El cambio de voz se produce en la adolescencia

¿Tu hijo adolescente comienza a hacer gallos?

voz.jpg

La adolescencia es la época de los grandes cambios en el cuerpo humano. Todo en el organismo de los chicos y las chicas están en proceso de transformación, también la voz. Es muy conocido que al entrar en la pubertad, muchos chicos sufren lo que se conoce como gallos que son esos sonidos más agudos que se producen en medio de una palabra sin que ellos puedan hacer nada por evitarlo. A los adultos nos suele parecer divertido pero a los chicos les suele provocar vergüenza e intranquilidad.

Una buena forma de evitar esos sentimientos es que sepan que eso les ha ocurrido a todos los varones de la raza humana y que entiendan el proceso fisiológico que lo provoca.

De esa forma los chicos podrán combatir los sentimientos de vergüenza o aprensión que les provocan los cambios en la voz y la imposibilidad de controlarla durante ese periodo de sus vidas.

Por qué cambia la voz

El cambio de voz se  produce tanto en las chicas como en los chicos, aunque suele ser mayor en estos y es en los varones en los que se aprecia más. También es en los chicos en los que se advierten esos gallos o agudos incontrolables durante los meses en los que se produce la transformación.

La voz cambia porque cambia el cuerpo. Lo que llamamos voz de una persona es el sonido que cada uno emite en la caja de resonancia que forma la garganta. La garganta de los seres humanos es distinta cuando son niños y cuando son adultos, no solo porque cuando crecen se hace mayor, también se producen otros cambios.

Esos cambios están provocados, como el resto de transformaciones de la pubertad, por el aumento en la producción de hormonas: testosterona en los varones y estrógenos en las mujeres.

El aumento de producción hormonal provoca que la laringe, que es la parte principal de nuestra caja de resonancia y está en la garganta, se haga más grande.

También cambian las cuerdas vocales que son los dos músculos que tenemos en la garganta que nos sirven para articular las palabras. Esas cuerdas vocales se alargan y se ensanchan durante la pubertad. Cuando más largas son las cuerdas vocales más grave será el sonido que produzcan.

Los varones tienen las cuerdas vocales más largas y por eso las voces masculinas son, casi siempre, más graves que las femeninas.

También durante la pubertad cambia el rostro. Lo que vemos y lo que no vemos. Es decir cambian los rasgos faciales pero a la vez cambian los órganos que están bajo ellos: los senos paranasales, por ejemplo. Y esas cavidades que hay en nuestras caras también tienen su papel a la hora de formar nuestra voz. Así que todos esos cambios hacen que la voz cambie y se vuelva más grave.

Esos cambios no solo se producen en los niños, también las adolescentes cambian de voz aunque el cambio en las mujeres suele ser menor porque sus cajas de resonancia no cambian tanto con respecto a cómo eran mientras eran niñas.

En los varones hay otro cambio relacionado con el de la voz que es visible. Cuando su laringe aumenta de tamaño también cambia de posición y comienza a advertirse como un bulto que destaca en la garganta, lo que conocemos como nuez y que solo tienen los varones.

Cuándo se produce el cambio de voz

El cambio de voz se produce en la pubertad. Y como ocurre con esta, a unas personas les llega antes y a otras más tarde. Pero en general, las niñas cambian la voz sobre los 12 o 13 años y los niños sobre los 15 o los 16. Pero eso son solo líneas generales porque esos cambios pueden ocurrir antes o después. Y en todos los casos, siempre que se produzcan durante la adolescencia, serán normales.

Algo que deben saber los adolescentes que están preocupados con los gallos o agudos que su voz lanza de vez en cuando y que ellos no pueden controlar es que esto dura solo unos meses. Después todo se asienta y la voz, ya más grave, es perfectamente controlable. Aunque eso no quiere decir que haya adquirido su tono definitivo de adulto. Ese no suele llegar hasta pasados los 20 años.