El guásima, un remedio natural para la diabetes

GuasimaCloseUp.JPG
El fruto del guásima. Luz Guerrero

Este contenido no se ha revisado por el Comité de Evaluación Médica de About.com y es únicamente para fines de información. No constituye consejo médico.

La diabetes tipo 2 es una de las condiciones médicas que más se está aumentando en las poblaciones latinas hoy en día. Provoca una inestabilidad peligrosa en los niveles de glucosa sanguínea y requiere que el paciente haga cambios drásticos en su dieta.

En casos extremos es necesario aplicar inyecciones regulares de insulina y si no está controlada puede resultar en la ceguera, gangrena y/o la amputación de los pies. Por eso si tienes diabetes es indispensable que recibas la atención médica necesaria. Sin embargo, muchas personas pueden también beneficiar de un remedio natural para estabilizar sus niveles de azúcar antes de que su condición llegue a ser tan grave.

El guásima (Guazuma ulmifolia Lam.) es un árbol nativo a las zonas tropical y subtropical de las Américas. Se encuentra en partes de los Estados Unidos y en casi todo el país de México; también crece en Argentina, Ecuador, Perú, Paraguay, Bolivia, Brasil y el Caribe. Las diferentes partes del árbol de guásima tienen muchísimos usos tradicionales. Para controlar la diabetes, se prepara un té del fruto y la corteza. El fruto de guásima es redondo y cubierto con picos. Para su aplicación medicinal se utiliza el fruto seco, el cual es duro y tiene un color café oscuro.

Se puede recoger directamente del árbol o se puede comprar en tiendas de herbolaria. Por lo regular se vende el fruto sólo o junto con la corteza seca.

Propiedades medicinales del té de guásima

  • Nivela la glucosa sanguínea.
  • Limpia los riñones y el hígado.
  • Activa y regula la circulación sanguínea.
  • Fortalece el sistema inmunológico.

Se puede tomar en conjunto con la mayoría de los medicamentos, sin embargo siempre debes informar a tu médico y a tu herbolario si estás tomando otros medicamentos para asegurar que no haya contraindicaciones.

Cómo preparar el té de guácima para la diabetes

  1. Combina un litro de agua con 5 frutos secos (bolitas) de guácima y un trocito de corteza.
  2. Ponlo a hervir por 5 minutos.
  3. Tómalo como agua de uso durante el día. Se puede tomar caliente o frío.

Es recomendable realizar un análisis de glucosa antes de empezar el tratamiento y después de una semana.

Investigaciones científicas sobre el uso del guásima para la diabetes

Como es un remedio tradicional no muy comercializado, el uso del té de guásima para la diabetes no ha recibido mucha atención científica todavía. Sin embargo, existen unos pocos estudios verificando que sí tiene propiedades, especialmente con respecto a la diabetes. En los dos estudios mencionados en seguida, en vez del té de guásima hecho con el fruto y la corteza, se utilizó un extracto acuoso de las hojas.

  • Un estudio publicado en la Revista de Etnofarmacología (Journal of Ethnopharmacology) investigó el mecanismo anti-diabético del guásima. Los autores del estudio concluyeron que el guásima estimula la absorción de la glucosa sin provocar la adipogénesis.
     
  • Otro estudio analizó la actividad anti-diabética del guásima, de la cúrcuma (Curcuma xanthorrhiza) y de la combinación de ambos. Los investigadores observaron actividad anti-diabético en las tres preparaciones, sin embargo la combinación del guásima y cúrcuma fue más tolerable para el páncreas que el guásima o la cúrcuma solos. Observaron una reducción significativo en los niveles de glucosa de ratones diabéticos en el laboratorio, lo cual indica que podría tener el mismo efecto en los seres humanos que padecen de diabetes.