El Museo de la Gastronomía Peruana

01
de 10

La Casa de la Gastronomía

Foto Mixha Zizek

La Casa de la Gastronomía peruana está situado en el antiguo Palacio de Correos de Lima. Se encuentra cerca al Palacio de Gobierno y frente al Palacio Municipal. Tiene cuatro ambientes, la sala permanente, la sala temporal, la sala de audiovisuales y la sala del pisco. Algunas todavía están en proceso.
El museo muestra el patrimonio cultural de la riqueza alimentaria del Perú. El lugar difunde la tradición, las comidas más representativas y relata la historia culinaria del Perú.

Está ubicado en el edificio de correos en jirón Conde de Superunda 170, muy cerca del Palacio de Gobierno, en el Centro histórico de Lima. Asimismo, abre sus puertas de martes a domingo de 9 am. a 5 pm.

02
de 10

Presentación de la comida peruana

Foto Mixha Zizek

En el museo existe una recreación en vivo de los platos de la comida peruana y sus principales elementos culturales, regionales y su desarrollo. En el recorrido se puede los recursos naturales que generaron sabores milenarios y el desarrollo de técnicas de coacción y conservación de alimentos. Se presentan fotografías significativas y la escenificación de una cocina limeña típica.

03
de 10

Representación de la gastronomía peruana

Foto © Mixha Zizek

El Perú posee una mega diversidad y riqueza milenaria a través de sus recursos y productos. Desde los 9000 años a.C. hay evidencias de especies vegetales domesticadas, proceso que dura milenios y en el que se incorporan nuevas especies, muchas de ellas de origen amazónico.
Muestra de ello, se encuentra en la Casa de la Gastronomía. Encontramos diversos tipos de artesanía. Cerámica escultórica en forma de pez (cultura Lambayeque ), de cuy (cultura Chimú), de camarón (cultura Nazca), de pato (cultura Moche), cangrejos (cultura Chimú), camarón (cultura Nazca), venado (cultura Moche), camélido (cultura Chimú).

04
de 10

La preparación de los alimentos en la antigüedad

Foto © Mixha Zizek

La mayoría de platos que consume la población peruana tiene un origen ancestral. Muchos de sus platillos devienen de la época pre hispánica. En el museo podemos encontrar explicaciones sobre los productos y su uso en la elaboración de las comidas.

La huatía o Pachamanca. Según las leyendas explicativas del museo, en Caral (3000 a.C.) la costa central del Perú, aparece evidencia de piedras quemadas, por lo que se puede deducir que se cocinaba sobre ellas o se usaba peroles de cuero. La renovación vino con la utilización de la cerámica porque sirvió para cocinar muchos alimentos que antes se consumían crudos.
Existieron muchos métodos de preparación. Una de las más usadas fue la de cocinar en hornos bajo tierra, en pozos construidos especialmente para que se calentaran las piedras, sobre las cuales se ponían los alimentos. Actualmente esta técnica se llama huatía o pachamanca. Algunas regiones mantienen ese método de preparación de sus alimentos tal como Apurímac, Puno, Junín y otros más.

05
de 10

Nuevos productos llegan a América

Foto © Mixha Zizek

La Casa de la Gastronomía nos presenta las diversas materias primas que llegaron a América y como se incorporaron a la alimentación peruana. Productos como el apio, nabo, lentejas, habas, trigo, vid, olivo, vinos y aceites, berenjenas, naranja, limón, frutas secas, el arroz.


Por otro lado, la incorporación del ganado ovino, caprino y porcino. Asimismo, las aves como la gallina fueron agregados a los nuevos productos en América.

06
de 10

Escenificación de la cocina limeña

Foto © Mixha Zizek

Los visitantes pueden ver como el antiguo fogón se convierte en una cocina de fierro. Encontramos la olla de cocina,los cuchillos de cocina, las cucharas de palo y otros más.


En el museo vemos diversas escenificaciones de los diversos ambientes de la cocina limeña, la panadería colonial andina y los braseros del pollo a la brasa.

07
de 10

La comida popular ambulatoria

Foto © Mixha Zizek

La Casa de la Gastronomía muestra una Lima intensa llena de actividad comercial, a través de sus productos importados, la introducción de distintos frutos que se producían en el Perú.
Una de las formas de adquirir estos productos y platillos especiales era por medio de los vendedores ambulantes (desde el siglo XVIII). Los cuales se encargaban de llevar y trasaladar sus productos por las calles limeñas de antaño.

La foto presenta a una anticuchera que vendía anticuchos (escenificación).

08
de 10

Vendores ambulantes de antaño

Foto © Mixha Zizek

Aparecen diversos tipos de vendedores ambulantes, según cuenta el museo y la historia peruana.
la chichera
el biscochero
la fresquera y champuchera
la anticuchera y picaronera

en la foto, la chichera que vendía chicha de maíz morado(escenificación).

09
de 10

Vendedores ambulantes de época

Foto © Mixha Zizek


la raspallidera


el tamalero


la buhonera y más...

En la foto el tamalero que vendía tamales

10
de 10

Sabores del Perú

Foto © Mixha Zizek

En el siglo XVI empieza el proceso de fusión de tradiciones culturales y culinarias con la innovación de maneras, usos y elementos extranjeros.
España brinda elementos españoles y moriscos. Al mismo tiempo, la comunidad negra desempeña un papel importante en la gastronomía y aporta con su inventiva nuevos elementos. Al llegar el siglo XIX con la llegada de los inmigrantes europeos y asiáticos que habitarán gran parte de las regiones de la costa, sierra y selva peruana.

La Casa de la Gastronomía nos muestra la historia, las leyendas culinarias, las comidas bandera, la preparación culinaria, las comidas y regiones peruanas, las bebidas, el proceso de la gastronomía peruana a través de los siglos.
El museo todavía está creciendo y muestra parte de la historia culinaria del país.