El poder de la imitación en una entrevista laboral

Cómo desarmar a tu entrevistador y ganarte su confianza

hija imita a su madre
El poder de la imitación. Peter Cade

¿Cuál es el objetivo de la entrevista de empleo? Pues pasar a la siguiente ronda del proceso de selección, ya sea otra entrevista o una oferta de empleo. Para llegar a ese punto, debemos influir, de manera positiva, a la persona/s al otro lado del escritorio.

Aparte de haber preparado a conciencia las posibles preguntas que nos vayan a hacer, también habremos investigado todo sobre la empresa en cuestión, sobre el empleo en particular, sobre las tendencias en la industria, la cultura corporativa e, incluso, si es posible, información sobre el mismo entrevistador, algo que resulta muy útil a la hora de contestar a las preguntas.

Como si esto fuera poco, debemos presentarnos con una apariencia profesional, por lo menos que refleje un nivel de profesionalidad acorde con la cultura de la empresa, y con una actitud positiva, llena de energía.

Vale. Supongamos que has cumplido con todos los requisitos anteriores, entras al despacho, te sientas y comienzas a comprobar que el interlocutor, tu entrevistador, no anda de muy buen humor, ya sea porque ha comenzado el día de una mala manera o simplemente no le apetece realizar la entrevista ese día, o quizás no le has causado una buena primera impresión. ¿Qué haces?

- A) Te levantas y te vas indignada, con un cabreo intenso.

- B) Aguantas el chaparrón, te quedas sentada, pensando en lo antipático que está siendo el entrevistador, con unas ganas de soltarle cuatro cosas bien dichas.

- C) Te dispones a cambiar el rumbo de la entrevista, con una técnica muy eficaz que te explico a continuación.

Si has elegido la opción A o la B, no hace falta que continúes leyendo este artículo.

Si has elegido la C, pongámonos en marcha, a ver cómo le damos la vuelta a esto.

CONVIÉRTETE EN ESPEJO

Sí, me has escuchado bien, vamos a convertirnos en un espejo, algo que nos ayudará a desarmar a nuestro "oponente" al otro lado de la mesa.

Uno de los principios básicos para incrementar el carisma de una persona se basa en la empatía, ser capaz de sentir lo que otra persona siente, poniéndonos en su lugar. Para lograrlo, una de las tácticas más eficaces es la imitación física de cada uno de sus movimientos. Por ejemplo, si el entrevistador cruza los brazos, harás lo mismo; si el entrevistador decide tomar un poco de agua, tú harás lo mismo a continuación; si se inclina un poco hacia adelante, harás lo mismo. Captas la idea. Ahora, me imagino que pensarás que este ejercicio puede resultar un poco arriesgado, considerando que la otra persona se pueda dar cuenta y molestarse con tu repentina imitación de todos sus movimientos. Sin embargo, cuando lo hacemos de una manera sútil, el entrevistador no se da cuenta de lo que sucede. Y, si se diese cuenta, puedes actuar como si lo hubieras hecho de manera natural, sin darte cuenta. 

En un estudio realizado para el Journal of Experimental Social Psychology, se descubrió que las personas que usaban esta técnica, durante negociaciones, llegaron a cerrar tratos en 10 de las 15, mientras que en el grupo que no usó la técnica, solo llegaron a cerrar trato en 2 de las 16 negociaciones.

Existen otras investigaciones que arrojan la misma conclusión a la que llegaron los investigadores: esta forma de imitación se puede interpretar como una forma de establecer una relación positiva, de confianza, lo que daría lugar a que las partes involucradas en la negociación compartan más información. 

En el caso de la entrevista laboral, esta forma de imitación puede hacer que el entrevistador "baje la guardia", comience a tratarte de una forma más amable o que incluso se comience a sincerar contigo, ya sea acerca de su estado de humor o de sus inquietudes a la hora de evaluar a los candidatos. En todo caso, te recomendaría experimentar con esta técnica, primero, en situaciones de bajo riesgo, ya sea en una entrevista de prueba o incluso en conversaciones con amigos y familiares. Es decir, antes de aventurarte a probar el día de la entrevista más importante de tu carrera, debes sentirte cómoda, para que el día de la entrevista, lo logres hacer de una forma más auténtica y natural, casi sin pensar.

 

Cuando lo intentes, cuéntame los resultados de tu experiencia. Envíame un email a trabajo@aboutguide.com

 

Fuentes: Journal of Experimental Social Psychology (en inglés)

The Charisma Myth, by Olivia Fox Cabane (en inglés)