El asesinato del presidente Abraham Lincoln

01
de 10

El asesinato de Abraham Lincoln

Una estampa del asesinato de Lincoln en el teatro Ford. Dominio público

El 14 de abril de 1864 el actor John W. Booth disparó a Abraham Lincoln hiriéndolo de muerte. Fue el primer Presidente de los Estados Unidos que falleció asesinado.

El magnicidio, en los últimos días de la Guerra de Secesión, sacudió al país pero no impidió el normal funcionamiento del Gobierno, que era el objetivo último del asesino y sus colaboradores. En este artículo se explican los hechos principales del asesinato, incluyendo el contexto, los protagonistas, la idea original , la noche fatídica y las consecuencias.

02
de 10

Quién es quién en el asesinato de Lincoln

Juicio a los conspiradores del asesinato de Abraham Lincoln. Dominio público

Los protagonistas en esta tragedia, por orden alfabético, son:

Atzerodt, George. Conspirador encargado de asesinar al vicepresidente Andrew Johnson. Condenado a morir ahorcado.

Booth, John Wilkes. El asesino del presidente. Fanático confederado y actor reconocido en su época y miembro de una familia muy conocida de actores. Falleció al ser disparado durante su detención.

Grant, Ulysses S. General del Ejército de la Unión. Los conspiradores pretendían también asesinarlo la noche en la que se mató al presidente Lincoln.

Harris. Una amiga joven del matrimonio Lincoln que acompaña a la pareja presidencial en el palco del teatro la noche del asesinato.

Herold, David. Conspirador. Acompaña a Powell hasta la casa del Secretario Seward y a Booth en su huída. Fue condenado a ser ahorcado.

Johnson, Andrew. Vicepresidente. Asume la presidencia tras el asesinato de Lincoln.

Lamon, W.H. Amigo de Lincoln al que éste le cuenta una pesadilla en la que el Presidente yacía asesinado en la Casa Blanca.

Leale, Charles. Médico que se encontraba entre la audiencia del teatro Ford y fue el primero en atender al Presidente. Posteriormente le apoyarían otros dos médicos que también se encontraban entre la audiencia. Leale de inmediato vio que era imposible salvar a Lincoln.

Lincoln, Abraham. Presidente de los Estados Unidos durante la Guerra de Secesión. Proclamó la Emancipación de los esclavos.

Lincoln, Robert y Tad. Los dos hijos del Presidente que vivían en ese momento. Robert lo acompaña unas horas durante su agonía. Curiosamente, estaría presente cuando 16 años más tarde unas balas asesinas alcalzan al presidente Garfield. Tad, el pequeño, y quien estaba muy unido a su padre, se enteró del asesinato mientras presenciaba una obra de teatro.

O`Laughlen, Michael. Conspirador encargado de asesinar al general Grant. Fallece en la cárcel de fiebre amarailla.

Powell, Lewis. Conspirador encargado de asesinar al secretario de Estado William Seward. Condenado a ser ahorcado.

Rathbone, comandante que se encuentra junto al Presidente en el momento del asesinato y que resulta herido por arma blanca intentando evitar que el asesino escapase.

Seward, William. Secretario de Estado que se encontraba convaleciente en cama cuando es atacado por Powell.

Surratt, Mary. Conspiradora. Fue condenada a morir ahorcada por haber ayudado a los otros implicados en el magnicidio. Fue la primera mujer condenada por el gobierno federal a la pena de muerte.

Todd Lincoln, Mary. Primera dama. Acompañaba a su esposo en el momento de su asesinato en el palco del teatro Ford.

03
de 10

El contexto histórico del asesinato de Lincoln

Der: General William Sherman, General Ulysses Grant, presidente Abraham Lincoln, General Porter
Generales Sherman, Grant y Porter junto a Lincoln a bordo del Virginia, paara negociar con los confederados. Dominio público

El asesinato tuvo lugar en los últimos días de la Guerra de Secesión (1861-1865). Cinco días antes el general Robert E. Lee, líder de los Confederados, se había rendido al general Ulysses S. Grant. Al mismo tiempo Davis, el presidente de los estados sureños rebeldes, y todo su gobierno se encontraban huidos.

Aunque la victoria de la Unión era ya un hecho, el asesino de Lincoln y los conspiradores que le acompañaron buscaban futilmente evitar una derrota confederada provocando una interrupción en el gobierno de Washington.

04
de 10

Planes para secuestrar al Presidente Lincoln

Lincoln_y_McClellan_1862-10-03.jpg
Lincoln junto al general McCleland en el campamento de Antietam. Dominio público

En un principio la idea era secuestrar a Lincoln con el fin de entregárselo a las tropas confederadas y, así, forzar que se reanudara el intercambio de prisioneros entre los dos ejércitos. El mes anterior (marzo de 1865), el general Grant había puesto fin a esta práctica al entender que muchos de los prisioneros liberados se unían al ejército confederado, alargando así la guerra.

Para este plan Booth reclutó la ayuda de Atzerodt, Powell, Herold, O´Laughlen, Surratt y el hijo de ésta, John.

