El Ángel del Perdón

01
de 07

Ángel del Perdón

freseco-rabia-y-enojo.jpg
Ángel con las virtudes de la temperanza y la humildad en contra del demonio con los pecados de rabia y enojo. Un fresco de la Iglesia San Nicolás en Cukovets, Provincia de Ternik, Bulgaria. © Dominio público

¿En qué piensas cuando estás a solas? Si el resentimiento o la decepción con otras personas se apoderan de ti y te invaden los pensamientos de venganza o desolación, hay un ángel al que puedes acudir para liberarte de esas emociones y comenzar tu camino hacia la libertad de tu alma. Es el Ángel del Perdón.

02
de 07

Conoce al Ángel del Perdón

© Vita Giorgi

Piensa en el Ángel del Perdón como una energía limpiadora y sanadora que, al pedir su ayuda y presencia, te rodea para neutralizar las emociones negativas hacia otras personas y comenzar a sanar las heridas del pasado. Es un sutil aliado en tu camino espiritual, ya que el perdón es uno de los cuatro pasos principales para desarrollarte espiritualemente.

El trabajo del Ángel del Perdón es ayudarte a perdonar para dejar ir lo que te bloquea o te impide progresar en tu vida.  Este liberación de tu energía te abre para recibir la alegría y la esperanza en tu corazón. Te ayuda a comprender que cada experiencia de vida tiene el propósito de enseñarte las lecciones que tu alma necesita aprender.

03
de 07

Perdón y amor propio

El Ángel del Perdón te ayuda a trascender la rabia y todos aquellos sentimientos que te impiden perdonar. Esta liberación te incluye a ti también.

Si continuamente recuerdas cosas que no puedes perdonarte, con la ayuda de este ángel puedes comenzar a desechar las culpas y aceptar los errores para poder repararlos. 

04
de 07

El poder del perdón

Perdonar te ayuda a ver una situación con más claridad. El el proceso de perdonar aprendes a ver tus acciones y las de los demás con compasión. Este proceso hace que los sucesos que te crearon dolor o resentimiento dejen dede tener poder sobre tu vida.

El perdón es liberador, pero también es muy difícil de lograr. La ayuda divina es con frecuencia el único recurso que tiene el ser humano para lograr perdonar. El Ángel del Perdón es el enviado de Dios para llevarte de la mano en tus primeros pasos hacia la liberación de tu corazón y de tus emociones.

05
de 07

¿Cómo es el Ángel del Perdón?

El Ángel del Perdón es un ángel que emana energía sanadora. Su presencia no se manifiesta visualmente, sino que crea una atmósfera a tu alrededor que neutraliza los pensamientos negativos e infunde amor en tu ser. Puedes presentir a este Ángel cuando, después de pedir su ayuda, cierras los ojos y sientes una chispa que se prende en el centro de tu corazón espiritual.

  • Su luz hace que tus heridas se sanen. Ilumina tu entendimiento de la situación que te agobia.
  • Te llena de compasión y comprensión.
  • Te ayuda a cultivar el desapego.
  • Te acerca a la sabiduría para ver con claridad en el corazón de la otra persona.
  • Disuelve la ira, el dolor y el resentimiento.
  • Sana tu corazón cuando te devuelve tu poder para liberarte de una situación de víctima. 

06
de 07

Contacta al Ángel del Perdón

Si te propones conocer a este ángel, puedes comenzar a pedir su ayuda con una oración. También, puedes meditar con los ojos cerrados, sintiendo a tu alrededor su presencia. Cada vez que necesites llenarte de perdón, y es posible que este proceso tome tiempo, trae a tu mente su nombre, Ángel del Perdón, y siente su energía rodeándote. Deja ir los pensamientos y sustitúyelos con la llamada al Ángel del Perdón. El ángel te ayudará a limpiar tu mente y tu corazón.

07
de 07

Oración al Ángel del Perdón

Ángel del Perdón,

de acuerdo a la voluntad de Dios,

por favor ayúdame y dame la fuerza

para perdonar y liberar mi corazón

del resentimiento y el dolor.

 

Ayúdame a perdonar completamente

 a todas las personas

que me hayan ofendido,

y también ayúdame a obtener el perdón

de todos aquellos a los que yo he ofendido.

 

(Menciona los nombres de esas personas).

 

Intercede por mí y llévales amor, paz, salud, y felicidad.

 

Ángel del Perdón,

gracias por tu presencia y guía.

Amén.