El juego preliminar magnético del sexo tántrico

01
de 01

El juego preliminar magnético del sexo tántrico

Juego sexual preliminar tántrico
©Neleman/WIN Initiative/Getty Images

La clave del juego preliminar tántrico: caricias magnéticas en los senos y el pene

El Tantra posee maneras poderosas para despertar y activar la energía sexual entre la pareja. La clave del juego sexual previo tántrico consiste en acariciar los polos sexuales positivos de la mujer y del hombre. Estos polos positivos son los senos y el pene.

Mediante este sólo contacto se activará el flujo de energía electromagnética entre la pareja. Este intercambio hará que el encuentro sexual sea más vibrante, gozoso y lleno de sensaciones extáticas. Podrá haber orgasmo o no, sin embargo, se experimentará un sublime estado de placer, unión sexual e intimidad emocional.

Todo tipo de caricia sensual es un delicioso aperitivo para hacer el amor. Una suave caricia o masaje por todo el cuerpo, dado con amor, mientras te conectas contigo mismo y con tu pareja, es excelente para crear confianza, intimidad, relajamiento y ese ambiente sensual y apasionado que anhelas crear. Puedes aprender técnicas sencillas y efectivas para dar un masaje sensual a tu pareja.

Sin embargo, si no tienes tiempo para un masaje lento y pausado, nunca prescindas de las caricias en los polos sexuales positivos del hombre y de la mujer. Deja que tus manos se conviertan en canales y envía energía a través de ellas.

Acuéstate junto a tu pareja, o siéntate frente a frente en una posición relajada y cómoda. Sonríe y siente un inmenso agradecimiento por estar disfrutando de ese momento junto a ella.

Suaves caricias tántricas para los senos

Cuando el hombre toca los pechos de su compañera con amor, admiración, cuidado y deseo, entonces el corazón de ella se abre como una flor. Al movilizarse la energía en el polo sexual positivo femenino, esto hará que a su vez que se active y abra el polo sexual negativo de la mujer, que es su vagina. Sin este estímulo - según la sexualidad tántrica - la vagina permanece seca, cerrada y tensa. Al abrirse el corazón, la mujer se puede entregar física y emocionalmente a la experiencia sexual.

El Tantra recomienda las siguientes formas de acariciar los senos femeninos durante el juego sexual previo:

  • Haz toques suaves y aterciopelados por todos los contornos de los senos.
  • Sostén los pechos entre tus manos mientras los miras con ternura.
  • Dibuja círculos en los senos sin tocar los pezones.
  • Toca y acaricia muy suavemente los pezones.
  • Lame y succiona muy suavemente los pezones, con deseo a la vez.

Estas caricias despertarán y calentarán progresivamente la energía sexual femenina, hasta que repercuta en la zona genital. Entonces ella se encontrará preparada y deseará con todas sus fibras la unión sexual.

Amorosas caricias tántricas para el pene

Para acariciar el pene de un hombre, sólo es necesario sostenerlo amorosamente entre tus manos, admirarlo y sentirlo como un ser vivaz, alegre y capaz de percibir y brindar inmenso placer. Sólo así la mujer podrá conectarse con su maravillosa energía, fuerza y suavidad.

Realiza las siguientes caricias tántricas en el pene y los genitales masculinos:

  • Acaricia con ternura y cariño el pene en toda su extensión, sintiendo su delicada piel.
  • Empuja con suavidad y lentitud deliberada el prepucio hacia atrás, hasta dejar descubierto el glande.
  • Toma los testículos y apriétalos ligeramente, como si fueran frutas muy delicadas.
  • Separa los testículos con cuidado del cuerpo.
  • Masajea muy delicadamente cada testículo utilizando tus dedos índice y pulgar.

La clave del juego preliminar tántrico consiste en activar la energía sexual, sin necesidad de producir excitación. Al despertar suavemente la energía sexual acariciando los polos positivos del hombre y de la mujer, se activa la vagina. Sólo cuando la vagina se encuentra abierta y receptiva se puede producir un maravilloso encuentro con su contraparte energética, el pene. Y ese es el objetivo del juego preliminar, ¿cierto?

La ventaja del juego previo tántrico es que abre el camino para que se produzca un inmenso intercambio energético entre la pareja. Entonces, cuando los cuerpos y las almas se unen, tan sólo es cosa de que ambos se dejen llevan por la sabiduría inherente al pene y a la vagina. Ellos sabrán qué hacer. Así, abrazados, podrán hacer el amor incansablemente, incluso durante horas.

Fuentes:

Richardson, Diana (2004). Tantra: amor y sexo .