El hibisco, la amapola o mar Pacífico

El hibisco es una de las flores tropicales más conocidas y versátiles

Hibiscos
Hibiscos. Getty Images

Con sus cinco enormes pétalos y sus impresionantes colores, la flor del hibisco se ha convertido en una de las más populares entre los paisajistas y jardineros de todo el mundo.  Nada sirve mejor como referencia a la palabra trópico que la flor del hibisco. 

¿Qué es un hibisco?

El nombre botánico del hibisco es Hibiscus Rosa-sinensis.  Esta planta es nativa de Asia y África. También es conocida como la flor nacional de Malasia y en América del Norte como la flor del estado de Hawai.

Como sucede con la mayoría de las flores, su nombre varía por país y región. Algunos de los nombres más comunes son flor de Jamaica, flor de Cayena, Amapola, Rosa china o Mar Pacífico.

Híbridos de hibiscos 

El hibisco es una de las plantas más utilizadas en la creación de híbridos. Por eso existe una gran variedad de colores, formas y tamaños en las flores de esta planta tropical.

Crear un híbrido es simplemente la acción de cruzar dos tipos de planta para crear un tercero. Ya sea para lograr nuevos colores en sus pétalos o para desarrollar plantas con mayor resistencia a ciertos tipos de climas o plagas.

Hoy en día la mayoría de los hibiscos disponibles en viveros y tiendas son híbridos. Así que si decides plantar uno busca el que más te convenga, la variedad es enorme.

Clima ideal

El hibisco es una planta tropical, amante del sol, de la humedad y de los climas cálidos. Bajo estas condiciones el hibisco crece y florece la mayor parte del año sin requerir muchas atenciones.

Esto no quiere decir que no se pueda plantar hibiscos en otros tipos de clima, pero siendo una planta tropical no resiste muy bien el frío o los climas demasiado secos. 

Cómo cuidar de mi hibisco

Para que tu planta de hibisco se desarrolle con éxito, lo más importante es mantenerla en un lugar con buen sol y un clima cálido y constante.

Si vives en un lugar tropical la tarea es mucho más fácil, ya que podrás colocarla en casi cualquier espacio en tu jardín. 

Pero si vives en una zona donde hay cambios notables en la temperatura, lo ideal es mantener tu hibisco plantado en un tiesto que puedas entrar dentro de la casa cuando las temperaturas bajen demasiado. Gracias al desarrollo de híbridos, hoy en día existen hibiscos mucho más resistentes al frío. Por ejemplo el Hibisco perenne o Winter hardy hibiscus.

Mientras tu hibisco esté dentro de la casa, este debe recibir algunas horas de sol diarias aunque sea a través de una ventana. Si no recibe sol, lo normal es que suelte todas sus hojas y entre en una etapa durmiente hasta que lo regreses al patio en la primavera. 

Riego

El hibisco prefiere un terreno constantemente húmedo pero nunca encharcado. Entonces riégalo al menos una o dos veces por semana. También asegúrate de que el terreno esté seco entre riegos, si lo notas aún húmedo espera unos días más antes volver a regar. El exceso o acumulación de agua puede  pudrirle las raíces, sobre todo si tu planta está sembrada en un tiesto y este no tiene buen drenaje.

Terreno ideal

Cuando vayas a plantar tu hibisco, uno de los pasos principales es la preparación del terreno.

El hibisco prefiere terrenos bien aireados y fértiles. Así que lo ideal es enmendar el terreno con composta orgánica madura y tierra fresca para la siembra.  Luego puedes cubrir la superficie del terreno con “mulch”, o sea viruta o pajote de jardín, para así mantener la humedad y los nutrientes en el mismo.

Fertilizantes

La composta orgánica es el mejor alimento para todas las plantas. Utilizando nutrientes orgánicos aseguras la salud y belleza de tus plantas con menos riesgos para el planeta. También puedes utilizar de vez en cuando un abono específico para promover la producción de flores. Procura diluirlo bien y riega a menudo en los días subsiguientes.

Altamente recomendado

Si quieres agregarle flores a tu jardín pero necesitas una planta que lleve poco mantenimiento, el hibisco será una de tus favoritas.

Lo mismo la puedes mantener en un tiesto que sembrar directamente en el terreno de tu patio. Verás como con muy poco esfuerzo logras que te regale flores impresionantes y te hace lucir como todo experto en jardinería.