El rincón matemático

Hacer las matemáticas un juego divertido es posible

tapones-comunidad.png
©Noelia Majita

El “rincón matemático” es un espacio delimitado que tendremos en un lugar de la casa, donde el niño pueda tener todo el material relacionado con las matemáticas y además poder acceder a él cuando tenga ganas de trabajar las matemáticas.
En este rincón se debe proporcionar materiales sensoriales, manipulativos y reciclado, para hacer de las matemáticas una diversión en todo momento y hacer al niño entender las matemáticas con materiales de la vida cotidiana.


Para ello, el niño debe participar de forma activa en la construcción de su aprendizaje y tener todo el protagonismo en esta área.
Los padres y madres serán guías que pondrán en manos de su hijo todo el material necesario para su aprendizaje y facilitar el acceso al mismo, de manera que el niño estará involucrado en su propio aprendizaje y no será un solo un oyente, sino que participará en todo momento.
Tú eres quien mejor conoce a tu hijo, deberás estar atenta y adecuar el tipo de actividades y el grado de dificultad según el estilo de aprendizaje que tenga tu hijo. Para ello, lo mejor es verlos de jugar, es la mejor manera en la que el niño define su personalidad y expresa sus sentimientos hacia lo que está haciendo.


¿Beneficios de tener un rincón matemático en casa?

  • El trabajar en ese rincón, además de darle importancia al mismo, hace que el niño sienta una necesidad de aprender y aumente sus deseos por tocar, jugar, experimentar con las matemáticas.
  • Aumenta las ganas de investigar (eso lo hace el tener todo el material manipulativo cerca de él) y favorece la utilización de diversas técnicas y estrategias de aprendizaje para obtener la respuesta a algún problema.
  • Aprenden a aceptar sus equivocaciones y les ayuda a ser conscientes de sus logros. El niño aprende a no rendirse ante cualquier situación adversa referente  a las matemáticas y a seguir intentándolo hasta resolver el problema.
  • Favorece la autonomía del niño, ya que al tener su propio rincón con su propio material, aprende a ser más responsable con su material y trabajo; y además, al tener un orden, le ayuda a materializar de manera más agradable los conceptos matemáticos.
  • Trabajar por rincones permite un aprendizaje creativo y trabaja la imaginación, tanto del niño como de los padres al elaborar el material, y ni que decir, la flexibilidad en el trabajo; aquí no hay ningún libro ni cuadernillo que acabar. El niño trabaja porque le gusta y tiene ganas de aprender.

 

¿Qué necesito para disponer en casa del  rincón matemático?
Puedes utilizar cualquier espacio de la casa donde haya un ambiente tranquilo y relajado. Donde el niño se sienta a gusto trabajando.
Una vez encontrado el lugar donde disponer de este rincón, vas a empezar a darle forma con los materiales.

Colocar la mesa, sillas y materiales que va a utilizar para trabajar el aprendizaje matemático. Puedes utilizar materiales que tengas por casa, como tapones, rollos de papel higiénico, cartones y hasta sus propios juguetes.
Por supuesto, no debe faltar lápiz, papel y una calculadora (material matemático por excelencia)

Otros tipos de materiales manipulativos matemáticos:

  • Regletas
  • Bloques lógicos
  • Cadenas de números Montessori
  • La tabla de sumar

Y un largo etcétera de materiales que os iremos descubriendo cada mes en nuestros artículos.
Busca sitio para el rincón matemático, ubica el material y ve dando forma. A  tu hijo le encantará la idea y tú podrás ir cogiendo ideas, cada mes de mi sección.