El arcángel Zadquiel - la justicia de Dios

¿Quién es y qué significa el arcángel Zadquiel?

Arcángel Zadquiel del Maestro de Calamarca
Arcángel Zadquiel por el Maestro de Calamarca, Siglo XVII, óleo sobre tela 161 x 109,2 cm, Iglesia de Calamarca, La Paz, Bolivia. © Dominio público

El arcángel Zadquiel es “la justicia de Dios”. También se le conoce como Zadkiel, Hesediel, Zadakiel, Zedekiel, Zedekul, Sachiel y Tzadqiel. En hebreo, su nombre se escribe צדקיאל.

Por ser la “justicia de Dios” es también el ángel de la benevolencia y la misericordia. Es el arcángel de la libertad, que le recuerda al ser humano que tiene libre albedrío para actuar y tomar decisiones propias. Al igual que Dios es infinitamente justo, Zadquiel representa la capacidad divina del perdón.

Es el patrón de todos aquellos que perdonan.

El arcángel Zadquiel en el judaísmo y el cristianismo

La tradición rabínica considera al arcángel Zadquiel como el ángel de la misericordia. Aunque no es mencionado en la Biblia por nombre, se le asocia con el ángel que detuvo a Abraham antes de sacrificar a su hijo, Isaac.

Distintas tradiciones judías le asignan diferentes papeles. Según la escritura rabínica, el arcángel Zadquiel pertenece a los Hashmallim. Los Hashmallim son las Dominaciones en la jerarquía de ángeles cristiana. A veces se le considera como el jefe de esa orden de ángeles.

En la Cábala, la posición del arcángel Zadquiel en el Sefirot es la cuarta, lo que lo relaciona con la misericordia.

El arcángel Zadquiel en textos religiosos

El Zohar lo nombra como uno de los dos arcángeles que ayudan al arcángel Miguel a pelear contra el mal.

La tradición judía lo identifica con el "ángel del Señor" mencionado en Génesis, en el capítulo 22 de la Torah y en la Biblia, cuando el profeta Abraham prueba su fe.

Otros papeles del Arcángel Zadquiel

Algunas personas identifican al arcángel Zadkiel como uno de los dos portadores del estandarte del arcángel Miguel en la batalla. El otro es el arcángel Jophiel.

Al arcángel Zadkiel también se le asocia con el planeta Júpiter. Se le identifica con los signos de Sagitario y Piscis.

Aquellos que lo llaman Sachiel, piensan que ayuda a la gente a ganar dinero y que los motiva a ofrecer donaciones de caridad.

El arcángel Zadquiel es el encargado del rayo violeta, que facilita la meditación y realza las habilidades psíquicas.

El arcángel Zadquiel en el arte

No es común encontrar imágenes del arcángel Zadquiel, pero porque se le asocia con la historia bíblica de Abraham y su hijo Isaac, su atributo es un cuchillo o una daga.

Las representaciones contemporáneas del arcángel Zadquiel lo muestran pintado, vestido o rodeado del color violeta. Casi siempre lleva un halo amarillo, el color complementario del violeta, que representa la sabiduría divina.

San Zadquiel y tú

El ángel de la misericordia, el perdón y la libertad ayuda a la gente a acercarse a Dios y aceptar su gracia misericordiosa. Zadquiel ayuda a las personas cuando han hecho algo incorrecto, acercándolas a Dios y guiándolas a reconocer el amor y el perdón divinos. Motiva a las personas a orar y entrar en comunión con Dios.

El poder de San Zadquiel para inspirar el perdón en el ser humano incluye la motivación para perdonar a las otras personas. Es el ángel que te guía en el camino del perdón y te presenta la posibilidad que Dios te ofrece para liberarte de las cadenas del resentimiento.

El arcángel Zadquiel te ayuda a imponerte ante el dolor para encontrar tu capacidad de perdonar.

Su poder reside en ayudarte a sanar las memorias que te impiden dejar ir el dolor. Te ayuda a mostrarle misericordia a las personas que te han hecho daño.

Según la autora Doreen Virtue en su libro Arcángeles y maestros ascendidos, el arcángel Zadquiel es un ángel sanador que trabaja junto al arcángel Miguel para reemplazar energías negativas por fe y compasión. Aunque el arcángel Zadquiel te ayuda a perdonar, dice la Dra. Virtue, eso no significa que apruebes el comportamiento de la personas que te ha hecho daño, sino que has decidido no llevar más los residuos emocionales de situaciones obsoletas.

Al igual que sana tu mente y la limpia, el arcángel Zadquiel te ayuda a liberarla para poder aprender cosas nuevas, lo que también lo convierte en el arcángel de la buena memoria.

Puedes pedirle ayuda en todo lo que tenga que ver con encontrar objetos perdidos, mejorar la memoria, recordar información importante y estudiar.