El poder del número 3 en los tatuajes celtas

Simbología e historia

Foto ©Flickr [Galería de EcoVirtual]

El número 3 representa, desde siempre, la expresión del orden intelectual y espiritual. Allá donde miremos, podemos encontrar su presencia: en la física, la religión, el cuerpo humano, las matemáticas… La lista sería interminable. Muchos datos históricos cuentan con el número 3, y es por eso que muchas personas se lo tatúan como número propiamente dicho o con algún símbolo que lo represente.

El número 3 en diferentes culturas

En China es la expresión perfecta de la totalidad y de la culminación. Para los Cristianos representa la Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo. En el budismo se encuentra en la Triple Joya (Budda, Dhamma y Sangha), al igual que para la religión hindú.

Pero donde más protagonismo toma este número es en la cultura celta.

El número 3 para los Celtas

Los celtas lo eligieron como símbolo de su pueblo. Podríamos citar ejemplos como la diosa única que se representa con tres aspectos: adolescente, mujer y madre; en el panteón céltico, las tres edades del hombre o las tres naturalezas de la divinidad: humana, animal y vegetal. Los tres elementos también cuentan con el número 3: tierra, agua y aire, que a su vez son representados respectivamente como un jabalí, un pez y un dragón.

Como has podido apreciar, los celtas veneran este número y está presente en toda su cultura. Pero si hay un símbolo que representa el número 3 especialmente, ese es el triskel.

El triskel, símbolo social y espiritual de los celtas

El triskel se remonta a diez mil años antes de Cristo, y para el pueblo celta representa algo mágico, espiritual, algo difícil de expresar debido a la cantidad de significado que posee. Según la cultura celta, representa la evolución y el crecimiento; el equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu; manifiesta el principio y el fin, la eterna evolución y el aprendizaje perpetuo.

También es uno de los símbolos que ha utilizado el pueblo celta como motivo ornamental en la decoración rural y en la arquitectura religiosa.

Pero la historia del triskel va mucho más lejos, y no es de extrañar que resulte fascinante para elegirlo como tatuaje. Desde la antigüedad, los celtas se organizaban en tribus que se diferenciaban en tres clases: los Guerreros, los Productores y los Druidas.

-Los druidas eran los transmisores y depositarios del triple Don Divino del conocimiento, ciencia y sabiduría. Los druidas eran los únicos que podían portar este símbolo sagrado.

-Los Guerreros representaban el Don Divino del poder, la voluntad y la fuerza.

-Los Productores eran la expresión del Don Divino de la creatividad, la productividad y el amor.

Finalmente, el conjunto de todos los Dones Divinos se sumaban en la Divinidad Única.

Estructura del triskel

El triskel está formado por tres espirales que crean un movimiento circular. Los tres elementos que representan son el aire, el agua y el fuego. La tierra está situada en el centro. Es importantísimo que sepas que la espiral debe estar orientada hacia la derecha, en el sentido del bien. Si es representado al contrario, le da un significado negativo.

Diferentes diseños de triskel para tatuajes

Si optas por tatuarte un triskel, hay infinidad de diseños con los que representarlo. Puedes elegir entre el motivo clásico, tribales, cabezas, animales, flores o deidades. Todos ellos tienen relación con la naturaleza del hombre, el animal, la vegetación y la espiritualidad. Aunque tú puedes elegir el motivo que desees y diseñarlo con cualquier detalle que signifique algo para ti.

Como dato curioso, el triskel de tres piernas está presente en la bandera de la Isla de Man (Dependencia de la Corona Británica). En la bandera de Sicilia también está representado con tres piernas flexionadas que representan la forma de la isla, y en el centro la cara de Medusa con alas. En la infantería motorizada alemana de la Segunda Guerra Mundial aparecía como símbolo rúnico.

El triskel está presente en cualquier lugar. Solo tienes que observar un poco a tu alrededor para darte cuenta.