El 17 de marzo los conspiradores planeaban secuestrar al Presidente a la salida del hospital militar Campbell, donde se suponía que iba a presenciar una obra de teatro. Sin embargo, el plan se frustró al cambiar Lincoln sus planes y acudir esa noche al Hotel Nacional a saludar al gobernador Oliver Morton. Curiosamente, ése era el hotel en el que en esos días se alojaba Booth, que no se encontró en él con el Presidente precisamente por estar esperándolo en el lugar equivocado para secuestrarlo.

Se cree que Booth cambió la idea original de secuestrar al Presidente por la de asesinarlo el día 11 de abril, tras haber escuchado en la Casa Blanca un discurso de Lincoln en el que éste defendía reconocer el derecho al voto de los ex esclavos.

05
de 10

La pesadilla premonitoria

Es aceptado por los historiadores que el 11 de abril Lincoln le contó a su amigo W.H. Lamon la siguiente pesadilla, que el Presidente habría tenido unos diez días antes:

Tras acostarse muy tarde se quedó dormido y en sus sueños oyó gente llorando. Los sollozos le hicieron levantarse y bajar las escaleras. Seguía oyendo lloros pero no veía quién lloraba y así comenzó a avanzar por el piso, pasando de habitación en habitación. Todas vacías. Hasta que llegó a la East Room de la Casa Blanca, donde vio un féretro y un cuerpo guardado por soldados. Y el Presidente, en el sueño, preguntó :¿quién ha muerto? Y un soldado respondió: el Presidente, que ha sido asesinado. Y en ese momento Lincoln despertó.

Al parecer el Presidente había estado preocupado por la pesadilla y le reconoció a su amigo Lamon que desde entonces había estado inquieto.

06
de 10

Reconstrucción del atentado

Representación del asesinato de Lincoln. Dominio público

El presidente Lincoln llegó al teatro Ford acompañado por su esposa Mary Todd y se dirigió al palco presidencial. Fue recibido por la música de Hail to the Chief (Saludos al Jefe) y con una ovación por los 1,700 espectadores que llenaban teatro en el que se representaba la obra Nuestro primo americano.

Aproximadamente a las 10:15 pm el Presidente dijo sus últimas palabras al contestarle a su esposa :”no pensará nada”, referido a lo que podría estar pensando la señorita Harris, que les acompañaba en el palco, sobre el hecho de que la señora Lincoln había llegado de la mano de su esposo.

Sobre las 10:25 pm Booth se acercó a la puerta del palco presidencial. El policía que debía guardar la puerta no estaba allí, ya que se había ido a la cantina con el cochero del propio Lincoln. En un momento de carcajadas provocadas por la obra de teatro durante el Acto III, Booth aprovechó para sacar un revolver y disparar a corta distancia en la nuca del Presidente, hiriéndolo mortalmente y provocando un grito de la Primera Dama, que se dio cuenta de lo ocurrido.

El comandante Rathbone intentó agarrar al asesino para evitar que escapase, pero éste le asestó dos puñaladas y consiguió escapar saltando sobre el balcón del palco y cayendo al escenario. En el proceso se fracturó la tibia, lo cual no le impidió seguir caminando.

Una vez en el escenario gritó “Sic semper tyrannis”, que es lema en latín del estado de Virginia y que significa “así siempre a los tiranos” y con el que pretendía declarar que se trataba del asesinato de un tirano.

Por unos segundos la audiencia pensó que Booth era parte de la obra hasta que los gritos de la señora Lincoln y Rathbone alertaron de lo que había pasado, resultando en un gran alboroto y confusión. En este contexto, el asesino consiguió salir del teatro y escaparse a caballo.

07
de 10

Muerte del presidente Lincoln

Casa donde murió Lincoln frente al teatro Ford. Dominio público

La primera persona en atender a Lincoln fue Charles Leale, un médico del Ejército que esa noche estaba en el teatro. Al entrar en el palco presidencial se encontró al Presidente que apenas podía respirar, a Mary Tood sufriendo un ataque de ansiedad y al comandante Rathbone sangrando en abundancia por sus heridas. Inmediatamente llegó otro doctor, Charles Taft, que también se encontraba entre la audiencia.

Los médicos pronto se dieron cuenta de que era imposible que el herido se recuperase. El disparo había sido mortal ya que la bala había fracturado el cráneo, atravesado el cerebro y se encontraba alojada a la altura del ojo derecho.

Leale, Taft y otro médico, también en la audiencia, decidieron trasladarlo con la ayuda de unos soldados fuera del teatro. En brazos sacaron al presidente del teatro, cruzaron la calle y lo llevaron al primer piso de la casa de hospedaje William Petersen. La razón de llevarlo allí fue simplemente que uno de los inquilinos gritó “traedlo aquí, traedlo aquí”.

Durante las horas siguientes Robert Lincoln, el hijo mayor del presidente, acompañado por varios médicos, veló por varias horas a su agonizante padre, aunque no estaba presente en el momento final. La señora Lincoln tuvo que ser sacada de allí por sufrir un ataque de nervios. Mientras, la noticia se esparcía por todo el país dejando a los ciudadanos en un auténtico estado de shock.

