¿Por qué el gato se orina en todas partes?

Causas médicas, de comportamiento o psicológicas

Gato
Si tu gato hace sus necesidades en lugares inapropiados, no lo hace por molestar, algo en su sistema necesita atención.  jennybonner/Getty Images

No siempre la acción es obvia. La mayoría de las veces te enteras de sorpresa. Al sentarte en tu sillón favorito sientes un olor desagradable que emana de tus cojines. Orín de gato. El olor es inconfundible. Pero tu gato tiene una caja de arena, que según tú, utiliza todo el tiempo, ¿por qué está orinando fuera de ella?

El tratar de descifrar el misterio puede tomar tiempo y es una de las causas mayores de gatos entregados al refugio.

Los dueños se dan por vencidos y deciden acabar con el problema.

Antes de tomar el camino fácil, recuerda que es tu gatito, que no lo hace para molestar, que te está tratando de decir que algo en su mundo no está bien.

La violencia no funciona con el gato. Herirlo físicamente lo que logra es que el gato se esconda de ti y se empeore su situación. Trátalo con cariño siempre.

Las causas pueden ser médicas, de comportamiento o psicológicas. Vamos por pasos.

Causas médicas

Primero debes llevarlo al veterinario. Tu gato puede estar padeciendo de enfermedades como:

  • Infección del tracto urinario: Si tu gato no está orinando en su caja de arena lo primero que debes descartar es que tenga una infección del tracto urinario. Estas son comunes en los mininos y van aumentando a medida que el gato va entrando en años.

    El minino tiene dolor al orinar y asocia la caja de arena con su dolor por lo tanto la evita.
  • Cálculos renales (kidney stones): Sus síntomas son parecidos a la infección del tracto urinario. La diferencia es que el gato quiere orinar pero no puede y ocurren "accidentes" cuando no llega a la caja a tiempo.

Comportamiento

 Si el problema no es médico puede ser que algo ha cambiado en su rutina y se rebela contra la caja de arena.

  • Gato esterilizado: Comencemos por el más sencillo. Un gato esterilizado no orina en cualquier sitio pues no siente la necesidad de marcar todo el tiempo.
  • ¿Su caja está limpia? A nadie le gusta usar un baño sucio. Limpiar la caja de arena diariamente debe ser parte de TU rutina.
  • Territorio: El gato es muy celoso de su territorio. Marcar con su olor le deja saber (y a otros) cuáles son los límites de su área. Si siente otros olores lo llevará a seguir orinando en áreas que él considera suyas.
  • Nuevo gato en casa: Una vez reconozcan sus olores no debe haber problema. Pero si el nuevo minino llega y trata de adueñarse sin pedir permiso va a enfurecer al gato que lleva tiempo en casa. La mejor manera de lograr una vida en armonía es evitando el encuentro tan pronto traigas al nuevo gatito a casa. Colócalo en un cuarto seguro con su propia caja de arena. Manténlos separados y deja que se conozcan poco a poco.
  • Gatos en el patio: No siempre el culpable está a simple vista. Gatos que transiten cerca de tu casa sentirán al gato en el interior y tratarán de invadir su territorio. Remedios tan simples (y para nada crueles) como mojarlo o gritar cuando lo veas venir es suficiente para ahuyentarlo para siempre. El minino asociará el ruido o el agua con molestia y seguirá su camino.
  • Mudanzas, cambios de muebles, horarios de trabajo extendidos: Nada le causa más ansiedad al gato que un cambio drástico. Si has cambiado algo en tu vida, le va a afectar. Ten paciencia y ayúdalo a acostumbrarse a su nuevo ritmo.

Causas psicológicas

Estas son más difíciles de diagnosticar pero no imposibles.

  • Trauma cerca de la caja de arena: Algo lo asustó al momento de usarla y ahora asocia la caja con miedo. Cambiar la caja de lugar y colocarla en un área de poco tráfico en la casa es recomendable.
  • Otro gato usando su caja: La situación ideal es que los gatos en casa se traten como hermanos. Pero no siempre es así. Cada uno debe tener su caja de arena.

Cómo remediar la situación

  • Colócale más de una caja de arena en distintas partes de tu casa. Si el gato tiene alguna preferencia en tipo de arena, usa la que le guste. Menos cambios es mejor.
  • Hazle el camino difícil: Coloca obstáculos en las áreas donde está orinando. Si le da tanto trabajo llegar a ellas se va a dar por vencido.
  • Trata la medicina homeopática: A veces tu gatito necesita ayuda profesional para lidiar con su problema. La medicina homeopática ofrece medicamentos en gotas que añadidos a su comida ayuda a eliminar su ansiedad.