El Monasterio de San Lorenzo de El Escorial

Historia y mitos sobre el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial

Photo © Monasterio de San Lorenzo de El Escorial / Carlos Modonese

La construcción

Las faenas bélicas han inspirado muchas veces grandes edificaciones. Y esta no fue la excepción. El motivo de su construcción lo inspiró la victoria de las tropas del rey Felipe II frente a las del rey de Francia, Enrique II, en la batalla de San Quintín. Se trata, sin duda, de una de las construcciones más imponentes de España, con más de 4.000 estancias, 2.673 ventanas, 1.250 puertas, 15 claustros, 11 aljibes, 88 fuentes, 1.600 cuadros y 540 frescos.

Felipe II encargó la obra al arquitecto Juan Bautista de Toledo en la segunda mitad del siglo XVI (1563 - 1584). La idea del monarca no sólo fue establecer en El Escorial la residencia real, sino también levantar un monasterio y un lugar donde sería enterrada su familia y la de su padre, Carlos I (Carlos V ​del Sacro Imperio Romano Germánico).
Si tienes la oportunidad de visitarla, es preciso que tomes un buen rato en contemplar El Panteón de Reyes, prolijamente decorado con mármoles y bronces dorados.
Desde Carlos I en adelante, es ahí donde reposan los restos de todos los reyes de España, salvo algunas excepciones: Felipe V está enterrado en La Granja de San Ildefonso, en Segovia (Ver lo mejor de Segovia) y Fernando VI en las Salesas Reales (Iglesia de Santa Bárbara) en Madrid.

Monasterio de San Lorenzo de El Escorial: Qué ver, horarios, tarifas, ¡todo!
Fotos de El Escorial
Hoteles en El Escorial
Restaurantes en El Escorial

La pintura: obsesión de Felipe II

Además de la pintura, al rey Felipe II se le conocieron varias obsesiones, desde su fijación por la alquimia hasta su gusto por la acumulación de restos de santos, como la cabeza de san Hermenegildo y algunos huesos de san Lorenzo.

En el caso de la pintura, sabemos que el Monasterio San Lorenzo de El Escorial guarda, también, un legado invalorable.


Los italianos Cambiaso, Zuccaro y Tibaldi fueron los responsables de pintar, al fresco, las bóvedas de la Biblioteca, Sacristía, Salas Capitulares, Claustro Bajo, Escalera Principal y la Galería de Batallas.

En cuanto a las obras individuales, Velázquez pintó “La túnica de José” (1629-1631), una magnífica postal del Antiguo Testamento que decora la Sacristía Mayor del monasterio. En esta obra se observa la sorpresa de Jacob, en el momento en que sus hijos le muestran la túnica de José empapada en sangre. Mentían a su padre diciendo que José había sido atacado por una fiera, cuando en realidad lo habían despojado de sus ropas y vendido a los egipcios por ¡sus propios hermanos!​

Cincuenta años antes ya se vería un atisbo de la obsesión de Felipe II por la pintura, cuando le encargó a El Greco “El martirio de San Mauricio” (1580-1582). Cuenta la historia que no quiso volver a contratar al pintor: le atribuyó una falta de devoción el que pintara la escena principal del martirio del santo en un segundo plano.​

Sin embargo, este comportamiento parece contradictorio cuando vemos como el rey perseguía, obsesivamente, los cuadros de El Bosco. El pintor flamenco no sólo tenía un gusto arriesgado para la época, sino que se le vinculaba con una sociedad herética llamada los Adamitas.


Y es que Felipe II tenía muy claro que una cosa eran sus gustos personales; y otra, muy distinta, los gustos para exponer en lugares públicos, como una capilla o sacristía. ¿Doble moral?

La primera obra de El Bosco que adquirió fue "El carro de heno"; en su habitación tenía colgado la “Mesa de los pecados capitales"; y se dice que, uno de sus deseos antes de morir fue que le pusiesen delante de sus ojos “El Jardín de las Delicias”. Algunos afirman que en este cuadro el pintor representa “El Paraíso” de los adamitas: cuerpos desnudos, libres de prejuicios, como una forma de contactarse con lo divino.
Estos tres cuadros hoy se encuentran en el Museo Nacional del Prado (Ver Diez obras imperdibles del Museo Nacional del Prado).


Monasterio de San Lorenzo de El Escorial: Qué ver, horarios, tarifas, ¡todo!
Fotos de El Escorial
Hoteles en El Escorial
Restaurantes en El Escorial