El anillo vaginal como método anticonceptivo

Descubre todas las ventajas del anillo vaginal anticonceptivo

El anillo vaginal es un dispositivo anticonceptivo hormonal en forma de anillo, formulado para ser usado por las mujeres. Está elaborado en un material transparente y debe ser colocado dentro de la vagina. NuvaRing es la única marca comercial que ha sido aprobada en los Estados Unidos por la Food and Drug Administration.

Se necesita prescripción médica para usar el anillo vaginal. Es importante que sepas que NuvaRing no te protege contra las enfermedades de transmisión sexual, para ello, utiliza métodos de protección de barrera como el condón.

¿Cómo funciona el anillo vaginal?

Al igual que las pastillas anticonceptivas, el anillo vaginal libera hormonas que impiden que se produzca la ovulación y, en consecuencia, el embarazo. También hace que el moco cervical se vuelva más espeso y de esta manera impida que los espermatozoides puedan fecundar el óvulo.

Grado de efectividad del anillo vaginal

La efectividad del anillo vaginal anticonceptivo es alta, de aproximadamente un 99%. Solo 1 de cada 100 mujeres que lo usan quedará embarazada durante el transcurso de un año.

¿Cómo usar el anillo vaginal?

Tu médico determinará si es el momento correcto para comenzar a usar el anillo anticonceptivo según tu ciclo menstrual y los métodos anticonceptivos que hayas usado anteriormente. Durante la primera semana que uses NuvaRing puedes tener que usar un método anticonceptivo no hormonal de respaldo. Esto no será necesario si antes estabas usando anticonceptivos orales combinados o el parche anticonceptivo.

La efectividad del anillo vaginal dura tres semanas ininterrumpidas. Después debes retirarlo y unos tres días después ocurrirá un sangrado similar al que ocurre durante el ciclo menstrual. Una semana después de haber retirado el anillo, debes colocar uno nuevo aunque todavía sigas sangrando.

A continuación se explica la forma de colocar el anillo anticonceptivo:

1. Saca el anillo de su envoltorio.

2. Colócate en una posición cómoda, ya sea de pie, cuclillas o acostada.

3. Presiona el anillo entre tus dedos pulgar e índice, de manera que sea más fácil introducirlo.

5. Ahora, empuja suavemente el anillo dentro de tu vagina, hasta que sientas que está ubicado en un lugar que es cómodo para ti.

6. La posición exacta del anillo no importa, ya que hará su efecto mientras esté dentro de la vagina.

7. No tienes que retirarlo cuando vayas a tener sexo, sin embargo, si te resulta más cómodo puedes retirarlo antes del sexo y después volverlo a introducir.

Ventajas de usar el anillo vaginal

  • Cómodo y fácil de usar.
  • Después de colocado, permanece allí haciendo su efecto por varias semanas.
  • Libera menos cantidad de hormonas en el cuerpo que otros anticonceptivos hormonales, con lo que se reduce el riesgo de efectos secundarios.
  • No afecta la espontaneidad del sexo.
  • Puede ser removido en cualquier momento y la fertilidad se recobra con rapidez.
  • Ocasiona menos sangramientos irregulares que las pastillas anticonceptivas.
  • Es seguro para mujeres que son alérgicas al látex.
  • Suele no ocasionar aumento de peso en sus usuarias.

Efectos secundarios del anillo vaginal

  • Irritación o infección vaginal
  • Sangramiento
  • Aumento en la secreción vaginal
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas
  • Depresión
  • Reducción del deseo sexual
  • Sensibilidad o dolor en los senos
  • Mayor riesgo de sufrir de problemas de coagulación, ataque cardíaco, derrame cerebral y síndrome de shock tóxico.

¿Quiénes no deberían usar el anillo vaginal?

Si presentas alguna de las siguientes condiciones es posible que tu médico te recomiende no usar el anillo vaginal:

  • Estás amamantando a tu bebé.
  • Sufres de diabetes con complicaciones en los vasos sanguíneos.
  • Tienes más de 35 años y fumas.
  • Has tenido historia médica con coágulos, o cáncer (mamas, uterino o hepático).
  • Has tenido ataques cardíacos o derrame cerebral.
  • Has tenido alguna enfermedad en el hígado.
  • Tienes presión arterial alta no controlada.
  • Presentas sangrado vaginal sin causas conocidas.
  • Sufres de migrañas con aura.
  • Eres sensible a cualquiera de los componentes de NuvaRing.