Finalmente, el presidente fallecía a las 7:22 am del día 15 de abril, a la edad de 56 años.

08
de 10

Asesinatos frustrados esa misma noche

Teatro Ford. Dominio público

Como parte de la conspiración para asesinar al presidente Lincoln y así interrumpir el funcionamiento regular del gobierno de los Estados Unidos, los conspiradores –dirigidos por Booth- decidieron llevar otros ataques mortales la misma noche del magnicidio. Ninguno consiguió su objetivo.

Michael O` Laughlen se subió al tren en la estación de Union que se dirigía a Filadelfia con el objetivo de asesinar al general Ulysses S. Grant que viajaba acompañado por su esposa Julia. El ataque fue un fracaso ya que Laughlen no puedo acercarse a la pareja, que viajaba en un vagón privado y cuyo acceso estaba controlado por empleados de la compañía de trenes.

La misma noche Lewis Powell debía de asesinar a William H. Seward, secretario de Estado. Seward se encontraba en cama recuperándose de las heridas sufridas varios días antes al sufrir un accidente en su carruaje.

Powell consiguió entrar en la casa asegurando que traía medicinas departe del doctor y debía mostrarle a Seward cómo tomarlas. En su camino hacia la habitación en la que se encontraba su víctima fue parado por uno de los hijos que consideró que la presencia del intruso resultaba extraña. Surgió una pelea en la que Frederick Seward resultó herido por un puñal y consiguió librarse de un disparo de Powell.

A continuación Powell consiguió apuñalar al propio Secretario de Estado, otro de sus hijos, a su hija Fanny, a un sargento que se entraba en la casa e incluso a un mensajero que recién llegaba a la casa con un telegrama. Ninguno de los heridos recibió heridas mortales pero no pudieron impedir la huida de Powell, quien en su retirada gritaba “estoy loco, estoy loco”.

George Atzerodt era el encargado de asesinar al vicepresidente Andrew Johnson en el hotel Kirwood, donde se alojaba. Sin embargo Atzerodt se emborrachó y fue a dormir la borrachera a otro hotel, no atentando contra el vicepresidente.

09
de 10

Consecuencias del asesinato de Abraham Lincoln

Reproducción del féretro de Lincoln. Dominio público

La muerte del Presidente, el primero en ser asesinado, provocó un estado de conmoción en todo el país. Millones de personas se aceraron a las vías del tren para mostrar respeto al cuerpo del presidente, en su viaje final a Springfield, Illinois.

Johnson se convirtió en Presidente y Seward siguió ocupando la cartera de Secretario de Estado. En 1867 negoció la compra de Alaska a los rusos.

El 26 de abril unos soldados del Ejército rodean el establo en el que Booth se escondía en una finca dedicada al cultivo de tabaco, dándole la oportunidad de rendierse en 15 minutos o se tomaría el recinto. Booth se negó a rendirse y recibió un disparo que le causó la muerte tras dos horas de agonía. Su última palabra fue “inútil”.

Ocho personas fueron finalmente acusadas de formar parte de la conjura y fueron juzgadas en 1885 por un tribunal militar. Cuatro de ellas fueron ejecutadas: Lewis Powell (atentado de Seward), George Atzerodt (Andrew Johnson), David Herold (acompañó a Powell hasta la casa de Seward y acompañó a Booth en su huida) y Mary Surratt (conspiradora).

Las otras cuatro fueron declaradas culpables. O`Laughlen falleció en prisión poco después por fiebre amarilla y los otros tres fueron perdonados por el presidente Johnson.

10
de 10

Curiosidades relacionadas con el asesinato de Lincoln

Ejecución de los conspiradores en el asesinato de Lincoln. Dominio público

El asesino Booth formaba parte de una familia muy reconocida de actores. Su hermano Edwin es considerado el mejor actor de Estados Unidos del siglo XIX. Precisamente Edwin salvó la vida de Robert Lincoln, el hijo mayor del Presidente, unos meses antes del magnicidio.

Tal y como siempre reconoció Robert, éste había metido un pie entre un tren y la plataforma cuando el tren comenzó a avanzar y él se quedó atrapado. De repente una persona lo agarra y consigue rescatarlo. Robert reconoció al actor Edwin Booth, que era muy famoso. Sin embargo, Booth no supo hasta mucho tiempo después que al muchacho al que había salvado la vida era el hijo del Presidente.

La señorita Harris y el comandante Rathbone, que se encontraban con los Lincoln el día del asesinato acabaron casándose, si bien tuvieron un triste final. Rathbone perdió el juicio y asesinó a su esposa. Pasó el resto de su vida internado en una institución mental.

Lincoln fue el primero de cuatro presidentes que ha sido asesinado. Todos tienen en común haber ganado elecciones presidenciales en un año acabado en cero. Es lo que se conoce en Estados Unidos como la maldición de Temcuseh.

El teatro Ford, tras pasar por múltiples usos y haber sido prácticamente destruido, reabrió en 1968 de nuevo como teatro. El palco presidencial permanece siempre vacío.