El rito de la Pachamama y el pago a la tierra

Ritual andino

Pachamama
Foto afiche Pachamama Peru

El mundo andino tiene una relación implícita con la naturaleza, la cual viene de tiempos ancestrales. Esta interacción entre el hombre, los animales y la tierra formaron un estrecho vínculo en la cosmovisión andina.  La tierra proveía a la comunidad como ente benefactor, protector y fuente de vida. La madre tierra o Pachamama  formaba parte de esa reciprocidad entre el hombre y su hábitat.

La Pachamama representa la tierra que provee vida, fecundidad, fertilidad y protección.

Asimismo, varios elementos de la naturaleza, como el sol, las montañas o apus, el agua forman parte de la los elementos relacionados con el ritual andino.

Origen

La reciprocidad andina o pagos a la tierra, es una forma de interactuar con los espíritus de la naturaleza y sus beneficios. En el ritual se utilizan y complementan variados elementos como coca, semillas, chicha, conchas marinas, mullu o feto de llama, sangre de animales; forman parte de las ofrendas a la tierra.  El rito tuvo su origen en el altiplano y en gran parte de los Andes.

Es una forma de mostrarle su respeto a lugar y realizar un pago por todo los que brinda a los hombres. Los quechuas y aymaras todavía conservan los rituales y realizan esta ofrenda a los ancestros a través de la Pachamama.  En algunos lugares ofrecen incluso animales y alimentos que forman parte de sus cosechas. 

El ritual o ceremonias de ofrendas

El rito o pago a la  tierra (challo), implica un alto de reciprocidad, usualmente la ceremonia es organizada por la comunidad de ancianos del lugar o por las personas más representativas.

  Además se realiza en ocasiones singulares. El culto se organiza en varias partes, empieza con la casas de la comunidad; en ellas se prepara platos tradicionales del lugar, bebidas a base de coca, alfombras de flores, metales preciosos, huayruros, plantas medicinales andinas (uña de gato, quinua, maca, kañihua, sangre de grado), ayahuasca o San Pedro (en la selva) y otros más.

 

Las ofrendas a la tierra representan la interrelación entre el hombre y la madre tierra, la cual es una demostración de agradecimiento o devolución de lo obtenido, es una manera simbólica de devolverle lo suyo. Por otra parte, también se rinde culto a los apus o montañas que protege a los hombres y animales y fecunda a la tierra (a la Pachamama). El ritual debe realizarse, en caso contrario rompería el equilibrio entre los dos universos, es un momento de reconciliación con el universo que los rodea.

Cómo se festeja en cada región

En la actualidad hay una sincronía entre el cristianismo y la religión andina, se puede apreciar a través de las diversas festividades andino religiosas que se producen a lo largo de la mayoría de regiones peruanas. Los encargados de llevar la Pachamama son sacerdotes andinos (también lo realizan los chamanes) son los personajes que funcionan como conductores entre los participantes y el rito. Muchos pobladores realizan el acto para evitar la sequía, mejorar las cosechas, para que no falte alimento, salud a la familia y bienestar en general.

Cómo se realiza

Cada región tiene una forma específica y única de realizar el ritual. Lo importante es la contemplación, el respeto por la divinidad y el ofrecimiento para agradecer.

Forma parte de la identidad de diversas comunidades, en especial de la sierra y selva peruana.

El sincretismo y cosmovisión en las regiones se realiza en regiones como Puno, Apurímac, Huánuco, es un ritual andino típico del altiplano; es un saludo a los apus y una reverencia a las montañas. Se festeja en diversas festividades, tales como el ritual a la Virgen de la Candelaria. Por otra parte, en Cusco se puede ver el sincretismo a través del ritual del Inti Raymi, la fiesta del Q'oyllur Riti y los rituales de sanación por medio del ayahuasca (ritual realizado por un mediador espiritual o chamán) y otros más.

Además en Huaraz (Ancash) se realiza en el campo en las áreas más elevadas, por ello la Cordillera Blanca es uno de los lugares de más concentración de los chamanes. Asimismo, en gran parte del norte peruano como Piura, Lambayeque, La Libertad, Cajamarca y otros más.

No podemos dejar de lado del sur y el centro como parte de Arequipa, Apurímac, Ayacucho y otros más.

Por último, el rito de la Pachamama brinda fuerza y energía a la comunidad y el pueblo le ofrece respeto. El compartir fusionando dos culturas, se siguen realizando a través de las fiestas regionales o patronales de las poblaciones del Perú y Sudamérica.

Artículo Relacionado: 

La religión de los Incas