Ejercicio taoísta para engrosar el pene y fortalecer la erección

01
de 01

Ejercicio taoísta para engrosar el pene y fortalecer la erección

Ejercicio para engrosar y fortalecer el pene
Símbolos de fertilidad - Bhutan. ©Peter Adams/Photolibrary/Getty Images

Este ejercicio está basado en las prácticas taoístas de la antigua China y su propósito es engrosar el pene, dar forma de hongo al glande y fortalecer la erección. El pene o "Tallo de Yade" constituye la fuerza masculina creadora del universo y es representado por el símbolo yang del sol, o fuerza vital. Este ejercicio tiene múltiples beneficios para tu sexualidad y tu salud que bien vale el esfuerzo de realizarlo al menos tres veces a la semana.

Con la práctica constante de este ejercicio se engrosa el pene y se le da forma de hongo, que es la forma más favorable del pene en estado de erección, porque es capaz de brindar mayor satisfacción durante la penetración. Un pene con forma de hongo masajea y estimula mejor las paredes vaginales, el punto G y las proximidades del cuello uterino.

Se basa en la ejercitación de los músculos pélvicos que, de acuerdo a la medicina tradicional china, activan los 8 meridianos extraordinarios, responsables de mantener la salud y longevidad de la energía y las glándulas sexuales de una persona.

Ayuda también al despertar de la energía sexual suprema - fuerza de la serpiente - un concepto similar a la energía kundalini en en yoga. Se le llama también la "fusión del sol, la lluvia y las nubes". La práctica de este ejercicio permite dirigir la energía sexual hacia arriba por la columna y hacerla circular por todo el cuerpo, previniendo enfermedades y generando bienestar físico y anímico. Ayuda a que el acto sexual no produzca desgaste en el hombre sino, por el contrario, fortalecimiento de su vigor y energía.

5 pasos para engrosar tu pene y fortalecer tu erección

Puedes realizar este ejercicio todos los días o al menos 3 veces a la semana para ver sus resultados.

1. Engrosa el glande y logra una erección firme

Este paso dirige la sangre hacia el glande, logrando que se fortalezca la erección, se agrande el glande y adquiera la forma de hongo.

  • Toma con la mano izquierda tu pene y desliza 72 veces en forma ascendente - desde los testículas hasta llegar al glande - como si lo estuvieras ordeñando. Realiza movimientos firmes pero ciudadosos, para evitar cualquier lesión.

  • A continuación realiza estos mismos movimientos con tu mano derecha 72 veces.

2. Fortalece aún más tu erección

Con el paso fortalecerás mucho más tu erección mediante movimientos de compresión. Gracias a este tipo presión lograrás erecciones cada vez más intensas.

  • Comprime (aprieta) el tallo de tu pene con la mano izquierda 72 veces - por debajo del glande - hasta que se vuelva duro como una piedra.

  • Aprieta ahora tu pene 72 veces con la mano derecha.

3. Desensibiliza tu pene y estabiliza su forma y dureza

El ejercicio de desensibilización también fortalece y aumenta el glande, estabiliza su forma de hongo. Mejora además la forma y firmeza de todo el pene. Además te permitirá lograr orgasmos más intensos.

Muchos se preguntarán ¿para qué desensibilizar el pene? En ningún caso se trata de impedir que percibas placer sexual en tu glande y todo el pene. Los maestros taoístas lo hacían con el propósito de retrasar la eyaculación y mantenerse activos por más tiempo durante el encuentro sexual. Gracias a esta práctica podían satisfacer mejor a sus parejas y ellos mismos disfrutar más del sexo. Si eyaculas a los pocos minutos después de haber penetrado, este paso es esencial para ti, ya que te ayudará a evitar la eyaculación precoz.

  • Siéntate en una silla, abre tus muslos y coloca la planta de tus pies firmemente en el suelo.

  • Agarra tu pene por la raíz con la mano izquierda - cerca de tu hueso púbico - y muévelo enérgicamente 72 veces de un lado a otro, hasta que el glande toque tus muslos.

  • Mueve ahora enérgicamente tu pene 72 veces de un lado a otro con tu mano derecha. 

  • La clave es realizar este ejercicio con energía, pero evitando siempre que cause daño o dolor.

4. Activa tus hormonas sexuales estimulando tus testículos

Este paso estimula la producción de hormonas sexuales masculinas, lo que repecute positivamente en el funcionamiento sano de los órganos genitales

  • Siéntate en una silla con los muslos ligeramente abiertos.

  • Repite 49 veces este movimiento de comprimir y soltar los testículos.

  • Puedes hacer el ejercicio a través de tu ropa interior, si te resulta más cómodo.

5. Activa tu energía sexual y estabiliza tu erección con este masaje

La energía sexual - yin chi - se localiza en la zona del vientre, debajo del ombligo. El masaje en esta zona activa la energía sexual, la vitalidad de los órganos y glándulas del cuerpo, y mejora tu respuesta sexual, incluida la erección y la producción de esperma. También ayuda a mantener un sano nivel de deseo sexual.

  • Sentado en una silla, frota tus manos enérgicamente una contra la otra, para activar la energía en ellas.

  • Sostén con tu mano derecha tus testículos, sin presionarlos. Siente la energía cálida de tu mano sobre ellos, energizándolos.

  • Coloca ahora tu mano izquierda en la zona del vientre, bajo el ombligo y cerca del pubis. Con rapidez y energía, haz movimientos circulares en el sentido contrario a las agujas del reloj hasta completar 81 espirales. Este movimiento activa la energía sexual y la dirige a los principales órganos y centros energéticos del cuerpo.

  • Sacude tus manos y vuelve a frotarlas entre sí. Sostén tus testículos con tu mano izquierda. A continuación, dibuja espirales con tu mano derecha por 81 veces en el sentido de las agujas del reloj. Este movimiento sirve para almacenar y resguardar tu energía sexual.

  • Al finalizar vuelve a sacudir tus manos durante 15 segundos para liberarte del exceso de energía en ellas.

Continúa leyendo:

Fuentes:

Zettnersan, Chian (2005). Los secretos de la sexualidad taoísta: El Tao de la energía sexual, la salud y la longevidad .