El código navajo en la Segunda Guerra Mundial

800px-Defense.gov_photo_essay_100219-M-1318S-020.jpg
Codificadores navajo. Wikimedia Commons

Durante la Segunda Guerra Mundial los Cuerpos de Marina utilizaron la lengua de los indios navajos para transmitir mensajes cifrados  en el campo de batalla. Especialmente durante la batalla de Iwo Jima, se trasnmitieron cientos de mensaje con el código navajo, sin ningún error, durante interminable horas.

  Ya se habían usado los idiomas indígenas para formular un código indescifrable en la Primera Guerra Mundial, cuando la lengua choctaw se utilizó en la transmisión de mensajes tácticos secretos, lo que fue fundamental en el ataque sorpresa contra los alemanes.

 Alemania y Japón enviaron estudiantes a EEUU después de la guerra, para aprender idiomas y culturas nativas estadounidenses: Cherokee, Choctaw y Comanche, por lo que ya el código no era de confiar pues podía ser descifrado ya que sus claves se habían difundido.

 En 1942, Philip Johnston, quien sabía perfectamente la lengua de los Navajo ya que había vivido entre ellos, leyó un artículo en el periódico acerca de una división armada en Louisiana que estaba tratando de encontrar un idioma de los nativos para utilizarlo en un nuevo e indescifrable código.

Desde niño, Johnston conocía perfectamente el idioma y ls costumbres de los navajo ya que sus padres eras misioneros en un reservación de navajos. Tan bueno era su conocimiento que había sido seleccionado a los 9 años como intérprete para acompañar a una delegación indígena para cabildear por sus derechos en Washington.

 A pesar de l preocupación acerc de los resultados, los Cuerpos de la Marina decidieron probar su idea, y permitieron a Johnston experimentar con un programa piloto para el que reclutó a 29 indígenas navajos, de los cuales  29 llevaron  a cabo el plan de crear el código.

Los navajo llegaron a  Camp Elliott cerca de  San Diego en mayo de 1942. El idioma era perfecto para el propósito pues no tiene escritura y muy pocas personas que son navajos lo pueden hablar. Además de eso, los marines llevaron el código a un nivel más complejo, poniéndole nombres de pájaros en navajo a los distintos aviones.

Por ejemplo:

Avión de combate= zun-zun= Da-he-tih-ti

Bombardero=buitre=Jay-sho

Bombas= huevos= A-ye-shi

También crearon un alfabeto con letras representadas por las palabras cuya traducción empezara por esa letra. Más de una palabra correspondía a cada letra.  

Comenzaron con unas 240 palabras que se extendieron a  más de 400 en el transcurso de la guerra.

Unos 400 navajos participaron en la transmisión de mensajes tácticos mediante radio y  teléfono durante la guerra.

En la invasión de Iwo Jima, seis navajos operaban continuamente, enviando más de 800 mensajes sin un solo error.

Fueron utilizados en casi todas las operaciones en el Pacífico y se ganaron el respeto de  los marines.

Sin embargo su papel no fue reconocido sino hasta  que se desclasificó esa información en 1968.   

El presidente Ronald Reagan les hizo un reconocimiento y declaró en el 14 de agosto día de los codificadores navajos, en el año 1982. En 2000 el presidente Bill Clinton hizo una ley para otorgarles la Medalla Congresional a los primeros 29 navajos creadores del código, y le dio la medalla a los cuatro sobrevivientes en una ceremonia en Washington en 2001.