El Milagro del Sol en Puerto Rico: 25 de mayo de 1953

Milagro del sol
Foto tomada en Sabana Grande, Puerto Rico durante el milagro de la Virgen del Pozo, o Milagro del Sol. Dominio público

Durante 33 días, desde el 23 de abril hasta el 25 de mayo, la Virgen en su adveración del Virgen del Rosario, apareció en el Barrio Rincón del pueblo de Sabana Grande, Puerto Rico. 

Miles de personas se congregaron en los alrededores de la escuela rural Lola Rodríguez de Tió, queriendo ser testigos de las manifestaciones de la Virgen María en ese humilde lugar.

La Virgen dio mensajes e hizo promesas.

La más esperada fue la promesa de un milagro el día 25 de mayo de 1953. Tanta gente llegó hasta el lugar del futuro milagro que la policía tuvo que suspender el tráfico, el departamento de salud tuvo que hacer letrinas y la escuela se convirtió en un hospital ambulante. 

El 25 de mayo, la Virgen del Pozo cumplió su promesa.

El milagro del 25 de mayo

El último día de las apariciones de la Virgen del pozo, miles de personas testificaron haber presenciado el milagro.

En una entrevista en video, el Sr. Eladio García, policía que estaba presente junto a los 3 niños videntes, cuenta que ese día cayó un gran aguacero. Sin embargo, tan pronto terminó de llover, todo quedó seco de inmediato. Otras personas que estuvieron presentes dan el mismo testimonio.

Según Eladio, a los dos o tres minutos, comenzó otro aguacero, esta vez de colores. El sol brillaba y parecía ir y venir. Mucha gente se asustó porque pensaron que se iba a acabar el mundo.

El Sr. Ángel Nazario cuenta (en el mismo video) que le pidieron al niño Juan Ángel que le dijera a la Virgen que hiciera algo para que la gente creyera, ya que la mayoría estaban ahí solo por curiosidad. La Virgen respondió pidiendo que miraran hacia el cielo. Todo el mundo miró y vieron que el sol se había agrandado.

El sol se puso anaranjado y se podía mirar directamente. Luego descendió rápidamente y   comenzó a dar vueltas en el cielo. El sol, lleno de colores, parecía acercarse a la multitud y luego alejarse.

Muchos de los presentes afirmaron haber visto a la Virgen ese día.

El milagro de 1991

Desde el milagro de 1953, la devoción a la Virgen del Pozo continuó creciendo hasta llegar a otros países de América Latina. Cada año se continuó celebrando las apariciones de la Virgen en el pozo de Sabana Grande. 

El 21 de abril de 1991, durante las celebraciones, y ante una multitud congregada en el pozo, volvieron a verse las luces milagrosas en el cielo. El sol comenzó a acercarse y alejarse. El cielo se llenó de colores. Ya para estos tiempos, las cámaras de video eran accesibles al público y existen imágenes grabadas del fenómeno.

El Milagro del Sol que se repite

En Fátima, a principios del Siglo XX, la gente vio el mismo fenómeno en el lugar donde se dice apareció la Virgen. Así lo describió el periodista de la época Avelino de Almeida:

   “Ante los ojos asombrados de la multitud, cuyo aspecto era bíblico, de pie, cabezas sin sombreros, mirando con atención el cielo, el sol tembló, hizo increíbles movimientos repentinos fuera de cualquier ley cósmica, el sol 'bailó' según la expresión de la gente”. 

En Medjugorje se ha observado un fenómeno muy parecido, que también ha sido filmado. Existen muchos videos tomados por personas particulares del Milagro del Sol en Medjugorje, donde también hay un grupo de videntes que presencian apariciones de la Virgen continuamente. En un tiempo, los videntes recibieron mensajes diarios. Hoy en día reciben un mensaje el día 25 del mes.

Los devotos de la Virgen del Pozo creen que el propósito de la Virgen con sus milagros y apariciones es dar la certeza de que existe un mundo sobrenatural y crear una nueva estirpe de personas que pongan a Dios ante cualquier otra cosa.