Los Ángeles. Más tarde declaró, en una cinta enviada a las autoridades, que se había unido al SLA por  su propia voluntad.

El 17 de mayo, la policía de Los Angeles  allanó la sede secreta de la SLA, matando a seis de los nueve miembros conocidos del grupo.

Entre los muertos estaba el líder del SLA, Donald DeFreeze, un ex convicto afroamericano que se hacía llamar General Mariscal de Campo Cinque.  Ni Patty Hearst  ni  otros dos miembros del SLA buscados por el robo de un banco de abril  estaban en el local.

Por último, el 18 de septiembre de 1975, después de cruzar  el país con sus captores-o-cómplices durante más de un año, Hearst, o "Tania", como ella se llamaba  a sí misma, fue capturada en un apartamento de San Francisco y arrestada por robo a mano armada. A pesar de su afirmación de que el SLA le había  lavado el cerebro, fue condenada el 20 de marzo de 1976   a siete años de prisión. La joven sirvió 21 meses antes de que su sentencia fuera  conmutada por el presidente Carter.  Después de salir de la cárcel, volvió a una existencia  rutinaria y más tarde se casó con su guardaespaldas. Recibió el indulto por parte del presidente Clinton en enero de 2001.