El mejor maestro del mundo

Maestro y profesor trabajando en la biblioteca
El mejor maestro del mundo. Getty Images © Marc Romanelli

 Todos recordamos a algún gran maestro que influyó en nuestra vida. Esa persona que con su conocimiento y saber consiguió que amáramos las química o quizás el latín. Puede que incluso aquello que no se nos daba también como las matemáticas, adquirieran otro sentido para nosotros y por fin no las viéramos como el enemigo.

En este artículo quiero darle los cinco tips que debe buscar en el maestro de su hijo para saber si  puede esperar de él o ella que marque diferencia en su educación.

Ir a la escuela con la ilusión de encontrarte con un buen maestro es algo maravillososo.

 

Su hijo va contento a clase

No es fácil ir a la escuela para todos los niños incluso teniendo allí a la mayoría de sus amigos.Pero cuando un buen maestro aparece en la vida de ellos, lo que es obligatorio empieza a transformarse en un encuentro inspirador entre maestro y alumnos y cambia la percepción del aprendizaje y de la “obligación”.

No es rígido con el programa educativo

Si partimos de que los maestros deben cumplir con un plan de estudios, no es fácil encontrarnos con aquellos que deciden arriesgar y llegar al mismo sitio pero por un camino diferente. Menos deberes, más proyectos, menos aprendizaje de memoria,más conversaciones y menos redacciones. Cada uno de estos excepcionales maestros consiguen conectar con los alumnos de una manera muy especial.

Su hijo habla bastante del maestro

Si el niño habla en casa más de lo habitual sobre un maestro y lo hace con entusiasmo y alegría empiece a pensar que ahí puede haber oro.

Un maestro que consiguen atraer a sus alumnos hacia su asignatura, no es alguien muy fácil de encontrar, pero como en realidad la mayoría de los temas que estudiamos pueden ser apasionantes si se explican de la manera correcta, y esta persona lo está logrando, los niños se acercarán sin desconfianza a su materia.

Su hijo no rechaza estudiar su asignatura

Cuando los alumnos están en horario escolar lógicamente tienen sus asignaturas preferidas y aquellas por las que siente menos atracción o rechazan. Durante la tarde hacer la tarea escolar no es fácil para los niños y la mayoría se resisten, pero cuando encuentran un maestro que les hace conectar con una temática, usted va a notar como su hijo ya no se va a resistir tanto a estudiar tras las clases.

Se le ve apasionado de su trabajo

Observe cómo es este profesor en las reuniones que mantenga con él en privado o cuando reúna a todos los padres. Se nota tanto los maestros que se sienten apasionados por su trabajo, que buscan a conciencia la mejor manera de que nuestros hijos aprendan y sobre todo que tratan a cada niño de una manera personal y no solo como parte de un grupo.

Habla de manera positiva de los alumnos

Es muy importante observar cómo las personas hablan de los niños. A menudo, hay un cierto tono de “desdén" cuando hablamos de ellos. Respetar a los niños, Mirarlos como seres completos, como todo un camino por delante y un potencial por explotar, hará que los respeten y escuchen de una manera auténtica.