El fenómeno de Snapchat entre los millennials.

Snapchat para bloggers

Si bien las redes sociales son en la actualidad una de las principales vías de difusión en Internet, cada una de ellas ha demostrado resultados variados ante los distintos segmentos de edades. Por ejemplo Snapchat, que en realidad es una aplicación móvil de comunicación,  ejerce un innegable atractivo y una espectacular eficiencia en usuarios segmentados entre los 12 y los 35 años de edad. En esta entrega, explicaremos porque esta nueva aplicación es tan eficiente en este rango etario y cómo puede ser utilizado por los blogueros para promocionar sus contenidos.

Primero que nada, no está de más repetir que todo bloguero profesional debe tener identificado a la perfección el tipo de público que lo sigue. Saber su procedencia, sus intereses, sus gustos, sus modos e comunicación y su rango etario resulta fundamental para conseguir el éxito. Estos datos primordiales en el esquema comunicaciónal de cualquier medio le permiten al bloguero elegir las herramientas y los métodos más apropiados para promocionar y publicar el contenido.

Snapchat por su parte, se ha demostrado muy eficiente entre los jóvenes nativos del mundo digital, denominados millennials. Si bien se estima que con el tiempo la aplicación será adoptada por personas de todas las edades, en la actualidad el 70% de sus usuarios corresponden a las edades mencionadas más arriba. Lo interesante de Snapchat en la actualidad es que el nivel de efectividad y los porcentajes de conversión que ofrecen sus publicaciones han demostrado ser muchísimos más altos que en el resto de las herramientas de difusión en línea.

Por lo tanto, si te dedicas a la producción de contenido atractivo para personas de estas edades, ésta aplicación está hecha a tu medida.

A estas alturas del artículo te estarás preguntando por qué Snapchat resulta tan atractivo entre los jóvenes; y la respuesta reside en la sensación de “urgencia” que genera su funcionamiento.

La aplicación permite enviar fotografías y videos de corta duración que serán eliminados en el dispositivo del receptor después 1 a 10 segundos de haber sido visto. A su vez, ofrece la posibilidad de  publicar contenido en redes sociales a la vista de todos los contactos (fotos o videos de hasta 10 segundos) pero con la particularidad de que todos los contenidos serán borrados de manera automática después de 24 horas.

La aplicación remplaza el concepto de publicación eterna lógica del internet al cual estamos acostumbrados, característica que ha sido muy celebrada por los usuarios. En primera medida, los más jóvenes se sienten resguardados al saber que sus mensajes privados serán eliminados de manera automática en el dispositivo del receptor y en segundo lugar, las publicaciones en redes sociales de Snapchat generan una cierta sensación de urgencia, porque si no se consume en el momento que se ve la notificación, se corre el riesgo de perderlo para siempre.

Esta característica, que parece ir en contra del funcionamiento lógico de la red, ha demostrado ser muy efectivo para la promoción en redes sociales, generando valores de conversión altísimos. De hecho, este fenómeno ha sido identificado por las grandes empresas de comunicación y marcas muy importantes como Metro Golden Meyer y Taco Bell han desarrollado sus propias campañas específicas para publicar en sus perfiles de Snapchat

Los blogueros podemos utilizar la aplicación para difundir nuestro contenido a partir de imágenes o videos cortos que sean los suficientemente interesantes para que nuestros seguidores de redes sociales lo compartan en sus perfiles, aludiendo a sus sentimientos de identificación y valoración del material. Esta diseminación natural del contenido generará una gran cantidad de visitas en el blog y, muy probablemente, nuevos lectores asiduos, aumentando exponencialmente, a su vez, el número de seguidores en redes sociales.

En resumen, por sus beneficios promocionales comprobados y teniendo en cuenta que en la actualidad Snapchat ya cuenta con 600 millones de usuarios, ésta herramienta es una vía de promoción gratuita que los blogueros debemos aprovechar para difundir nuestro contenido. Especialmente en aquellos casos que el blog cuente con un público joven y entusiasta de las nuevas tecnologías.