El color naranja del arcángel Gabriel

Descubre las bendiciones del color naranja del arcángel Gabriel

El arcángel Gabriel con el rayo naranja por Tanya Torres
El arcángel Gabriel con el rayo naranja por Tanya Torres, pintura sobre losa de cerámica, 6" x 6", 2012. © Tanya Torres 2012

El naranja es el segundo color de los rayos del arco iris. Es un color cálido que transmite alegría, optimismo y una visión positiva de la vida. Representa la creatividad y la dicha.

El arcángel Gabriel es el encargado del rayo naranja del espectro de la luz. Gabriel, el ángel mensajero de las noticias dichosas, personifica la dicha y alegría del color naranja. Por ser el mensajero del nacimiento y la resurrección del Cristo, te trae con su rayo naranja un mensaje de renovación y resurrección para tu existencia diaria.

El color naranja para sanar el físico

Invoca al arcángel Gabriel y medita con el color naranja de su rayo cuando necesites:
  • sanar alguna parte de tu baja espalda y abdomen
  • sanar los riñones
  • mejorar la digestión
  • mejorar los bronquios
  • evitar el asma
  • aliviar los síntomas de la menopausia
  • balancear las hormonas
  • promover la fertilidad
Evita el naranja si tienes:
  • insomnio
  • ansiedad

El color naranja para la salud mental y emocional

El color naranja del arcángel Gabriel te ayuda cuando:
  • necesites motivación
  • quieras comenzar un proyecto que has postergado por mucho tiempo
  • desees energizarte poco a poco
  • sientas depresión o tristeza
  • busques inspiración artística, especialmente en la danza
  • necesites dejar ir el miedo al placer
  • una fobia o el miedo te impida vivir con plenitud
  • ansíes aumentar la creatividad

El color naranja en la vida espiritual

Por medio del color naranja el arcángel Gabriel enseña el arte de reconocer lo positivo y neutralizar lo negativo.
San Gabriel ayuda a los seres humanos a conectarse con su niño interior para poder ver la vida desde esa perspectiva. Esta visión renovada ayuda a reconocer las oportunidades que se presentan cada día para lograr los sueños por medio de la creatividad. El arcángel Gabriel, con el rayo naranja, te ayuda a lograr la maestría de vivir en el momento presente con alegría y placer.

Cómo meditar con el arcángel Gabriel y el color naranja

El poderoso arcángel Gabriel te traerá la alegría y creatividad del color naranja cuando se lo pidas.
Esta meditación te ayudará a invocar la ayuda del arcángel Gabriel y su rayo naranja.
  1. Comienza por relajar todo tu cuerpo y respirar profundamente. Cierra los ojos y permite que cada parte de tu cuerpo deje ir la tensión.
  2. Cuando te hayas relajado, pide al arcángel Gabriel que te acompañe. Puedes rezar una oración al arcángel Gabriel o simplemente pedir su presencia como te salga del corazón.
  3. Expresa mentalmente o en voz alta lo que deseas sanar o lograr. Pide al arcángel Gabriel que te ayude a vivir en el presente y dejar atrás todo lo que ya no te sirve.
  4. Con los ojos cerrados, imagina que el color naranja llena todo el ambiente de la habitación donde te encuentras. Siente poco a poco su como trae la alegría a tu corazón.
  5. Respira e imagina que inhalas por la nariz el naranja que te rodea. Imagina que tu cuerpo se llena de la esencia del color naranja. Sonríe mientras respiras.
  6. Exhala, dejando salir el color naranja por la boca.
  7. Continúa inhalando y exhalando el color naranja durante el tiempo que desees.
  8. Cuando termines, permite que el color naranja se disipe poco a poco hasta que llegues a respirar solo luz blanca. No te apresures a salir de ese estado de relajación. Regresa poco a poco a la normalidad.
  1. Da las gracias al arcángel Gabriel por su regalo del color naranja y las bendiciones que representa para ti.
  2. Si lo deseas, utiliza alguna pieza de ropa naranja o prende una vela naranja para continuar beneficiándote de las propiedades del color naranja.
El color naranja del arcángel Gabriel es una manera de sentir florecer la creatividad y la alegría de vivir en tu mente y en tu corazón. Sus cualidades te pueden ayudar a mantener el pensamiento positivo, una actitud entusiasta y la mente abierta a nuevas ideas que puedan transformar tu futuro en lo que siempre has soñado.