El reino de los cielos de acuerdo a Mateo 13

Mateo 13 es una serie de ilustraciones sobre el reino de Dios

Parabolas de Mateo 13
Parabolas de Mateo 13. Veronica Moore/FreeImages.com

Jesús usaba las parábolas para dar una enseñanza secreta a sus seguidores sin que todo el público supiera de lo que estaba hablando. La razón era porque sus enemigos siempre buscaban ocasión para acusarlo y mal interpretar lo que decía. Mateo 13 es un buen ejemplo del uso de parábolas en el ministerio de Jesús, especialmente porque el tema principal es el reino de los cielos.

En otra ocasiones ya hemos tratado con mas detalles las dos parábolas mayores del capítulo: la del sembrador, y la del trigo y la cizaña.

Aquí solo veremos las demás ilustraciones pequeñas y sus significados.

Parábola de la semilla de mostaza: vv.31-32

“El reino de los cielos es semejante a un grano de mostaza, que un hombre sembró en su campo. Sin duda, ésta es la más pequeña de todas las semillas; pero, cuando crece, es la más grande de las plantas; se hace árbol, y hasta las aves del cielo vienen y hacen nidos en sus ramas.”

Significado: El reino de los cielos, el reino de Dios, va creciendo más y mas con cada nuevo creyente que se va añadiendo. En otra ocasión Jesús uso la semilla de mostaza para ilustrar como la fe del creyente va creciendo también.

Parábola de la levadura: v.33

“El reino de los cielos es semejante a la levadura que una mujer tomó y mezcló con tres medidas de harina, hasta que toda la harina fermentó.”

Significado: Esta ilustración también habla sobre el crecimiento del reino. Así como la levadura hace que el pan crezca, el evangelio de Jesús hará que el reino crezca también.

El tesoro escondido: v.44

“Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo. Cuando alguien encuentra el tesoro, lo esconde de nuevo y, muy feliz, va y vende todo lo que tiene, y compra ese campo.”

Significado: El reino de Dios es más valioso que cualquier otra cosa que una persona pueda tener.

Tan valioso, que la persona que reconozca su verdadero valor hasta daría su propia vida por obtenerlo. Ciertamente eso es lo que hacemos cuando aceptamos a Jesús: dejamos atrás al mundo para ganar la vida eterna junto al Padre Celestial.

La perla de gran precio: vv.45-46

“También el reino de los cielos es semejante a un comerciante que busca buenas perlas,  y que cuando encuentra una perla preciosa, va y vende todo lo que tiene, y compra la perla.”

Significado: Esta es similar a la anterior.

La red: vv. 47-50

“Asimismo, el reino de los cielos es semejante a una red que, lanzada al agua, recoge toda clase de peces.  Una vez que se llena, la sacan a la orilla, y los pescadores se sientan a echar el buen pescado en cestas, y desechan el pescado malo.  Así será al fin del mundo: los ángeles saldrán y apartarán de los hombres justos a la gente malvada,  y a esta gente la echarán en el horno de fuego. Allí habrá llanto y rechinar de dientes.”

Significado: El evangelio es como la red. Todo el mundo recibe el mensaje, pero no todos los aceptan. En el día final, los que recibieron a Jesús serán partes del reino de los cielos, y los que lo rechazaron irán al infierno.